Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Hace cinco años, materia de historia salió del currículo y solo se dictan unas tres horas semanales

En Colombia se enseña pero mezclada con temas de gobierno escolar o democracia, aunque cada colegio tiene autonomía para decidir cuánto tiempo le invierte.

Además, en muchas instituciones los maestros ya optan por no pedir libros y los estudiantes consultan por Internet o en bibliotecas los temas de historia. Lo poco que se enseña sobre el país se limita a fechas y nombres de ex presidentes.

Juan José Villegas abre su libro de cuarto grado y señala la imagen de Cristóbal Colón.  Repite cómo llegó a América, cuáles tribus había entonces y da fechas importantes. A él le gusta esta materia, pero tiene que retener muchos datos.

De eso se queja Juan Diego, un muchacho de octavo grado del Colegio Corazonista (Bogotá). Según él, se aprendería más con obras de teatro sobre esos momentos clave del país.

Ninguno de los dos está lejos de lo que opinan pedagogos e historiadores sobre la forma como se dicta esta asignatura en escuelas del país.

El doctor en historia Javier Guerrero asegura que esta clase se ha limitado a los perfiles de hombres destacados y al recuento de presidentes.

"Tuvimos, en el siglo XX, una historia tan vergonzosa, que las referencias solo hablan de en qué año y qué hizo tal o cual gobernante; el resto se queda por fuera", dice.

Y la maestra Carolina Guerrero cree que aún es una historia oficialista.

En palabras de los mismos muchachos, es un recetario que debería ser contado con varias versiones y más narrado.

Más criterio, menos memoria

Gisell, una joven de grado once del colegio Santo Ángel, advierte que ya casi ni le dedican tiempo a la historia en los colegios.

"Se ha dejado de lado, porque importa más hablar de temas actuales. Hace falta que más allá de unas fechas o unos nombres involucren también cómo se vivía en el pasado", dice la muchacha.

"Solo se habla de matemáticas o química. La historia ya no es muy tomada en cuenta, pues se cree que no sirve de nada saberla", dice Daniela, alumna de undécimo.

Esa es la pelea que da Sandra Rodríguez, profesora de la Universidad Pedagógica, quien señala que, si los jóvenes no conocen su historia, no tienen elementos para analizar la realidad o el conflicto, entre otros factores.

"Ojalá nos enseñaran los temas comparados con la realidad, para tener más criterio y menos memoria", sugiere Daniel.

El Convenio Andrés Bello analizó este tema con un grupo de 12 países de la región y un equipo de historiadores, y encontró que ya no solo se está hablando de historias militares y políticas, pero aún falta más contexto.

También vio que había muy poca historia de América Latina y que la mayoría se concentra en lo que pasó en cada país.

¿Y el método?

"No hay graves problemas, inexactitudes o mitos en lo que se enseña. Lo malo es el método, el hecho de que el estudiante no desarrolla su capacidad de juicio independiente, de análisis, de debate argumental", opina el historiador Jorge Orlando Melo.

Pero a los estudiantes, además, les parece que los profesores les hablan más de Europa que de asuntos que pasaron más cerca de ellos. "Cuando uno ya empieza en la universidad, se da cuenta de que debía saber otras cosas, como la dictadura en Argentina", asegura Andrés Felipe Suárez, comisionado del Plan Decenal de Educación en representación de los estudiantes.

Los historiadores dicen que los maestros se quedaron en los lugares comunes, como el Florero de Llorente y la 'Patria Boba'.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
2 de agosto de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad