Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Video de la operación de rescate de Íngrid Betancourt y 14 secuestrados fue divulgado

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, reconoció que la divulgación de la versión de los contactos de Francia y Suiza y las Farc fue un distractor.

Bienvenida de heroína en Francia a Íngrid Betancourt

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su esposa, Carla Bruni, le dieron la bienvenida en el aeropuerto y le rindieron homenaje en el palacio del Elíseo.

El avión oficial francés en el que Betancourt y sus familiares viajaron desde Bogotá aterrizó en el aeropuerto militar de Villacoublay, a las afueras de París, Cruzada internacional para desarmar a las Farc lanzó Ingrid Betancourt al regresar a la libertad.

Íngrid Betancourt apareció sola en la puerta y bajó la escalerilla lentamente antes de ir a abrazar sonriente al jefe del Estado y a su esposa.

Poco después bajaron los hijos de la ex rehén, Melanie y Lorenzo, su hermana Astrid, su madre Yolanda Pulecio y el padre de sus hijos Fabrice Delloye.

Luego descendió del avión el canciller francés, Bernard Kouchner, quien había hecho el viaje de ida y vuelta en el avión presidencial francés.

"Le debo la vida a Francia. Si Francia no hubiera luchado por mí no estaría haciendo este viaje extraordinario", dijo Betancourt en el avión, al declararse "en plena forma"física.

Sarkozy y su esposa abrazaron a Betancourt al pie de la escalerilla del avión, y los tres charlaron muy animados, riendo y sin que los micrófonos pudieran captar sus palabras.

"Bienvenida. Francia la quiere y está feliz", dijo el presidente francés a Betancourt, quién manifestó que lloraba de alegría, al llegar hoy a una base militar cerca de París dos días después de ser liberada tras casi seis años y medio de cautiverio en manos de las Farc.

"La esperábamos desde hace mucho tiempo. Toda Francia está impresionada de cómo vuelve, con esa sonrisa, esa fuerza", dijo el jefe de Estado.

"Le debo todo a Francia", señaló Betancourt mirando a Sarkozy, al que tomó la mano y dijo que había luchado mucho por ella, antes de recalcar que la "extraordinaria" operación del Ejército colombiano que permitió su liberación también es "fruto de vuestra lucha".

Francia brinda a Betancourt, sus familiares y partidarios una fiesta en el palacio presidencial del Elíseo.

Íngrid Betancourt emprende campaña por la libertad de los secuestrados

"Tenemos que hacer una liga de países que ayuden y peleen con nosotros fraternalmente por la libertad de los secuestrados", afirmó Betancourt, rescatada el miércoles.

Más tranquila y recuperada, Betancourt volvió a su palabra crítica y su visión política de la realidad colombiana. "Pienso que lo primero que tenemos que hacer es un llamado al presidente (Hugo) Chávez y al presidente (Rafael) Correa para que nos ayuden a restablecer vínculos de amistad, de fraternidad, de confianza con el presidente (Álvaro) Uribe".

Pero Betancourt fue más allá y se refirió a mandatarios que han preferido mantenerse al margen de la política de Uribe.  "Pienso que tenemos que invitar nuevos actores regionales a que nos ayuden a que esto se mueva. Por ejemplo, la presidente de Argentina, Cristina (Fernández) de Kirchner, y otros jefes de Estado", aseguró.

Insistió en que esa cooperación debe estar enmarcada en la institucionalidad y "no a fortalecer la guerra en Colombia", y que los cambios "sean por vía democrática".

Al referirse a la "influencia que ellos (los presidentes) tienen sobre los comandantes de las Farc", Íngrid propuso que los inviten "a que dejen el camino del terrorismo y emprendan el camino de la conciliación, de la negociación, de la paz".

Chávez responde

Mientras Ingrid hablaba en Bogotá, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, conminó a las Farc a dejar el sendero guerrillero.
Luego de felicitar a su homólogo colombiano, Chávez aseguró que "creemos que ya no es la hora de los frentes guerrilleros, es la hora de las oleadas de los pueblos (...) El tiempo de los fusiles ya pasó".

Chávez coincidió con la propuesta de Íngrid de la alianza internacional. "Estoy seguro de que casi todos los países de este continente estaríamos dispuestos a conformar un grupo de garantes de un acuerdo de paz (en Colombia), donde se respete a las partes y los compromisos".

Rafael Correa, presidente de Ecuador, se mostró distante y dijo que no quería involucrarse en los temas internos de Colombia, lo que fue interpretado como otro desaire del mandatario.

El presidente de E.U., George Bush afirmó que "me siento orgulloso de nuestras relaciones con Colombia, aprecio el coraje de mi amigo Uribe, su fuerte liderazgo y la exitosa operación".

El canciller francés, Bernard Kouchner, aseguró que "no acepta" sacar de la lista de organizaciones terroristas a un grupo que usa métodos como el secuestro y pidió a las Farc liberar a los plagiados.

En Madrid, el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero felicitó a Colombia por el rescate y dijo que es "una exigencia ética que el resto de secuestrados sean liberados".

El secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, manifestó que las Farc subsistirán un tiempo por el narcotráfico, pero aseguró que "su decadencia ha comenzado".

La presidenta argentina, Cristina Fernández, llamó ayer a Uribe y luego de felicitarlo le manifestó la total disposición de ella y del Gobierno argentino en colaborar en todo lo que sea necesario.

De otro lado, representantes de partidos políticos italianos, de la oposición de izquierda como de la derecha, propusieron que le concedan el Nobel de la Paz a Betancourt.

"Ella es símbolo de fuerza y esperanza para todos, en todo el mundo. El partido Italia de los Valores (IdV) se compromete a luchar para que le adjudiquen el premio Nobel", anunció el diputado, Fabio Evangelisti.

Con todo esto, ayer quedó planteado el interrogante de cuál va a ser el futuro político de Betancourt luego de su sorpresiva liberación.

Guerrilla buscaría diálogo: Anncol

La agencia de noticias Anncol, que divulga información relacionada con las Farc, dejó entrever que ese grupo guerrillero pueda aceptar una negociación política, un texto divulgado ayer en su página web.

"Definitivamente el futuro de Colombia no puede ser la guerra civil. Llamamos a la cordura y a abrir espacios de paz con justicia social en nuestra martirizada patria", señala el texto de Anncol.

La agencia pide al Gobierno colombiano que no "se embriague de triunfalismo", por la exitosa operación en la que se logró la liberación de Íngrid Betancourt, tres ciudadanos estadounidenses y 11 integrantes de las Fuerzas Armadas.

"Es necesario en estos momentos llamar a la oligarquía colombiana a no embriagarse falsamente con un 'triunfo' que en ningún momento es de ellos".

Publicación
eltiempo.com
Sección
Política
Fecha de publicación
3 de julio de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�