Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

"Si el Partido Conservador apoya a Pastrana, pues habrá que apoyarlo", asegura ex ministro Holguín

Aunque añade, en entrevista con María Isabel Rueda: "Lo que noto es que él ha tenido una posición y el Partido otra distinta. No sé cuál va a cambiar. ¿El Partido, o el ex presidente Pastrana?"

MARÍA ISABEL RUEDA: Voy a comenzar con la pregunta que le harían sus enemigos. ¿Ya se despertó?

CARLOS HOLGUÍN SARDI: (Risas).

Es que lo noto descansado y con muchas ganas de hacer política...

Lo primero, bastante. Y sobre las ganas de hacer política... pues también.

¿Por qué hay la sensación de que usted y el ex presidente Andrés Pastrana están enfrentados y que los planes que cada uno tiene para el Partido Conservador chocan?

En lo absoluto. Eso no lo puede sostener nadie.

¿Entonces miraría con buenos ojos que él asumiera la presidencia del Partido?

Si el Partido lo quiere así, tiene todas las credenciales para serlo. Ha sido un exitoso jefe de la Nueva Fuerza Democrática, después de la Alianza por el Cambio.

¿Un partido como el Conservador, que ha sido uno de los principales aliados del presidente Uribe, puede darse el lujo de ser comandado por un antiuribista?

Es la incógnita que hay que despejar: quién va a cambiar.

¿Usted cambiaría?

¿Yo? No. He estado en una posición en la cual me he sostenido permanentemente. Superamos todo vestigio de división, tenemos al Partido en su mejor momento, unido, consolidado y con un gran futuro inmediato. Tenemos las llaves de la política. Ahora, más que nunca, es la fuerza que decide.

¿Se le mediría a competir contra Andrés por la presidencia del Partido?

Sinceramente, soy amigo de todos los conservadores. Todos los que hoy aspirarían al directorio nacional me ayudaron a hacer lo que hicimos y, además, fueron conmigo solidarios en el Ministerio. Hoy aparecer yo quitando un voto aquí, otro allá...En todo caso, eso se haría por consulta popular. Efraín Cepeda, dentro de las muchas cosas buenas que ha hecho en su presidencia, ha tenido el coraje de sostener que llevará al Partido a esa consulta en octubre.

La jefatura del conservatismo

¿Definitivamente prefiere una presidencia colegiada?

En el Partido, a diferencia del Partido Liberal, nunca han prosperado las jefaturas únicas, porque siempre han producido una división. Ya superamos como 60 años de división, llevamos ocho de unión, no es el momento de volver a abrirla. Si a mí me ofrecieran la jefatura única, yo pediría que fuéramos a la elección de directorio, en la que, con base en la consulta popular, resultara representado todo el Partido.

¿Y la posibilidad de la jefatura del ministro Andrés Felipe Arias? Por ahí está sonando...

Andres Felipe se las trae. Tiene mucho 'perrengue'. Pero creo que el Partido tiene que pensar muy seriamente en ese cuento de las jefaturas únicas. Somos un colectivo con millones de cabezas, y por eso es buena una dirección colegiada, ojalá con personas como Andrés Felipe, para que pueda arrancar en firme su carrera política. De pronto lo que hay que hacer con el Partido Conservador es un poco lo que Fraga hizo con el Partido Popular: permitir que vayan apareciendo personas, hasta que surja un Aznar, en el que en un principio nadie creía.

¿Distinto de Andrés Felipe, hay jóvenes en el conservatismo?

Muchísimos. Cada vez les gusta más eso del orden y rechazan ese cuento de la revolución y de la demagogia. Pero no hemos sabido vender eso. Tenemos un grave problema de comunicación. A veces pienso que el conservatismo tiene vocación de partido clandestino. Hace cosas y no cacarea. Por ejemplo, ¿cuándo va a reconocer el país que toda la política social del Gobierno del presidente Uribe es nuestra, y que se la diseñamos en el segundo año del primer gobierno?

Usted también ha dicho que aspira a ser candidato único de su partido para el 2010. ¿Eso sería en una línea continuista u oposicionista con el Gobierno de Uribe?

Cualquier candidato oposicionista está condenado a fracasar. En este momento, el país no está preparado para que Uribe entregue la posta. Lo que al país le podría llegar a interesar sería un movimiento de avanzada nacional que le dé la seguridad de que todo este vuelco que ha dado Uribe va a continuar, con un estilo quizás diferente, con énfasis distintos.

¿Se siente capaz usted?

Sería pretencioso decirlo, porque es muy difícil compararse con una persona como el presidente Uribe. Pero estaría en disposición de aceptar el reto.

La Reelección

¿El Partido Conservador apoyará o no el referendo para la reelección?

Pues yo propuse hacer esa consulta interna el 25 de octubre. Pero lo que se me ha contestado es que el partido ya decidió que va con candidato único en el 2010 y que hemos trabajado para eso muy duro.

¿Eso es incompatible con el apoyo al referendo?

No, el referendo puede pasar y queda abierta la posibilidad, de todas maneras, de que haya candidato propio.

Insisto en que veo ambas cosas como incompatibles...

No lo son, pero tiene que haber una definición muy clara porque puede confundirse mucho la opinión si no se sabe para qué es lo uno y para qué es lo otro. Sugeriría que, presentado el referendo, se presente un acto legislativo para permitir la reelección en el 2014. Es decir, el mismo texto del referendo, pero mediante un acto legislativo que reforme la Constitución, para evitar todo ese desgaste y que el Congreso haga lo que le corresponde.

¿Por qué para el 2014 y no para el 2010?

Depende de la interpretación del texto del referendo: "Quien haya ejercido por dos períodos la Presidencia, podrá aspirar a un tercer período". Note que ese "haya" es un pasado pluscuamperfecto.

Pues claro, cuando se venza el segundo período ya todo queda en pasado...

Pero la elección se produce antes de que se acabe el segundo período, luego no lo cobija el "haya". Ahí hay un tema jurídico complicado e interesante.

En eso a Luis Guillermo Giraldo no se le pasa una coma. Pero admito que la polémica cabe...

¿Entonces?

¿Y esa redacción tan ambigua, no será hecha a propósito para lo del 2014?

Luis Guillermo Giraldo es el que le puede dar la respuesta. Pero yo tengo mi sospechita.

Si Uribe es candidato, ¿usted le jala?

Por supuesto que no. No puedo ser el contrahombre de Uribe en nada, después de haber estado comprometido durante seis años hasta los tuétanos con él. Sería un acto de incoherencia que no tendría sentido.

El ministerio

A usted lo reemplaza Fabio Valencia Cossio y se saca un borrador de reforma judicial de debajo del brazo. ¿A qué horas se la craneó? ¿La tenía guardada debajo de la almohada?

A mí también me sorprendió mucho, aunque Fabio es una persona de unas capacidades extraordinarias. Yo aspiraría a que mi sucesor implementara la reforma a la Justicia que se hizo con las ocho leyes que sacamos. El borrador presentado apunta a una reforma burocrática, que indica quién elige a quién, y con todo respeto, yo no creo que ese sea el problema de la justicia.

¿Y esas reformas permiten eliminar el 'roscograma'?

Ese es un término peyorativo para expresar algo que vale mucho en una democracia, como es la distribución del poder. Cuando hay elección, cuando se elige gente, esa gente elegida tiene que distribuir el poder. Es la diferencia entre la democracia y la autocracia. En una autocracia nadie distribuye nada. El autócrata los nombra a todos, él sólo con sus amigotes y nadie más interviene.

¿O sea que para usted lo del 'roscograma' es un escándalo chimbo?

Vuelvo a decir, es un término peyorativo. La sana distribución del poder es consustancial a la democracia.

¿Pero es sano que entre las cortes, la Fiscalía y la Procuraduría se nombren entre sí?

Depende de los méritos.

Pues ese es el problema: que no es por los méritos sino porque son parientes, amigos, amigas de los que recomiendan.

Dicen que es para pagar el favor político de la elección. Pero, pues si eso no gusta, eliminemos el sistema de elección, que nadie elija a nadie, y el autócrata, que no debe nada, que sea el que elija a su antojo, y que se despache todo el poder para él solo.

Polémica teoría. El Gobierno dejó hundir la reforma política en el Congreso por el cuento de la silla vacía, y la comisión de notables que usted dejó instalada la volvió a proponer...

No sé qué pasó allí. La impresión que tengo es que eso resultó un compendio de lo que a cada cual se le ocurrió. Quedé como desencantado con el trabajo de la comisión.

¿Qué opina del problema en el que está metido su sucesor por las andanzas del hermano?

Es lamentable. Me duele, porque es difícil para todos. Para el Gobierno, para el Presidente y desde luego para él. Pero no creo que Fabio tenga que renunciar por eso.

En una de esas grabaciones el fiscal Valencia Cossio y el empresario Juan David Sierra están como afanados de que usted, "ese man", se vaya cuanto antes...

Pues menos mal. ¿Qué tal que más bien hubieran querido que me quedara? (Risas)

Definitivamente, sí se despertó...

María Isabel Rueda
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Política
Fecha de publicación
24 de agosto de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: