Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Lila Downs, nominada al Óscar por su música en 'Frida', estará el 12 de marzo en Bogotá

La artista, mitad mexicana y mitad anglosajona, conocida por su interpretación de 'Burn it blue', incluida en la banda sonora del filme, es invitada del lujo del XI Festival Iberoamericano de Teatro.

Esta mujer, pequeña y de piel cetrina es, para muchos, la legítima sucesora de Chavela Vargas. Durante mucho tiempo se movió en los márgenes del circuito comercial.

Su espectáculo es muy visual, donde la música y los textiles, su otra pasión, juegan un papel primordial.

Fama con 'Frida'

Fue gracias a la película que hicieron la estadounidense Julie Taymor y la mexicana Salma Hayek, que se convirtió en una de las grandes figuras de ese género que las revistas especializadas denominan 'música del mundo'.

"Fue interesante participar en ese proyecto. Yo admiraba mucho a Frida. Es cierto que la película fue muy criticada en México porque fue como la versión light de ella. Pero la música fue muy importante para mí. Además, tuve la oportunidad de cantar con Caetano Veloso. Esa fue una experiencia inolvidable".

En su próximo disco tendrá una canción con Mercedes Sosa: "La grabamos hoy mismo ( miércoles). Desde Argentina, ell me envió su parte por Internet.  Para mí es un honor muy grande. Yo la escucho desde chiquita y oí que tenía canciones que tenían que ver con el pensamiento y las convicciones. Eso para mí era nuevo porque había crecido escuchando esas canciones mexicanas que son más de corazones rotos".

Tambien hizo algo con Enrique Bunbury; otra canción con el grupo Chambao, en el cual canta La Mari, y tiene un proyecto con Joaquín Sabina.

Combinación de razas

Lila Downs nació en Oxaca (México), en 1968, pero pasó parte de su adolescencia en Estados Unidos. Estudió canto y antropología en la Universidad de Minnesota.

Se sabe mestiza y su vida y su música es testimonio y tributo a su origen. El rock y el pop eran opciones legítimas, pero optó por rebuscar en el México profundo.

"En mi país viven 64 etnias diferentes. Todas hablan su propio idioma. Yo vengo de Oxaca y el idioma de mi familia era el mixteco, una de las 16 lenguas que se hablan en mi estado. Pero no fue mi madre quien me enseñó esa lengua. A su generación se le prohibió hablarla. En la escuela no podían utilizarlo. Ella heredó una negación hacia eso. Esas circunstancias hicieron que surgiera dentro de mí la necesidad de identificarme con la raíz indígena", dice.

Esa mitad indígena es la mayor cuota genética en discos como 'La cantina', 'Una sangre' o 'Border', pero no es la única. El resto viene de su cincuenta por ciento anglosajón, donde podría mencionarse gente como John Coltrane y otros grandes maestros del jazz estadounidense, en parte por herencia de su padre, en parte por colaboración del músico Paul Cohen, su esposo y director musical.

"Como música y cantante, estudie con principios muy clásicos, pero me alejé de ellos y empecé a escuchar lo que sucede en las calles y en las cantinas. Pienso que fue una escuela muy verdadera porque pruebas todo", explicó.

Pero la genética no solo le aportó tradiciones, también fue privilegiada en eso. El arte estaba en todas partes.

"Mi padre era artista visual, pintor y cineasta y era crítico con el arte. Siempre tenía preguntas al respecto. Mi madre cantaba rancheras. Era más tradicional y conservadora, apegada a la tierra", añadió. 

'La cantina', su más reciente disco

Si bien tiene ese ambiente machista y desbordado de la ranchera y el corrido clásico, también tiene canciones cosecha de Downs, que presentan letras más acordes con la situación actual de la mujer.

"El machismo en la ranchera es algo polémico. Por eso evité grabar durante mucho tiempo canciones como las de José Alfredo Jiménez. En México hay mucha gente que rechaza el pensamiento que se ve en ellas. Pero luego descubrí que al ser una mujer cantando eso despertaba una sensación diferente", reveló

Pero aclaró: "Claro que esas canciones tienen su lado de prepotencia, que se percibe en los versos, pero al cantarlas una mujer se vuelven más una actitud de fuerza y no tanto de género. Eso me causó curiosidad y entendí las razones por las cuales cantantes como Lucha Reyes tenián tanto éxito con las mujeres. Aunque, igual vivieron vidas muy trágicas con hombres que fueron muy machos con ellas".

ANDRÉS ZAMBRANO D.
EDITOR DE CULTURA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Entretenimiento
Fecha de publicación
8 de marzo de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad