Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Antigua cárcel penitenciaria de Ibagué se convertirá en museo de los Derechos Humanos

El Panóptico de la ciudad, un presidio en donde la represión y la vulneración de los Derechos fueron llevados al extremo, se convertirá en un referente de cultura, libertad y vida.

La singularidad de este edificio radica en que en América Latina solo hay cuatro panópticos; la Cárcel de Quito, el Panóptico de la Ciudad de México, el Museo Nacional en Bogotá y el Museo Panóptico de Ibagué. Es por esto que en 1998 la construcción fue declarada Monumento Nacional.

Ibagué fue declarada en el año 2004 como la Capital Andina de los Derechos Humanos y la Paz por el Parlamento Andino. De esta forma, el Panóptico se convertirá en el epicentro de esta nueva concepción de la ciudad. 

En el año 1880 se empezó la construcción en Ibagué del Panóptico, una estructura arquitectónica ideada en 1871 por el Inglés Jeremy Bentham, con la cual se esperaba que el guardia pudiera tener control visual de todo el lugar. 

"Acá se expone la no valoración del hombre y de la vida. Había un hacinamiento terrible: en una celda podían haber hasta quince reclusos. Entonces, se tomó el ejemplo del edificio para concienciar", explicó Mario Cifuentes, arquitecto restaurador del monumento.

Una de las metas de este proyecto es abrir sus puertas en Octubre de este año.

"Se cambió un uso en contra del ser humano por una afirmación de la vida", expuso Oscar Hernández, director ejecutivo de la Corporación Panóptico de Ibagué.

Este antiguo centro penitenciario, que durante más de diez décadas fue sinónimo de represión y violación a los Derechos Humanos, se convertirá en una afirmación del respeto hacia los Derechos del Hombre.

"El Tolima ha participado todo su historia de la violencia y un sitio como este le dice a los jóvenes y a la  ciudadadanía en general que basta de esta, que es mejor pensar en la convivencia y el progreso", afirmó Hernández.

En el museo se contará la historia de la pena y el castigo, desde la Época Precolombina, en Colombia. Además, habrá un ala testimonial en donde se conservaron varios elementos de la cárcel para exponer como era la vida allí. Los 'graffities' y demás pinturas de los presos se dejarán para que las personas conozcan el significado de estas ilustraciones.

En cuanto a la vida de los presidiarios en el lugar se narrará como era su vida religiosa, política, sexual y cultural dentro del establecimiento. También se hará referencia, a la violación de los Derechos del Hombre tanto de guardias como de presos.

"Se verá la forma de vida de los reclusos, sus pinturas y hasta sitios como el rincón del guapo, donde ellos pagaban sus penas y muchas veces eran acuchillados hasta morir", contó Cifuentes.

Igualmente, se instaurará un centro de Derechos Humanos donde se pueda obtener información de estos a nivel mundial. El museo contará con muestras audiovisuales y exposiciones fotográficas constantemente, al igual que con presentaciones culturales y folclóricas. 

Corredor cultural

El Panóptico busca ser el elemento principal de un corredor cultural del que hacen parte también el Teatro Tolima, el Museo Álvaro Mutis, la Biblioteca Darío Echandía, la Concha Acústica, la Plaza de Bolívar, la Casa Teatro, el Museo de Artes, el Parque Murillo Toro, el Cerro Pan de Azúcar, la Biblioteca Soledad Rengifo, la Plaza de los Artesanos, el Parque Botánico San Jorge, la Facultad de Artes, y el Parque de la Música, entre otros.

"Allí la gente va a aprovechar su tiempo libre y a tener cultura. Además, habrá un cambio en la realidad económica de la ciudad, ya que el futuro de Ibagué está soportado en el turismo cultural", aseguró Oscar Hernández.

Encuentro ciudadano

El monumento tendrá también terrazas, un auditorio, y patios para eventos. Así se logrará que un sito completamente cerrado se convierta en un centro de reunión para todo tipo de personas.

"Es un espacio público de elementos abiertos, con el que se quiere generar un impacto a nivel de ciudad en lo cultural, arquitectónico e histórico", explicó Mario Cifuentes.

El Panóptico cuenta también con los murales de Jesús Niño Botía, pintor recientemente fallecido, quien reconstruyó para el museo la obra que el mismo había plasmado en la cárcel y que representa temas como la libertad y la represión.

Juana Restrepo
Pontificia Universidad Javeriana
Para Tiempo Universitario

Publicación
eltiempo.com
Sección
Educación
Fecha de publicación
17 de junio de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad