Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Así será el mundo en el 2030, según el pronóstico de expertos en Davos (Suiza)

El Foro Económico Mundial escogió a destacados profesionales menores de 40 años para que plantearan lo que le espera al planeta y cómo se puede mejorar la vida en la tierra.

Expansión de China

No es un misterio, de lejos, China tendrá la mayor economía del mundo.

Será un 50 por ciento más grande que la de Estados Unidos, la segunda, y el doble de la de India, en el tercer lugar.

El triángulo dominante actual: E.U., Japón y Alemania, será reemplazado por cinco superpoderes asiáticos: China, India, Japón, Corea e Indonesia.

Entre las naciones industrializadas, E.U. seguirá siendo la más grande, con Europa y Japón bastante más atrás.

De qué nos moriremos y los nuevos remedios

El 70 por ciento de las muertes se producirán por enfermedades no transmisibles, como cáncer, problemas cardíacos y diabetes. El mayor incremento se verá en cáncer (de 7,8 millones anuales a 10,8) y sida (de 2,8 millones a 6,4).

También las muertes por accidentes aumentarán (especialmente los de tránsito, en particular en los países en desarrollo), mientras que las enfermedades infecciosas como la malaria y la tuberculosis van a reducirse debido al mayor acceso a vacunas.

Los problemas pulmonares y los males respiratorios crónicos tomarán relevancia como causales de mortalidad. El cigarrillo matará a 8,3 millones de personas en el 2030 (actualmente mata 5 millones). Y se reducirá la mortalidad infantil de 51 por cada mil niños nacidos a 27.

La lista de las principales enfermedades será completamente distinta. El sida ocupará el primer lugar a escala global, seguido de la depresión y los problemas cardíacos. El alzheimer, otras demencias y el alcoholismo también subirán.El cigarrillo, las dietas ricas en calorías y el sedentarismo se volverán factores de riesgo, especialmente en las naciones desarrolladas.

Los avances en el estudio del genoma harán que las medicinas sean más personalizadas y eficientes y que el genotipo influya más que la información clínica a la hora de elegir un medicamento.

Entre las novedades, las principales serán las drogas para aliviar los dolores neuropáticos, la hipertensión, el cáncer de estómago y la diabetes. Se crearán vacunas contra la leucemia infantil y la malaria y otras que reforzarán el sistema inmunológico contra la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple y la artritis reumatoidea.

Los laboratorios portátiles del tamaño de una tarjeta de crédito que identifican virus y bacterias con una gota de sangre; la radiación T-Ray que revolucionará las imágenes en 3D y los screening, que permiten ver la densidad de los tejidos, serán los descubrimientos más prometedores, junto con el instrumental que trabaja con nanotecnología, que permite intervenir estructuras microscópicas, como células y moléculas.

Además, las terapias complementarias tendrán cada día más seguidores en Occidente, sobre todo la medicina china.

Crecerán los islamistas

Hoy, el 85,8 por ciento de la población adhiere a alguna religión, cifra que llegará a 88,1 por ciento en el 2030. El cristianismo se llevará un tercio; un cuarto el Islam y el hinduismo se ubicará en tercer lugar.

Pero la religión que más rápido crecerá será el Islam. Mientras se espera que los principales impactos en la sociedad y en la política provengan del islamismo, aumentará en el mundo el radicalismo religioso, especialmente entre los jóvenes. Además, el cristianismo y el budismo aumentarán en China conforme declina el marxismo, así como en la tradicionalmente católica América Latina se incrementarán los evangélicos.

Sin agua y con huracanes

La temperatura subirá entre 0,5 y 1,5 grados Celsius y el nivel de los océanos se elevará entre 6 y 11 centímetros como consecuencia del calentamiento global. Veremos más tormentas, ciclones, tornados, huracanes, sequías e inundaciones. El creciente uso del suelo y el cambio climático producirán la extinción de entre el 21 por ciento y el 24 por ciento de los organismos en Asia, y entre el 16 por ciento y el 35 por ciento, en África. Los mamíferos y las aves desaparecerán a una velocidad cien veces mayor que la de la naturaleza.

Se espera que se multipiquen la áreas protegidas (hoy hay más de 100 mil áreas protegidas alrededor del mundo, el 12 por ciento de la superficie terrestre).

Habrá en casi todos los supermercados productos que estén certificados como 'amigables con el medio ambiente'.

Pero la demanda por agua de uso agrícola, industrial y doméstico crecerá un 16 por ciento en las próximas dos décadas, en particular, en los países en desarrollo, lo que se sumará a las crecientes sequías que se vivirán en Medio Oriente, el Magreb, norte de China y amplios sectores de India y Sudáfrica.

El agua se transformará en foco de conflicto, dado el aumento de la demanda. Especialmente en China, India, Irán y Pakistán, que necesitan gran cantidad para la agricultura.

Internet en todo el planeta

En dos décadas, la mayoría de los medios convergerán hacia la plataforma de Internet y de la televisión interactiva. Las personas ocuparán más horas en la red y crecerá como soporte publicitario.
Internet será accesible casi en cualquier punto de la tierra, pero los contenidos de primer nivel serán reducidos a los suscriptores, es decir, habrá más control de parte de los proveedores de la información. La interactividad aumentará igual que la tendencia a que el usuario arme su propio paquete de contenidos para sí mismo o para otros.

Cyber Guerra y armas biológicas

Los gastos en defensa serán el doble que los actuales, encabezados por E.U., mientras el mayor salto en términos de poder militar lo protagonizarán China e India, que pasarán de importadores de armas a principales exportadores.

Se espera que aumenten las guerras civiles y los conflictos entre estados y terroristas, lo que provocará desplazamientos y refugiados.

Y aunque el pronóstico es que disminuyan, las guerras entre dos o más países se producirán a causa de los recursos naturales y, obviamente, serán más tecnológicas y letales. Sensores y dispositivos implantados en los cuerpos ayudarán a combatir guerras biológicas y la cyber guerra se hará realidad.

El terrorismo será más sofisticado. Proliferarán las armas de destrucción masiva, los conflictos étnicos, las nuevas formas de nacionalismo, los ataques informáticos, las pandemias y las migraciones.

Habrá un incremento en el riesgo de proliferación de armas de destrucción masiva (nucleares, biológicas, químicas y radiológicas).
A los ocho países que han declarado tener armas nucleares (China, Rusia, Estados Unidos, Francia, India, Pakistán, Reino Unido y Corea del Norte) se les unirá India y Pakistán, además de Irán, Israel, Libia y Siria en el ítem armas biológicas para el 2015.

Viviremos cinco años más

La expectativa de vida habrá subido de 67,3 años a 72,2 años. Japón seguirá a la delantera con un promedio de 85,7 años.

La población mundial mayor de 80 años será el triple de la actual y el 60 por ciento de ella vivirá en Asia.

Las mujeres vivirán más años que los hombres, pero la brecha se estrechará con una diferencia que irá entre 4 y 6 años.

Las tasas de fertilidad de mujeres menores de 20 y mayores de 40 declinarán en casi todas las regiones del mundo.

Otros cambios

La pobreza va a bajar en el mundo y el 15 por ciento de la población pertenecerá a la clase media (hoy es el 5,9 por ciento).

El número de desnutridos ( que consumen menos de 2.100 calorías diarias) bajará de los actuales 710 a 460 millones.

No se trabajará más de 5 a 8 horas a la semana en la oficina porque desde cualquier lugar del planeta, incluso, en un avión, se podrá acceder a ella.

Los celulares serán capaces de organizar desde encuentros sociales hasta supervisar sus tareas domésticas.

La mayoría de alimentos y bebidas ayudarán a dormir, a concentrarse y a mejorar el sistema digestivo.

Su familia no sólo estará compuesta por sus padres e hijos. También, por los integrantes de sus comunidades virtuales.

Su auto todavía necesitará petróleo, pero cada día será más frecuente que los vehículos utilicen hidrógeno para funcionar.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Vida de hoy
Fecha de publicación
12 de febrero de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad