Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Voraz incendio en el centro de Ibagué destruyó media manzana de centro histórico

Vecinos del sector afectado denunciaron que los bomberos llegaron tarde al lugar de la conflagración, que se desató a las 2:45 de la madrugada de este sábado.

"Declarar la zona en estado de emergencia dado el debilitamiento de las estructuras. Estará comprendida entre las calles 12 y 13 con carrera tercera. Y calle 13 entre carreras 3 y 4", dice el comunicado extraordinario emitido por la Alcaldía esta mañana.

No se registraron heridos de gravedad y solo una persona que fue remitida al hospital San Francisco por asfixia, pero el fuego afectó a por lo menos 10 locales comerciales en la carrera tercera entre calles 12 y 13, muchos de ellos considerados patrimonio arquitectónico de la capital del Tolima.

Las autoridades siguen intentando establecer las causas del incendio pero una de las hipótesis es que se originó por un corto circuito en un local de la calle 13.

El secretario de Infraestructura del municipio, Jaime Vélez, indicó que la mayoría de edificaciones afectadas no eran sismoresistentes y que por lo tanto deben ser demolidas.

Según un comunicado de la Alcaldía, el incendio solo afectó a locales con depósitos de materiales inflamables e infraestructura con mampostería antigua y cubiertas en madera y esterilla.

Para algunos testigos, el fuego se hubiera podido controlar si los organismos de socorro contaran con equipos suficentes. "Muchos locales se habrían salvado si los bomberos hubieran llegado más temprano", dijo Carlos Castro, uno de los comerciantes del sector.

Inicialmente la emergencia fue atendida por una de las cinco máquinas de bomberos del municipio, pero después llegó el apoyo de los bomberos voluntarios, un carro del Espinal, un carrotanque, la Defensa Civil, Ibal y Policía. Se logró controlar hacia las 6 de la mañana.

"Fue bastante grande y se propagó muy rápido porque las casas son muy viejas", explicó el capitán Rafael Rico, comandante de bomberos de Ibagué. "Trabajamos con todo el corazón y la voluntad, pero la verdad es que de todos modos sí hacen falta recursos, maquinaria y más personal", añadió.

Dice que el problema radica en que la ciudad ha crecido mucho en los últimos años pero que el cuerpo de bomberos no. "La idea es que sea un bombero por cada cinco mil habitantes, pero estamos en uno por cada 25 mil, y eso es grave".

Por su parte, el secretario de Gobierno, Héctor Arciniegas, aclaró que a los bomberos "se les ha dado el de acuerdo a lo que ellos mismos han solicitado" y el alcalde Jesús María Botero indicó que la reacción de los organismos de socorro sí fue oportuna. "En un comienzo se atacó el primer frente sobre la calle 13, pero el fuego se interiorizó y afectó los interiores de las edificaciones de la carrera Tercera".

Las autoridades siguen evaluando las pérdidas ocasionadas por la conflagración y se adelanta un censo de comerciantes damnificados.

Según el comandante del Cuerpo de Bomberos Oficiales, capitán Rafael Rico, el fuego se originó en un edificio de madera que se conecta con la Feria del Libro, un almacén de venta de papelería, lo que ocasionó que las llamas se propagaran rápidamente. El oficial no se refirió a las quejas sobre la tardía llegada al lugar por parte de sus hombres.

En la carrera 3, un sector de la ciudad eminentemente comercial resultaron afectados almacenes de ropa, joyas, estaderos, hoteles y restaurantes, pero de acuerdo con las versiones oficiales no se presentó ninguna víctima humana.

La carrera tercera entre calles 11 y 15 fueron acordonadas, con el fin de evitar el saqueo por parte de delincuentes, indicó el alcalde de Ibagué Jesís María Botero quien llegó desde muy temprano al lugar de los hechos en compañía de algunos de sus secretarios de despacho.

Igualmente llegaron al lugar, los propietarios de los locales comerciales que intentaron rescatar algunos elementos de los lugares.

César Vásquez, un vecino del sector dijo que el pánico se apoderó de residentes de la peatonal carrera tercera porque las llamas eran muy altas. "Fue aterrador, creímos que esto se iba a acabar. Teminos que no se pudiera controlar el incendio".

Un trabajador de la Feria Escolar, que lloraba incesantemente dijo que lamenta la pérdida. "Ahora voy a quedarme sin trabajo. Yo soy el que sostengo mi casa".

Las autoridades evalúan las pérdidas ocasionadas por la conflagración.

Hace una semana, se presentó un incendio en dos casas del barrio Independiente. Ese día, Viernes Santo, el concejal Humberto Quintero debió ir personalmente por los Bomberos porque no respondían al teléfono.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
29 de marzo de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad