Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Por construcción de inútil y costoso Poliducto del Oriente Contraloría demandó a 6 firmas

El organismo de control espera recuperar $ 27 mil millones de los $ 340 mil millones que Ecopetrol invirtió para abastecer de gasolina a Bogotá. La obra no se usa.

Las empresas afectadas son Distral S.A., Construcciones y Montajes Distral S.A., Consorcio Tito Marcelo, Pavicon Ltda., Primont Ltda., Pavimentos Vías y Construcciones Ltda.

Este era uno de los proyectos más ambiciosos en la historia de Ecopetrol, con una longitud de  275 kilómetros, y cruza los departamentos de Santander, Boyacá y Cundinamarca.

Incluso se pensaba que con el macroproyecto, el país se ahorraría unos 4 mil millones de pesos al año por costos de operación, frente al sistema actual de transporte de gasolina.

Pero eso nunca ocurrió y hoy la obra es uno de los grandes
elefantes blancos del país.

Tal como lo denunció EL TIEMPO en el 2004, el macroproyecto está abandonado y para que no caiga en ruinas, el país gasta cerca de 18 mil millones de pesos al año en labores de mantenimiento, según fuentes del sector. Expertos explican además que ese dinero sale de un porcentaje del galón de gasolina que los consumidores pagan.

Pero ¿por qué deben responder los contratistas?

Tras una investigación fiscal, la Contraloría concluyó que, en desarrollo de las obras, estos le causaron millonarios perjuicios a la petrolera. Los daños ocasionados llegaron a tal nivel que, en agosto del 2000 y tras 3 años de trabajos, la petrolera se vio obligada a declarar la caducidad del contrato, de manera unilateral.

"Para dar un solo ejemplo - dijo la Contraloría General en su momento- Distral S.A. no contaba siquiera con la maquinaria ni con los recursos físicos y económicos para hacer la obra".

El fallo de responsabilidad fiscal fue emitido en octubre del 2007, pero cinco meses después, el pago no se ha hecho efectivo.

Por esa razón, el organismo de control acaba de iniciar las diligencias de cobro coactivo para obtener el resarcimiento inmediato del patrimonio público.

Sin embargo, la recuperación del dinero no será fácil.
Distral S.A. se encuentra hoy en liquidación y, a través de su representante Mónica Macías, le dijo a este diario que prefería no pronunciarse sobre el cobro judicial y sobre las posibilidades de que su empresa pague.

Por su parte, el abogado Yesid Rodríguez, representante de las demás firmas afectadas, señaló que sus clientes jamás fueron notificados legalmente de estas sanciones fiscales.

Por eso, anunció que interpondrán acciones de tutela en contra de estos fallos, porque se les violó el debido proceso y el derecho a la defensa al condenarlos sin haberlos escuchados.

"Además -agregó-, estas sanciones se imponen en un proceso que ya estaba prescrito por el paso de los años, situación que la Contraloría desconoció abiertamente".

¿Y mientras tanto qué?

Mientras el pleito se resuelve, el Poliducto de Oriente seguirá subutilizado y ese es otro lío de fondo.

Jamás ha transportado ni una sola gota de combustible con destino a la capital del país y todo indica que, por ahora, seguirá sin estrenar.

La razón: según Ecopetrol, a raíz del contrabando de combustible, la entrada masiva del uso del gas natural vehicular y un aumento en la utilización del diesel, en vez de incrementarse la demanda de gasolina, se redujo considerablemente.

Por eso, en noviembre del 2006, un estudio contratado por Ecopetrol con la Universidad de los Andes concluyó que lo mejor que se puede hacer es esperar a que se incremente la demanda de combustible en Bogotá para poner en marcha el Poliducto. Y se calcula que esto podría suceder en el 2020.

Igualmente, recomienda luchar de manera frontal contra el robo de gasolina, pues eso tendría un impacto negativo para la obra.

"Se debe condicionar la entrada en operación del Poliducto a que se pueda ejercer un control efectivo del nivel de hurto de combustible que lo lleve a un nivel tolerable de acuerdo con los compromisos con el Gobierno", concluye la investigación de los Andes.

No hay más responsables

Por todo esto, la Contraloría manifiesta que es evidente que la decisión de adelantar la construcción del Poliducto de Oriente no obedeció a una necesidad real "como quiera que se efectuó una millonaria inversión sin que haya generado un valor agregado para Ecopetrol".

Y señala como un mero indicio que si la obra hubiera empezado a funcionar como estaba previsto, Ecopetrol habría recibido 182 mil millones de pesos, entre diciembre de 1999 y julio del 2002, por concepto de transporte de combustible y ahorros en costos de operación.

Por eso, el ente fiscal no duda en asegurar que el Poliducto terminó convertido en "una obra inerte por no haber entrado en funcionamiento y se constituyó en un despilfarro del erario público".

Y agrega: "No cumplió con el principio de prevalencia del interés general, ni con el fin esencial del Estado de servir a la comunidad, lo que demuestra que se trató de una contratación superflua, fruto de una planeación inadecuada".

Sin embargo, el organismo de control no encontró méritos para sancionar a los funcionarios de Ecopetrol que tuvieron que ver con el Poliducto y que según archivos de la propia entidad son Fernando Gutiérrez Montes y Robinson Manuel Pedroza (ambos ex vicepresidentes de transporte de Ecopetrol), además de Gregorio Ramírez Montalvo, Oscar Fernando Valbuena, Rafael Alberto Ortiz Obando, Ricardo Henríquez Luque y Alberto Azula Camacho.

Sobre estos funcionarios, la investigación se dirigía a establecer si existía algún tipo de responsabilidad del comité evaluador de la licitación pública por, presuntamente, seleccionar a unas empresas sin analizar su capacidad financiera.

No obstante, los empleados y directivos de la estatal fueron exonerados de responsabilidad fiscal, pues se concluyó que se acogieron a los parámetros establecidos en el pliego de condiciones de la licitación.

¿Y quién asume la responsabilidad política?

Tras el fallo fiscal de la Contraloría, la pregunta que surge ahora es ¿quién responde por esta megaobra que se adjudicó en 1997, pero que no ha entrado en operación? ¿Les cabe alguna responsabilidad a los presidentes Enrique Amorocho, Carlos Rodado Noriega, Alberto Calderón, Isaac Yanovich y al actual Javier Genaro Gutiérrez?

Expertos opinan que era imposible prever que el consumo de gasolina se iba a caer y que, en su momento, el proyecto era técnica y financieramente conveniente.

Además, que la obra puede entrar en operación cuando la demanda de gasolina se incremente.

Pero este es un escenario difícil, al menos por ahora, si se tiene en cuenta que el año pasado la venta del combustible cayó un 3,3 por ciento (74.100 barriles diarios frente a los 76.600 del 2006).
Para este año se espera que haya un descenso de 2.000 barriles diarios, según la propia Ecopetrol. Es más: de acuerdo a proyecciones de expertos, la demanda de combustible esperada en el país haría que el Poliducto de Oriente prestara sus servicios a partir del año 2020.

En los últimos 5 años se han invertido, en mantenimiento, 93.500 millones de pesos en el Poliducto de Oriente, según fuentes del sector petrolero.

Así es la gigantesca y ahora paquidérmica obra

El Poliducto de Oriente se empezó a planear desde 1993 y comprendía la central de abastecimiento de Tocancipá y las estaciones de Sebastopol y Santa Rosa. Su construcción fue adjudicada por la estatal petrolera el 12 de diciembre de 1997, durante la gerencia de Enrique Amorocho.

Según se dijo en su momento, la empresa buscaba otra ruta de abastecimiento de combustible, diferente a la del Poliducto Salgar-Mansilla, que le significarían importantes ahorros al erario, y por eso fue fácil que se aprobara la inversión. Las obras culminaron en el 2003, con cuatro años de retraso y los correspondientes sobrecostos.

En su momento, un estudio de la Universidad de los Andes la destacó como una obra de "alta ingeniería". Pero críticos como el senador Hugo Serrano la calificaron como un "monumento al despilfarro".

YESID LANCHEROS
REDACTOR DE EL TIEMPO
yeslan@eltiempo.com.co

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
17 de marzo de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�