Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Marbelle fue amante del hijo de su ex esposo, Royne Chávez, mientras éste estuvo en prisión

El hijo mayor del ex coronel, ex esposo de la artista, reveló a la revista Elenco un secreto que lo carcomía: la intensa relación que sostuvo a sus 15 años -hoy tiene 20- con ella.

Es la primera vez que Royne Jr. habla para un medio de comunicación, pues es consciente de que sus verdades pueden herir susceptibilidades, pero asegura que lo hace para que el país sepa la otra mitad de la historia, la que hasta ahora nadie ha contado.

Hoy, Royne Jr. vive con su mamá, lejos de Bogotá; sin mucha suerte pues, según su versión, su papá le quitó toda la ayuda después de darse cuenta de que era amante de su esposa.

¿Vivió en el edificio del ex coronel Royne Chávez y de Marbelle, el mismo del famoso parqueadero?

Llegué los primeros seis meses a trabajar al parqueadero, tuve un contrato ficticio, me dieron el puesto de supervisor general,  atendía en la caja. En el edificio había tres apartaestudios, yo vivía en uno y ellos en otro; mi papá arrendó el tercero.

¿Cómo fue vivir cerca a la estrella del momento?

Desde el principio tenía un mal concepto; por todo el tema de la separación, por el sensacionalismo... Pero siempre traté de ser precavido porque era la esposa de mi papá y no quería tener problemas con él.

¿En qué momento comenzó a ver a Marbelle como mujer y no como la esposa de su padre?

Cuando mi papá entró a la cárcel, empezamos a hablar un poco más. Ella llevaba sus amigas a la casa y ya no la veía como la señora de mi papá sino como alguien más humano. Una vez, cuando vi las imágenes de mi papá en la cárcel, no aguanté y me puse a llorar, ella me abrazó. Esa fue la primera  vez que recibí una muestra de afecto.

¿Las cosas pasaron a mayores?

Fue en una noche medio descabellada. Nos quedamos en el apartamento y nos pusimos a hablar, había dos amigos y empezamos a jugar penitencias... Eso se tornó cada vez peor. Primero, me tocó darle un beso a mi amiga; pero cuando me tocó con ella fue tenaz, ahí empezó la friega.

¿Hasta dónde llegaron?

¡No!, fue sólo un beso y nos fuimos a dormir, al otro día seguimos con el juego, ella me pidió otro beso y ahí pasó todo. No pensé en las consecuencias tan grandes que estaban por venirse, era algo sin salida.

¿Usted y Marbelle tuvieron una relación?

Sí, las cosas se dieron y por cosas de la vida empezó algo que fue muy comprometedor.

¿Eso quiere decir que mientras Marbelle era la esposa del ex coronel Royne Chávez, ella sostenía una relación con Royne Chávez Jr., su hijo?

Sí, suena horrible, pero sí.

En ese momento su papá estaba en la cárcel pero fácilmente se hubiera podida dar cuenta, ¿cómo manejaron el tema?

A mí me tocaba visitarlo el sábado y a ella el domingo, era ir a poner otras caras.

¿Nadie más se dio cuenta?

Ni siquiera el papá de ella, que vivía en el apartaestudio de arriba.

¿Cómo era la relación?

Era muy hogareño todo. Ella no podía salir porque mi papá 'estaba al corte' con eso. Marbelle cogió la costumbre de estarme llamando al celular y sacarme del colegio. La gente comenzó a ver eso mal.

¿Pensaron en algo más que un noviazgo?

Un día me dijo que nosotros deberíamos hacer una especie de compromiso ficticio. Dijo que iba a comprar unos anillos, pensé que eso iba a ser en un mes y fue al día siguiente. El anillo lo tiene puesto en la foto de la portada del libro que salió hace poco, es una bailarina. Fue el mismo anillo que usamos como compromiso simbólico. Además, ella se mando a hacer dos tatuajes y a mi me hizo hacer otro.

¿En algún momento sintió celos de su propio padre, lo vio como rival?

Obviamente; pero los domingos, cuando sabía que era la visita, dejaba de sentir la rivalidad cuando entraba allá y lo veía decaído. Me sentía mal, ver a mi papá hundido y yo colaborando, me producía remordimiento... era una traición.

¿Cómo se dio cuenta su papá?

Había un antiguo empleado que un día me pilló con ella y me dijo: '¿Oíga, usted le está haciendo a doña Mauren (nombre real de la artista)?'... Y yo con qué cara iba a negarlo. Al hombre, por cosas de la vida, lo despidieron. Ese fue el primer error de una serie de errores. Mi papá empezó a sospechar porque en las facturas aparecían llamadas de celular a la medianoche, temprano en la mañana y ahí se afianzó la sospecha. Cuando mi papá tomó medidas, apareció el empleado que habían despedido, me invitó a tomar una cerveza. Pero el gran detalle es que tenía una grabadora escondida. Al otro día, el mundo se me vino encima.

¿Se volvió a ver con su papá?

Desde ese momento perdí contacto con todo lo que fue mi papá, con toda esa gente, hasta cambié mi número de celular. Con mi papá hablé después de muchos años, el dijo que me iba a perdonar. Aunque nunca creo que vaya a poder ser cierto lo del perdón.

¿Cómo es su vida ahora?

Yo ahora no quiero volver a saber nada de Marbelle, ni de lo que pasó; he sufrido mucho, perdí a mi papá, lo perdí todo por culpa de ese error. Ahora, lo único que quiero es seguir adelante, lograr estudiar; no quiero mirar hacia atrás.

La revista Elenco llamó a Marbelle en cinco oportunidades para conocer su versión. La cantante, después de atender nuestra primera llamada y de ser informada sobre la existencia de esta entrevista, no volvió a contestar su teléfono, a pesar de que siempre se le dejaron mensajes.

RONALD MAYORGA

Publicación
elenco.com.co
Sección
Cultura y entretenimiento
Fecha de publicación
21 de julio de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�