Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Seis frentes de las Farc se unieron con bandas emergentes para negocios de narcotráfico: Policía

La declaración de 'Memo', jefe de 10 guerrilleros del frente 24, despejó las dudas que se tenían sobre esta unión con nuevos 'paras', a quienes el gobierno reconoce como bandas criminales de 'narcos'.

'Memo', quien se desmovilizó en Bolívar cuando llevaba 12 de sus 26 años de vida en la subversión, informó que "las Farc están dispuestas a sellar una alianza con las Águilas Negras del sur de Bolívar para el manejo de los cultivos de coca, la protección de los laboratorios y la utilización de las rutas para sacar cocaína al Caribe".

Luego de analizar la información fuentes de inteligencia de la Policía determinaron que hay registros de la misma relación de cinco frentes más de las Farc con las bandas criminales en el país.

En la región de Urabá, de los frentes 5, 18 y 58 con Daniel Rendón Herrera, 'don Mario'; en el Cesar, entre la banda Sur del Cesar o Codazzi con  el frente 37, y en los Llanos Orientales, el frente 43 con 'Cuchillo' y el 'Loco Barrera'. Y las investigaciones arrojan que en la madeja también está involucrado el Eln en Nariño.

En la región de 'Don Mario' se siente más

Los nexos de las Farc con sus enemigos los ex 'paras' tienen un mayor impacto en la región de Urabá, donde 'don Mario', el narcoparamilitar desmovilizado del bloque Centauros tras el acuerdo con tres frentes de las Farc.

Informes de inteligencia de la Policía revelan que el hermano de Fredy Rendón, el 'Alemán', el ex jefe 'para' preso en Itagüí, acordó que mientras las Farc deben garantizar todo lo relacionado con la producción de la coca su organización asume la responsabilidad del manejo de las rutas para llevar los cargamentos hasta la Costa.

Debido a la persecución y la ofensiva de la Policía y el Ejército parte de la alianza tiene relación con la aplicación de una estrategia para hacer frente a la confrontación.

"También existe un pacto para que a la hora de enfrentar a la Fuerza Pública se presten apoyo militar con la idea de sumar hombres y resistir cualquier operativo armado", dice la Policía.

De hecho un análisis de inteligencia indica que entre la gente de 'don Mario' y los tres frentes de las Farc que hacen parte de la alianza suman aproximadamente mil hombres en armas dispuestos a proteger los corredores de salida a la Costa y los laboratorios ubicados en Urabá, el sur y noroccidente de Córdoba y el norte de Antioquia. 

Sin embargo, hay un solo factor en el que la alianza se rompe: no está autorizado hacer patrullajes conjuntos y el territorio en el que tiene influencia cada agrupación no está en juego.

Con base en información dada a conocer por desmovilizados o guerrilleros capturados la Policía sabe que hubo  reuniones en lo profundo de la selva del Urabá en las que participó el Rendón con hombres cercanos a los jefes 'Luis Carlos Durango', del frente 5; 'Alfredo Machado', del 18; y 'Jhoverman Arroyabe', del 58.

En el caso de 'Memo', había sido delegado por 'el Colorado' o 'Rubián', jefe del frente 24.

Sinónimo de debilidad

"La interrelación de las Farc con estas bandas, que tienen como único fin el narcotráfico, representa una degradación del conflicto porque asumen el papel de la delincuencia organizada. Es un reflejo de pérdida de comando y control en esa guerrilla", dice un oficial de la Dirección de Carabineros de la Policía.

El oficial soporta su afirmación en declaraciones a las autoridades de algunos desmovilizados, entre ellos 'Memo'. El reinsertado informó que "al frente 24 no le quedan más de 20 hombres en armas, no hay contacto con el Secretariado de la organización  y necesita afanosamente financiación para subsistir".

De ahí que el 'Colorado', jefe del 24, con influencia en Santander y Cesar, haya buscado apoyo en las 'Águilas Negras', que hacen presencia en 8 municipios del Sur de Bolívar con cerca de 80 hombres bajo el mando de César Torres Luján, un ex paramilitar del bloque Norte de las Auc.

Muy cerca de allí los 90 guerrilleros del frente 37, bajo el mando de 'Silvio',  con influencia en el Sur de Bolívar y Cesar, delinquen junto con la banda Sur del Cesar, liderada por el prófugo Javier Urango, 'Chely', quien en marzo se voló de la cárcel de Valledupar con el apoyo financiero de Los Mellizos, que pagaron mil millones de pesos por ese favor.

Un fenómeno similar a lo que se vive en Urabá ocurre en Meta y Vichada, donde existe alianza mafiosa entre el Ejército Revolucionario Popular Anticomunista de Colombia (Erpac), bajo el mando de Pedro Oliveiro Guerrero, el temido 'Cuchillo', y el frente 43 de las Farc, en cabeza del considerado capo de la guerrilla, Gener García Molina, 'John 40'.

Tanto 'Cuchillo' como 'Jhon 40' cuentan en ese contubernio criminal con el apoyo de otro de los capos más buscados por las autoridades colombianas: Daniel, el 'Loco' Barrera, que después de la muerte en Venezuela de Wilber Alirio Varela, 'Jabón', fortaleció sus relaciones con los herederos del jefe del cartel del norte del Valle, en particular con 'Combatiente'.

La alianza, según inteligencia de la Policía, se hizo para proteger las rutas para el envío de coca hacia Brasil y Venezuela, pero también a la Costa Atlántica. Para hacerlo las dos agrupaciones cuentan con aproximadamente 800 hombres en armas, entre los que el Erpac aporta la mayor cifra, unos 600 combatientes según informes de los organismos de seguridad.

La ruta hacia el Caribe, desde los Llanos, ha sufrido un duro revés tras la caída del clan de 'Los Mellizos' porque los hermanos Miguel Ángel y Víctor Manuel Mejía Múnera aseguraban el transporte de los cargamentos a través de sus ejércitos en el Magdalena Medio hasta puertos naturales en las costas caribeñas.

Pero así como se alían para traficar entre el frente 43 y el Erpac se registran disputas territoriales en Cumaribo, La Venturosa y Primavera, en Vichada, y en Puerto Nuevo, en Meta, debido a los avances de los hombres de 'Cuchillo' a zonas de influencia de la guerrilla.

La Policía asegura que si bien parte del desespero de las Farc por sellar alianzas criminales con sus antiguos enemigos demuestra una "atomización" de la guerrilla, también indica que a los jefes de los frentes solo les importa el lucro producto del narcotráfico para aumentar sus finanzas personales a espaldas del Estado Mayor.

REDACCIÓN JUSTICIA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
29 de junio de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad