Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

"Me preocupa por Uribe y por la institucionalidad un tercer periodo": Luis Carlos Villegas

En entrevista con EL TIEMPO, el presidente de la Andi añade: "terminado su gobierno en el 2010, él será el gran punto de referencia para todo. No sé si convenga tomar el riesgo".

Por: Redaccin ELTIEMPO

Villegas preside la poderosa Asociación Nacional de Industriales (Andi), considerada la más vehemente aliada del presidente Uribe.

YAMID AMAT: ¿Cómo puede entenderse su posición contraria a la reelección?

LUIS CARLOS VILLEGAS: No hay que confundir la gran admiración que el sector privado le tiene a Uribe con el peligro de alargar su período más allá de lo aconsejable. No solo los empresarios sino la abrumadora mayoría del país consideran, sin duda, que ha sido el mejor Presidente que hemos tenido. Pero eso no quiere decir que no haya la renovación que muestre un funcionamiento institucional.

Lo que ha hecho el presidente Uribe pasará, de todas maneras, a la historia. Y no vale la pena agregarle su apego al poder a la historia. Creo, sí, que el Presidente tiene gran responsabilidad en la escogencia de su sucesor. Ese debería ser su empeño.

¿Quiere precisar? Primero: ¿por qué lo cree malo para las instituciones?

Porque la renovación es muy importante en las democracias. El país tiene que mantener el rumbo fundamental que le ha dado Uribe, pero eso no quiere decir que ese rumbo solo deba hacerse con él. Este es un país que tiene un capital humano sumamente prestigioso y apreciable, que tiene instituciones que funcionan, que no tiene que depender de que al mando de esa institucionalidad esté exclusivamente el presidente Uribe.

Segundo: ¿por qué lo cree malo para el país?

Porque en una democracia que se está fortaleciendo, como la nuestra, acostumbrarse a que no puede funcionar sino bajo un solo timón, me parece que no es un mensaje apropiado; el cambio es lo que hace evidente la democracia. Donde hay renovación de las personas que llevan la dirección de los estados, hay democracia.

Tercero: ¿por qué lo cree malo para Uribe ?

El presidente Uribe es un paradigma hoy. Estoy seguro de que él será consultado, una vez sea ex presidente, sobre temas de reconstrucción del funcionamiento del Estado o sobre recuperación de territorios de las manos de la violencia en muchas partes del mundo o sobre recuperación de los niveles altos de crecimiento de los países en desarrollo, o sobre reorganización institucional de empresas del Estado, o sobre cómo hacer sentir a los ciudadanos cercanos a lo que el Presidente hace.

Esas son cosas que no se dan con frecuencia en el mundo en desarrollo. En segundo lugar, a mí me parece que el Presidente le ha dedicado en estos seis años, y ocho cuando termine su período, tanta energía a la necesidad de gobernar bien y con la gente, que bien se merece un intervalo. No quiero con esto decir que no vuelva después, pero sí merece que sus energías se repongan.

¿Cree usted, entonces, que Uribe no es indispensable para que el país que él cambió siga adelante?

Eso es lo que creo, porque deja unas bases suficientemente sólidas para que esta institucionalidad funcione en el rumbo que él le ha dado. Lo creo y espero que él también lo crea. Es hora de que en nuestro sistema democrático haya nuevos timoneles dentro de ese rumbo. Hay que dejar funcionar la democracia y que venga otro u otra.

¿Usted cree que el Presidente sí quiere el tercer período?

Creo que no. Pero con una oposición disparando como no toca, van a terminar antojándolo.

¿A quienes señala? ¿Hecatombe van a ser César Gaviria o Lucho Garzón?

No. Además no creo que sea posible considerar de verdad a César Gaviria como candidato, porque él mismo ha dicho que no es candidato.

¿Cree que pueden presentarse circunstancias que obliguen al Presidente a salirse de la seguridad que usted tiene de que no va a aspirar?

No creo que se presenten esas circunstancias. Creo que el país ha llegado a un punto de no retorno en el rumbo que le ha dado el Presidente de la República. Lo que ha dejado tiene suficientes raíces para que un nuevo gobierno, manteniendo ese rumbo, renueve el timón de la democracia...

El sucesor del Presidente

¿Usted cree, en consecuencia, que sí hay hombres y mujeres capaces de suceder a Uribe?

Me he hecho esa pregunta y tengo una respuesta: dudo que haya otro país de América Latina que tenga 15, 20 personas tan preparadas como las que tenemos hoy en Colombia para ser presidentes de la República.

¿Los tenemos?

Por supuesto. No me pregunte por la lista, porque al presidente Uribe le falta más de la mitad de su segundo período y está muy temprano para responderle. Pero los tenemos. ¿Cuántos venezolanos o venezolanas podrían ser sucesores del presidente Chávez? La lista no existe. ¿O en Brasil? En Colombia sí, la lista es larga y buena. Le falta a esa lista que el presidente Uribe tenga conciencia de que tiene que formar a su sucesor.

¿Entonces no está de acuerdo con reformar la Constitución?

No. Andar modificando la Constitución al son de los vientos de la coyuntura me parece altamente inconveniente, así como me parece inconveniente que vayamos más allá de una reforma política para solucionar un problema de alcahuetería de los partidos con el delito. Eso de que cada vez que hay un problema hay que citar a una constituyente para una nueva constitución, no puede ser. Este es un país con suficiente institucionalidad para hacer las reformas que permitan enfrentar los problemas de la coyuntura sin necesidad de estar cambiando la Constitución.

Hay ciudadanos cercanos al Presidente que están reuniendo firmas para convocar un referendo para procurar su nueva reelección, ¿Usted firmaría?

No.

¿Me quiere decir por qué?

Probablemente, no hay un colombiano como yo que admire más al presidente Uribe, que le agradezca más lo que ha hecho por el país, pero de ahí a decir que tenemos que volver a alterar nuestra legislación institucional para buscar un nuevo periodo del Presidente, es otra cosa. Eso es altamente inconveniente para las instituciones, para el país, para el presidente Uribe.

¿Y navegará bien el barco sin Uribe?

Sí señor, porque él lo ha construido así.

Con correcciones, ¿el país en general debe mantener el rumbo por el que va?

Sin duda, es el rumbo correcto.

La revaluación del dólar y sus consecuencias

¿Hasta dónde la revaluación está afectando a la industria?

Hay sectores seriamente amenazados y otros agonizantes por cuenta de la revaluación y de las tasas de interés.

¿Y la tesis de que un dólar barato le sirve a la industria para reconversión y modernización?

Sí, hasta ciertos niveles. Bienes producidos nacionalmente a una tasa de cambio que no refleja los costos de producción, no son competitivos. Dicho de otra manera: sale más barato importar que comprar aquí.

¿Cree que la actual revaluación conducirá a quiebras en la industria?

Eso temo. Toda la cadena textil y de confecciones está muy afectada. Hay empresas que hoy están agonizando por cuenta de la tasa de cambio y de las altas tasas de interés. Ya despidieron gente y tienen graves problemas de caja.

¿Cuál es el sector más afectado?

En general, aquellos que tienen una participación de mano de obra muy grande; flores, café, textiles, confecciones, calzado, cuero y banano están muy afectados.

El Banco de la República insiste en que la Constitución le ordena controlar la inflación, y esa es su respuesta frente a la petición de bajar las tasas de interés...

El Banco no puede usar el debate constitucional como escudo para no mirar la economía completa. También tiene que preocuparle no frenar el crecimiento económico, no quebrar exportadores, no desestimular el empleo. ¿Qué gana con pasar el año con aclamación por tratar de controlar la inflación, mientras sus medidas quiebran empresas y conducen el desempleo a niveles que no tienen antecedentes? Además, tampoco va a lograr controlar la inflación.

¿Por qué lo cree así?

Ningún banco central del mundo va a ganar el año en materia de inflación; ni China ni la reserva Federal de Estados Unidos ni el banco central de Alemania, porque las causas de la inflación, alimentos y energía, están por fuera del control de la autoridad monetaria.

¿Usted cree que los que siembran maíz en Kentucky se preocupan porque el Banco de la República en Colombia subió las tasas de interés? ¿O que esa alza va a reponer el 46 por ciento de la cosecha de trigo del África que se perdió? ¿O que la Opep va a bajar los precios del petróleo para que el banco central en Colombia pueda bajar las tasas de interés?

¡Hombre, no seamos ingenuos! El petróleo, el maíz amarillo, el trigo, los alimentos seguirán caros, así el Banco de la República suba o baje las tasas de interés. Al Banco hay que pedirle un poco de humildad y que reconozca que esas cosas no están bajo su control.

Si usted fuera miembro de la junta directiva del Banco y tuviera la responsabilidad fundamental de contener la inflación, ¿bajaría las tasas?

Sin dudarlo. Yo me haría la reflexión de que la inflación que estamos viviendo escapa al control monetario.

Exportaciones a Venezuela

¿Para qué inflación vamos este año?

No estamos enfrentados a una hiperinflación ni vamos a volver a inflaciones de dos dígitos. Tendremos una inflación de 5,9 ó de 5,8, que no es preocupante ni supone un desborde inflacionario. Estaremos, de todas maneras, por debajo del 6,5 y esa inflación está generada por cosas que no podemos controlar. Mi mensaje es: hay que hacer esfuerzos en el gasto público para que el Banco tenga tranquilidad en la política monetaria y volvamos a tasas de crecimiento como las del año pasado.

¿Por qué están creciendo tan desmesuradamente las exportaciones a Venezuela?

Hay que esculcar eso. Inversionistas se pueden estar aprovechando para drenar divisas en Venezuela y ponerlas en el exterior. Vale la pena dar una mirada más detallada a ese fenómeno. Hay que investigar si se está usando el comercio exterior de Venezuela para sacar divisas de ese país. Creo que Colombia no tiene por qué alcahuetear de ninguna manera eso.

¿Pero usted ve un comercio sospechoso, ficticio?

Soy hijo de médico y le oí decir a mi padre que cuando una cosa crece demasiado y demasiado rápido, uno tiene que hacerse un chequeo.

YAMID AMAT
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Publicidad

Publicidad