Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Así se hace un policía en la escuela General Rafael Reyes de Santa Rosa de Viterbo

En una jornada que empieza a las 4:00 a.m. y termina a las 9:00 p.m., durante 365 días, 947 jóvenes recibirán formación como patrulleros de la Policía.

A sus 21 años de edad, José Reinaldo Leal Bernal decidió cambiar su oficio de guía turístico, que desempeñaba en el nevado de Güicán, por el de policía nacional.

"Aunque en mi casa no estuvieron de acuerdo, la decisión ya estaba tomada, y ahora reemplazaré a mi hermano, quien también era Policía pero murió el año pasado en un accidente de tránsito en Medellín", asegura el alumno Leal.

Al igual que él, 946 jóvenes procedentes de Boyacá (40 por ciento), los santanderes, Meta y Cundinamarca llegaron a la Escuela de Policía General Rafael Reyes de Santa Rosa de Viterbo, con el objetivo de formarse para servirle a la patria.

Aunque en público aseguran que no han sentido el cambio, hábitos como el de levantarse tarde, el cabello largo, el reggaeton y los jeans de bota ancha ahora hacen parte del pasado para este grupo de estudiantes.

Los docentes del lugar aseguran que la formación ha cambiado mucho y que ya no se puede 'poner a voltear' a los alumnos. Sin embargo, la disciplina militar hace mella en varios de estos hombres que empiezan su jornada a las 4:00 de la mañana y terminan a las 9:00 de la noche.

Para levantarse, vestirse en traje deportivo y tender sus camas tienen 15 minutos; luego trotan durante 45 minutos, seguidamente pasan a las duchas, se ponen el uniforme y salen a formar para luego desayunar en un lapso de 45 minutos.

A las 5:45 a.m. deben estar en las zonas de aseo de toda la Escuela, para lo que tienen una hora. A las 6:45 pasan a formar para la relación de compañía, que es una reunión en la que reciben las instrucciones a seguir durante el resto del día.

A las 7:00 a.m. empieza la jornada académica, que se extiende hasta las 12:00 p.m. cuando pasan al comedor para el almuerzo (45 minutos).

Seguidamente, a la 1:00 p.m., pasan a rectificar el aseo de la escuela durante una hora y a las 2:00 reanudan su jornada de clase que se extiende hasta las 6:20, cuando pasan a la comida y luego descansan hasta las 7:30 p.m. para retornar a las aulas a un ejercicio académico, que se llama estudio independiente en el que hacen tareas hasta las 8:45.

De inmediato se tienen que desplazar a formar para recibir nuevas ordenes y nombrar los servicios nocturnos, como el de apoyo a la seguridad de la escuela (3 horas) y la llamada 'imaginaria' que consiste en velar o cuidar el sueño de sus compañeros (dos horas), estas labores las vuelven a repetir hasta que se rotan todos los alumnos.

El sábado estudian hasta medio día y en la tarde regresan a las zonas de aseo y luego a hacer deporte. El domingo a las 8:00 a.m. asisten a misa y en la tarde reciben la visita de familiares y luego hacen deporte.

"Cada 20 días tiene descanso una compañía completa, que son aproximadamente 200 hombres, quienes salen el sábado a medio día y regresan el domingo en la noche", asegura el coronel Sergio Alfredo López Miranda, director de la Escuela.

Todos se incorporan el mismo día y reciben el título de técnico profesional en servicio de Policía.

Sin embargo, los alumnos que prestaron servicio militar adelantan el complemento a esa formación en un periodo de seis meses, mientras que los jóvenes bachilleres deben recibir instrucción durante 365 días, pero además obtienen el certificado como técnicos en manejo ambiental del Sena.

"Aunque es muy poca la deserción, esta se presenta debido a que la formación académica es cada vez más exigente pues estamos formando profesionales para nuestra sociedad", señala el director de la Escuela, quien lleva año y nueve meses en este cargo. 

34 años 'fabricando' policías para el país

Durante los 34 años de labores este centro ha formado a 25 mil agentes y cerca de 10 mil patrulleros, mientras que 10.500 más prestaron aquí su servicio militar como auxiliares de Policía.

La formación ronda por los corredores de esta edificación, que 40 años antes de convertirse en una 'fábrica' de policías funcionó como Monasterio Jesuita del Sagrado Corazón de Jesús. Fue esta comunidad quien construyó la edificación con características románticas únicas en América.

El centro está dotado con campos de instrucción como polígonos de armas largas y cortas, 18 aulas, laboratorio de criminalística, biblioteca, teatro, tres auditorios y campo de ceremonias.

También tiene canchas de fútbol, baloncesto, microfútbol, tenis, voleibol, voleiplaya, piscina y gimnasio.

Las instalaciones de 156 hectáreas y 27 mil metros cuadrados de construcción fueron compradas en el año 1973 por la Policía Nacional por una suma de siete millones de pesos.

Desde entonces los egresados de este centro de formación han sido distribuidos a diferentes partes del país.

La inversión

 
Actualmente un aspirante debe cumplir con diferentes documentos y exámenes. También tiene que comprar un equipo con prendas y utensilios personales que asciende a 1.300.000 pesos.

Adicional a esto se debe pagar una matrícula que cuesta 943 mil pesos y que es dividida en tres pagos. Así mismo deben pagar 20 mil pesos mensuales por la lavada de ropa y comprar una sudadera que cuesta entre 60 mil y 100 mil pesos. Por cada materia que tenga que habilitar el estudiante debe pagar 46.150 pesos.

La inversión se ve recompensada desde el mes siguiente a su grado cuando empiezan a devengar un salario que actualmente supera el millón de pesos. La pensión la obtienen 25 años después. también obtienen beneficios de salud y recreación para su familia y un subsidio para vivienda.



 

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
24 de enero de 2008
Autor
Harvey Yecid Medina Alfonso Redactor Boyacá 7 días

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad