Escándalo de la 'parapolítica' completó 51 congresistas involucrados y 29 presos

Escándalo de la 'parapolítica' completó 51 congresistas involucrados y 29 presos

La crisis del Legislativo no se puede ocultar. La plenaria del Senado hará un debate para discutir una salida institucional a un escándalo que ya supera al proceso 8.000.

08 de abril 2008 , 12:00 a.m.

En el 8.000 fueron condenados 26 congresistas.

La situación tiene al Congreso en una evidente inactividad. Cada vez que se anuncia la detención de uno de sus legisladores, los ánimos se bajan y la agenda legislativa queda aplazada.

Solo el Polo Democrático Alternativo y el movimiento Mira no tiene congresistas involucrados en este escándalo.

Otros partidos tienen una situación más dramática. Por ejemplo, ninguno de los cuatro senadores titulares elegidos por Colombia Democrática, está hoy en su curul. Tres de ellos están en la cárcel y el cuarto (Mario Uribe), está a la espera de una decisión de la Fiscalía General de la Nación que resuelva su situación jurídica.

Otro caso especial es el de Colombia Viva, que ha visto pasar a tres de sus miembros por la misma curul. Hoy uno está detenido y los dos restantes en espera de decisión de la Fiscalía.

No hay antecedentes de un fenómeno similar que hiciera desgranar de sus curules, uno por uno, semana tras semana, a decenas de senadores y representantes, para ir directamente a la cárcel.

Al menos la justicia no se había metido tan hondo a indagar las relaciones pecaminosas de los partidos políticos y sus dirigentes con la que es considerada hasta ahora la masacre colectiva más grande de la historia reciente del país: 300 mil crímenes confesados por sus autores (asesinatos, secuestros, violaciones, desapariciones, entre otros).

Lo que ha quedado al descubierto, tras las pesquisas de la justicia, en las que se han obtenido confesiones de sus responsables, es que el fenómeno paramilitar permeó a la clase dirigente de la mayoría de los partidos. Y que muchos de ellos, unos más que otros, realizaron acuerdos con los criminales o consintieron sus acciones, a cambio de votos para permanecer activos en la arena política. Otros, inclusive, intentaron a través de esa vía, 'refundar' la nación, como ocurrió en el pacto secreto de Ralito, firmado en julio del 2001.

No solo congresistas

Aunque el fenómeno ha cobrado sus principales víctimas en el Congreso, también han caído decenas de alcaldes, concejales, diputados, gobernadores, militares y empresarios.

Y lo más grave: el fenómeno amenaza con seguir carcomiendo a los partidos, llegando a otros rincones del país e impactando nuevos sectores de la sociedad.

Aunque los partidos de la coalición de gobierno son los más golpeados por las decisiones judiciales, pues representan la mayor suma de procesados, individualmente es el liberalismo, bastión de la oposición, el que ha llevado la mayor parte: 10 de sus congresistas están vinculados al proceso y seis de ellos están presos.

Magdalena es el departamento con el mayor número de congresistas involucrados en este escándalo con siete legisladores. Antioquia y Córdoba le siguen con seis.

Luego vienen Bolívar, Cesar y Sucre con cuatro legisladores involucrados.

De todos los legisladores llamados por la justicia, 21 renunciaron a ser juzgados por la Corte Suprema de Justicia y a sus curules, y sus procesos fueron asumidos por Fiscalía.

Cuatro de los congresistas privados de la libertad han sido condenados hasta ahora: Erik Morris, Dieb Maloof, Miguel de la Espriella y Alfonso Campo Escobar.

Once ex congresistas también estáh vinculados por la misma razón. Algunos de ellos condenados, otros apenas privados de la libertad y unos más en preliminares.

Este fenómeno ha permitido que políticos que obtuvieron votaciones mínimas en diversas regiones detenten hoy curules en el Congreso. Como el caso de Víctor Vargas Polo, del departamento del Magdalena, quien goza de su fuero de representante a la Cámara con tan solo 2.907 votos.

Legitimidad en discusión

Cada nueva detención trae a colación la discusión sobre la legitimidad del Congreso. Mientras algunos proponen el anticipo de elecciones, otros insisten en que no se debe romper la institucionalidad y sugieren que se apruebe la reforma política que incluye castigos para los partidos que inscriban candidatos que tengan vínculos con grupos ilegales.

Hoy, en la plenaria de Senado se debatirá la crisis que atraviesa el Congreso a raíz de la captura de Builes y de los otros 28 congresistas que lo antecedieron en esa penosa situación.

Reacciones de congresistas

Nancy Patricia Gutiérrez. Cambio Radical. 

 "Hay que buscar mecanismos de salida, para fortalecer la democracia y garantizar que sea una democracia real y limpia. Es la oportunidad para que los partidos políticos concreten sus propuestas. También le hago un llamado a los partidos de oposición para que se sumen a estas reformas.

"Sobre la posibilidad de reducir el Congreso a una sola cámara, es una propuesta que hizo el Presidente Uribe, al país le gustó y por eso votamos por él. 

Jorge Visbal. Partido de 'La U'  

"Todavía no se puede hablar de una profunda crisis, porque se establece en la Constitución que los senadores ausentes, son reemplazados por otros existentes en una lista. No se puede pensar que por una euforia de unos medios y algunos congresistas, se quiera revocar el congreso. Eso no se puede hacer. Eso no lo quiere el pueblo, ni el Congreso, ni el presidente Uribe. 

Camilo Sánchez. Liberal 

"Quedó claro que no se puede hacer la revocatoria y si se hiciera sería también para el presidente que fue elegido con los mismos votos. Las salidas tienen que ver con impulsar partidos fuertes".

Juan Fernando Cristo. Liberal 

"No es conveniente anticipar elecciones en este momento, sino avanzar en la reforma política, profundizar las sanciones para los partidos que se contempla en la reforma política y tratar de recuperar en los dos años que quedan la legitimidad que ha perdido el Congreso por cuenta de la parapolítica.

Lo que sería una equivocación, sería limitar la reforma solo a las sanciones y no hacer una reforma estructural, no solo el aumento del umbral, sino eliminar el voto preferente para que haya listas cerradas y así los partidos asuman plenamente la responsabilidad política".

Cifras de la 'parapolítica'

21 es el número de legisladores que renunciaron a su fuero para ser juzgados por la Fiscalía General de la Nación.

3 son los congresistas de Antioquia detenidos: Humberto Builes, Guillermo Gaviria y Rubén Darío Quintero.

8 es el número de políticos del Partido Cambio Radical involucrados en el escándalo de la 'parapolítica'.

10 son los congresistas que el liberalismo tiene en este escándalo. Solo el Polo y Mira se libran de la 'parapolitica'.

Humberto Builes, tercer congresista de Antioquia capturado y séptimo de Cambio Radical

Hasta el Congreso llegó ayer el CTI de la Fiscalía para hacer efectiva la captura del senador Humberto Builes Correa. No obstante, al percatarse del dispositivo, el ex diputado concertó ir voluntariamente hasta la Fiscalía convirtiéndose así en el tercer político paisa preso por supuestos nexos con las Auc, y en el séptimo de Cambio Radical.

El cargo por el que se le indaga es concierto para delinquir agravado. Según el expediente que cursa en la Corte, testigos lo vinculan a él y a Rubén Darío Quintero con 'paras' que operaban en la región del Urabá antioqueño y dicen que pactaron apoyos electorales con el 'para' Freddy Rendón, 'El Alemán.

Los presuntos pactos se habrían materializado en la adhesión al movimiento político Urabá Grande y Unida que llevó al Congreso a cuatro políticos en las elecciones del 2001. La Corte también decidió dictarles medida de aseguramiento a los congresistas Luis Fernando Velasco y Alonso Ramírez, capturados hace 8 días.

REDACCIÓN POLÍTICA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.