Publicidad

ARCHIVO

Miércoles 7 de diciembre de 2016

'La economía de mercado no riñe con la actividad sindical', aseguran líderes de nueva central obrera

La nueva organización se suma a la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores de Colombia (CTC) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Por: Redacci�n ELTIEMPO

César Velazco, secretario de la Unión de Trabajadores de Cundinamarca (Utracún), organización anfitriona del encuentro que dio origen a la iniciativa, se refiere a los detalles de la misma.

¿De dónde nace la idea de una nueva central sindicalista?

De una reunión que se hizo en Utracún (Bogotá) con sindicalistas de los textiles y confecciones, flores, bebidas y alimentos, plásticos, azúcar, metalmecánicos y minería.

Allí coincidimos en que había que evaluar la creación de una nueva organización, dado que las que hay no cubren las expectativas del sector productivo.

¿Como cuáles?

Por ejemplo, las centrales no están de acuerdo con una economía de mercado. Cuando piensan en llegar a acuerdos con las empresas son rotuladas como patronalistas.

En el sector productivo no podemos estar pensando en permisos sindicales permanentes. Tenemos que pensar en que la mayoría son trabajadores que reciben el salario mínimo, por los cuales uno cree que el sindicalismo lucha. Si nos dedicamos a exigir prebendas al Gobierno y a los empresarios, para un sector de los trabajadores y no su totalidad, el sindicalismo no progresa.

¿Los trabajadores pueden ser aliados de los empresarios?

Estamos convocando a los empresarios y al Gobierno para que hagamos una alianza por el país. Sabemos que hay empresarios de acuerdo con el sindicalismo pero que no comparten algunos procedimientos de la dirigencia sindical. Incluso están de acuerdo en ceder cosas, siempre y cuando la actitud del sindicalismo cambie.

¿Qué cederían?

Algunos empresarios nos dicen que podrían trabajar en el tema de la contratación sindical, para evitar las cooperativas de trabajo asociado.

¿En qué consiste eso?

Las organizaciones sindicales podemos contratar servicios con las empresas, como ocurre en algunas regiones. Este fue uno de los elementos que se trataron en la reunión y coincidimos en que podría ser una forma de que el sindicalismo crezca, que sean directamente los sindicatos los que contraten a la gente en vez de las cooperativas. Así, los sindicatos les darían estabilidad a los trabajadores y les garantizarían todos sus derechos.

¿La nueva central apoyará el TLC con Estados Unidos?

Quienes nos reunimos la semana pasada lo apoyamos, pero si se crea otra central no es exclusivamente para eso. El Tratado de Libre Comercio es una cuestión coyuntural en la que coincidimos, pero no es nuestro objetivo. No es que seamos gobiernistas, sino que somos consecuentes con lo que está pasando en el país.

¿Qué se decidió exactamente el fin de semana pasado?

Se creó una comisión para analizar la viabilidad de la nueva central: qué tan conveniente es para el país y para los trabajadores, y con qué respaldo cuenta.

¿A cuántos sindicatos representan los dirigentes reunidos el fin de semana?

Son 66 organizaciones de Antioquia, Valle, Risaralda, Caldas y Cundinamarca, con unos 45.000 afiliados.

¿Es difícil formar sindicatos?

Hay problemas administrativos en el Ministerio de la Protección Social, que se demora con la personería jurídica. Cuando eso no se concreta, los empresarios comienzan a despedir a la gente, a intimidarla. En el Ministerio hay funcionarios que se prestan para dar información a los empresarios sobre la creación de un sindicato.

El Gobierno dice que al país le conviene tener un movimiento sindical fuerte...

El Gobierno pregona la libertad sindical, pero las empresas no la permiten. En el Minprotección no hay suficientes funcionarios y están saturados de trabajo.

En este momento estamos formando el sindicato de trabajadores de TransMilenio. Se han hecho todos los trámites, los papeles están en regla y esperamos que a la mayor brevedad nos den la personería jurídica.

Publicidad

Publicidad