Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Las zonas rojas de Kennedy y Bosa

145 heridos por arma de fuego o cortopunzante y por traumas llegaron al hospital de Kennedy durante el puente festivo San Pedro -entre el 27 y 30 de junio-.

De ellos, 60 fueron por arma cortopunzante, 10 por arma de fuego y 75 que sufrieron algún tipo de trauma asociado con el consumo de licor.

En un fin de semana normal -sin pago de quincena ni prima- el promedio de personas que entran por ese tipo de lesiones es de 70, la mayoría son hombres entre 15 y 44 años de edad.

Los pacientes provienen, en general, de Puente Aranda y Fontibón, además de poblaciones como Soacha y sus alrededores.

De las localidades de Bosa y Kennedy, sin embargo, llega al servicio de urgencias cerca de 50 por ciento de los heridos con arma de fuego y cortopunzante.

De hecho, el hospital de Kennedy, que pasó de atender 32.712 urgencias en el 2003 a 61.476 en el 2007, ha podido elaborar lo que se podría denominar el mapa de las zonas más 'calientes' de la localidad octava.

Estos sitios se han logrado detectar gracias a los datos suministrados por las autoridades, los propios pacientes y sus familiares al momento de ingresar a urgencias, según explica el gerente de la institución, Fabio Barrera.

"Aunque no en todos los casos es posible saber en qué lugar se produjo una riña o un accidente", explica Barrera.

Aún así, uno de los lugares más peligrosos es la llamada 'cuadrapicha', cerca a la avenida Primero de Mayo con Boyacá.
Además de la proliferación de bares y sitios de lenocinio, en ese sector los accidentes de tránsito son frecuentes, después de las 3 a.m.

Precisamente uno de los mayores picos de ingresos de pacientes mal heridos se presenta entre 3 a.m. y 6 a.m.

"Justo después del cierre de los bares", indica Diego Posada, jefe de urgencias del hospital de Kennedy.

Otro de los sectores 'calientes' es el de Corabastos, donde el consumo de alcohol es bastante alto. La mayoría de los lesionados se producen por arma blanca, afirma una de los médicos del centro hospitalario.

Otro punto de bastante movimiento nocturno es la llamada zona rosa de Patio Bonito, a la altura de la avenida Ciudad de Cali con calle 35 sur. La característica de este sitio, al igual que 'cuadrapicha', es la proliferación de armas de fuego, ya que la mayoría de heridos llevados a urgencias llegan baleados producto -en la mayoría de los casos- de la mezcla de licor e intolerancia.

También está el sector del Socorro, cerca a la avenida Villavicencio con Primera de Mayo, donde los heridos que llegan al hospital y familiares han denunciando la proliferación de pandillas y expendio de drogas.

El barrio Britalia, cerca de Corabastos, también aporta cada fin de semana una buena cantidad de heridos en riñas.

De hecho, el propio comandante de la Policía de Bogotá, general Rodolfo Palomino, reconoció que el pasado puente se presentaron más de mil riñas en toda la localidad de Kennedy.

No obstante, la vecina localidad de Bosa también aporta un porcentaje importante de personas heridas, que terminan en manos de un equipo conformado por medio centenar de médicos, especialistas y enfermeras que permanentemente están en turno en la sala de urgencias.

Juan Carlos Castellanos, alcalde de Bosa, reconoce que son tres los puntos críticos en donde constantemente se presentan riñas y hechos violentos que terminan con homicidios y heridos graves.

Uno de estos sitios es el sector de Metrovivienda El Recreo, en donde son frecuentes las peleas bajo efectos del alcohol. Los otros dos puntos son Piamonte y el sector de Brasilia, en donde proliferan bares, zonas de prostitución y delincuencia.

Castellanos, en una de sus primeras gestiones al frente de esa localidad, ha realizado varios consejos de seguridad con el fin de enfrentar esta problemática.

De hecho, en el último observatorio de seguridad en Bogotá, realizado por la Cámara de Comercio de Bogotá, la localidad de Bosa sale bien librada.

Según las cifras del 2007, se consolida la tendencia a la reducción de todos los delitos, excepto las muertes en accidentes de tránsito, que durante los últimos 2 años han registrado incrementos.

Bosa se ubicó en la cuarta posición con respecto a delitos contra la vida y contra el patrimonio (delitos contra la vida: 1,7 por cada 10.000 habitantes y delitos contra el patrimonio: 11,8 por 10.000 habitantes).

Kennedy y Bosa no son las más violentas de las ciudad

A pesar de la cantidad de heridos con arma de fuego y cortopunzante que cada fin de semana ingresan a la sala de urgencias del hospital de Kenney, las localidades de Kennedy y Bosa, de hecho, no son las más violentas de la ciudad.

Según el último observatorio sobre seguridad de la Cámara de Comercio de Bogotá, Los Mártires, Santa Fe, Usme y Ciudad Bolívar registran las mayores tasas de homicidio de la ciudad.

Además, según ese mismo observatorio, el 44 por ciento de los bogotanos percibe las calles como los lugares más inseguros de la ciudad; la principal razón asociada fue la presencia de delincuentes y pandillas juveniles.

En segundo lugar, los bogotanos desconfían de los potreros, debido a la soledad y la oscuridad.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
4 de julio de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: