Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Las nuevas tendencias de la gerencia moderna

Es un hecho reconocido universalmente que la gerencia de las empresas, pertenecientes a todos los sectores económicos y a todas las clases que determina el Código del Comercio, está pasando por un cambio tan importante como necesario. El cambio, que se identifica con unas tendencias nuevas, obedece entre otras razones a la imperiosa necesidad que tienen las empresas de responder y ajustarse a las 'nuevas realidades, como anota Peter Drucker.

En la actualidad, con apertura económica, la internacionalización y la globalización, ninguna empresa, pequeña, mediana o grande, puede continuar con unas normas, directrices o métodos administrativos que, si bien es cierto que fueron efectivos en décadas pasadas, hoy no se identifican ni responden a los desafíos del comportamiento económico del mundo.

La gerencia empresarial necesita ejercerse con un criterio global, siguiendo los conceptos modernos de productividad, competitividad e innovación. Además, incluyendo en su gestión administrativa las tecnologías de 'punta', las cuales se modifican y se amplían a ritmos casi increíbles.

Adaptar las empresas a esos nuevos conceptos y conocimientos, implica llevar a cabo una gerencia que incluya y practique las tendencias que recomienda el ex presidente de la General Electric, el mundialmente reconocido como el mejor ejecutivo, Jack Wells.

Él aconseja a quien va a gerenciar o gerencia una empresa, dirigirla considerando lo siguiente:

  • a) Una visión global con actuación local;
  • b) el empoderamiento para los ejecutivos que tienen poder decisorio;
  • c) el outsourcing, para aprovechar adecuadamente los conocimientos y las experiencias de quienes tienen buen éxito en sus gestiones;
  • d) el liderazgo, como una cualidad inherente y fundamental para gerenciar una empresa, y
  • e) darle a la empresa una estructura administrativa plana, para cambiarle su antigua estructura piramidal, que tiende a resaltar la connotación jerárquica, más que las responsabilidades.

Todo lo anterior puede considerarse como las nuevas tendencias de la gerencia empresarial. Y a ellas valdría la pena adicionarles otra que no debe marginarse: la educación y capacitación contínuas.

Los gerentes y sus colaboradores necesitan estar actualizados en los conocimientos que se refieren a su desempeño cotidiano. De otra manera les es imposible responder eficazmente a los cambios importantes, diarios y espectaculares que vive la sociedad actual.

Adicionalmente, es necesario considerar como tendencia actual a la responsabilidad social empresarial. Ninguna gestión gerencial debe sustraerse de esa obligación no sólo por el papel que la empresa tiene en la sociedad, sino porque altos porcentajes de familias e instituciones requieren de la solidaridad del más favorecido.

La gerencia empresarial ya no está limitada por las fronteras de las naciones: ya no existen fronteras teóricamente. Existen muchas oportunidades de globalización y el mundo se ha convertido en una 'aldea global'. No obstante, aunque este proceso cuenta con una mayoría de simpatizantes, la globalización promueve polémicas.
De allí que los gerentes de organizaciones de todos los tamaños tengan que enfrentar las dificultades de operar en un mercado global. Es algo que es necesario aceptarlo, porque es una tendencia universal frente a la cual todos los gerentes tienen que adoptar su gestión.

El mundo que rodea a las empresas y a sus gerentes está en constante cambio y es cada vez más complejo y competitivo. Eso es algo que un gerente de hoy no puede olvidar. Actualmente, las empresas deben estar al tanto de la competencia frente a los clientes (razón de ser de cualquier negocio), y conocer a fondo sus proveedores, cuyo desempeño puede llegar a ser crítico para el buen éxito.

Todo esto obliga a los gerentes a estar atentos y vigilar las tendencias de la economía, el comportamiento de las instituciones y lógicamente, el desarrollo tecnológico. Hoy, las mayores amenazas y las oportunidades se encuentran fuera y no dentro de las oficinas. Los mercados son más amplios y la competencia más intensa. La inequitativa distribución de la riqueza y el ingreso amplía la brecha entre los países desarrollados y en desarrollo.

Se presentan grandes cambios en el mercado laboral: más flexibilidad en la legislación y menos importancia de los sindicatos. Tendrán más valor las destrezas gerenciales y la experiencia, que la acumulación de conocimientos formales. El talento humano será el más valioso patrimonio empresarial y la tecnología marcará los puntos a la calidad. La innovación será el arma más poderosa del futuro inmediato. Todas estas afirmaciones constituyen el gran desafío para un gerente moderno.

Por otra parte, la solidaridad y el bien común tendrán que ser un objetivo corporativo y la protección a la biodiversidad y al medio ambiente, una preocupación común para todas las empresas y sus administradores. Los gerentes de hoy necesitan contribuir a la elevación de los patrones o estándares éticos, aunque se reconozca que la gran mayoría de los gerentes actúan éticamente.
Otra tendencia de la gerencia moderna se refiere al espíritu emprendedor o emprendimiento. Un verdadero y completo gerente tiene que poseer y manifestar con hechos (innovación y creatividad), que se desempeña con esa cualidad, que no la margina, toda vez que está consciente de que el espíritu emprendedor contribuye al crecimiento y un gerente emprendedor debe perseguirlo.No debe contentarse con una empresa pequeña; aspirar a que ella crezca y por eso deben trabajar tozudamente en aras de ese crecimiento.

Finalmente, es necesario seguir y atender las nuevas tendencias de la gerencia; de lo contrario, las empresas renuentes a hacerlo estarán condenadas al fracaso. Los métodos, el comportamiento y los conceptos de hace cuarenta o cincuenta años, ya hacen parte de la historia de la administración. El gerente autoritario, "sabelotodo", la "vaca sagrada", deben recordarse como ejemplo de lo que no debe ser hoy la manera de gerenciar una empresa. Afortunadamente, una proporción considerable de empresas colombianas está atendiendo esas tendencias modernas.

Publicación
portafolio.co
Sección
Economía
Fecha de publicación
27 de mayo de 2008
Autor
Alberto Schlesinger e Ignacio Aguilar / Universidad Sergio Arboleda

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: