Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Las tasas de interés de los bancos en Colombia son brutales, asegura el presidente de Bavaria

Según Karl Lippert, la gente va a comenzar a sentirlo plenamente sobre sus presupuestos el año entrante, cuando reciba las facturas de sus créditos con tarjeta.

"Sus ingresos se van a ir en pagar las deudas que generan las altísimas tasas de interés; caerá el consumo; bajará la inversión extranjera, porque la gente no invierte en momentos de desaceleración; la revaluación le seguirá pegando a las exportaciones y vendrá el marchitamiento del boom de la construcción, que ya comenzó a sentirse", asegura Lippert.

Yamid Amat: ¿Usted comprende que el aumento en las tasas de interés es un instrumento que usa el Banco de la República para acatar el mandato constitucional de contener la inflación?

Karl Lippert: Por supuesto. Mi crítica no está dirigida al crecimiento de las tasas de interés del Banco de la República, sino al excesivo crecimiento de las tasas de los bancos comerciales. En el gráfico (arriba), la segunda línea es la tasa de usura para el crédito de consumo. Esa tasa la dispararon los bancos del 20,7 por ciento, en marzo, al 31,9 por ciento actual. Subió 11 puntos en solo 8 meses. No sólo ha sido un crecimiento extremo sino demasiado rápido. La diferencia entre inflación y tasa de usura, lo que define la verdadera tasa de interés, es de 26 por ciento, una de las más altas del mundo.

¿Su queja, entonces, es contra la diferencia que hay entre las tasas del banco central y las de los bancos a los usuarios del crédito?

Exactamente. Se ha ampliado dramáticamente el crecimiento de las tasas al consumidor. Entre marzo y noviembre, las tasas del Banrepública crecieron en 1,5 por ciento. Pero la banca privada las disparó en 11,2 por ciento en el mismo lapso. No existe ninguna relación entre el oficio del banco central de controlar la inflación con el crecimiento de las tasas y el brutal crecimiento de la tasas de interés de los bancos al consumidor.

Pero ese ha sido un fenómeno sostenido...

No. Las tasas bajaron del 26 al 20 por ciento en los dos últimos años. Los créditos hipotecarios se duplicaron y los tarjetahabientes pasaron de 3 a 5 millones. Eso ocurrió en ese período de tasas de interés relativamente bajas. Ahora, el fenómeno se detuvo y las tasas se dispararon. Mi pregunta es: ¿Por qué los bancos le han aumentado al público el 11,2 por ciento en los créditos, cuando el banco central apenas ha subido 1,5 por ciento?

¿A qué adjudica usted el fenómeno?

No sé si hay suficiente competencia bancaria o si se trata de un problema estructural del sistema bancario. Colombia lleva tres años de sólido crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Han crecido el consumo y la inversión directa extranjera, se han incrementado las exportaciones y hay un boom en la construcción . El fenómeno al que estamos asistiendo es el de que los cuatro índices han comenzado a bajar. El consumo bajó y estamos creciendo menos. La inversión extranjera declinó. Todo el mundo sabe que el próximo año el crecimiento mundial de la economía va a desacelerarse por la situación de Estados Unidos. Colombia debe tomar medidas para evitar ser golpeada.

¿Colombia también va sentir una desaceleración en su crecimiento?

Sí. En 2006 fue 6,8 por ciento. Este año podría ser alrededor de 5,5 por ciento y pronostico que en el 2008 oscilará solo entre 3,0 y 3,5 por ciento.

¿Todo como consecuencia de la desaceleración mundial?

No. Una parte por ese impacto, pero sobre todo por el efecto de las altas tasas de interés de la banca comercial.

Todo esto muestra que usted es pesimista sobre el futuro de nuestra economía

No soy pesimista, pero no se puede ser irrealmente optimista. Lo que quiero decir es que frente a todos los factores externos que nos van a afectar, ese absurdo crecimiento de las tasas de interés, le hará mucho daño al país.

Si las altas tasas de interés, según usted, están ya afectando el consumo interno, ¿por qué sigue creciendo, por ejemplo, la venta de automóviles?

Va a empezar a bajar. Creció porque se amplió el acceso de crédito a más gente. Observe que en los últimos 12 meses la tasa de morosos ha subido 74 por ciento en el país. Estoy de acuerdo en que la finalidad del Banco de la República es frenar la inflación, pero eso no significa que deba frenar el consumo, como está ocurriendo.

¿Frenando el consumo no se contiene la inflación?

No necesariamente. Un país puede tener crecimiento en el consumo y tener controlada la inflación. Estados Unidos, en los últimos diez años, presenta un increíble crecimiento en el consumo y conserva una baja inflación.

Sugirió usted que la banca privada podría adolecer de competencia. ¿No es irónica esa afirmación en boca del presidente de una compañía que no tiene competencia?

Claro que tenemos competencia. Además de las cervezas importadas legalmente, el contrabando, el aguardiente, el ron, el vino, el whisky. Observe que ha bajado el consumo de aguardiente, de rones, y el whisky también está perdiendo participación de mercado. Los licores son más discrecionales que la cerveza.

¿Qué tiene de malo que descienda el consumo de alcohol en el país?

El consumo de alcohol per cápita, comparado con el ingreso per cápita, está muy por debajo del promedio mundial.

¿Subirá el precio de la cerveza?

Eventualmente nos tocará. Pero será un aumento alrededor de la cifra de inflación. Un alza superior golpearía más el consumo, que ya está afectado.

¿Cuáles serán las utilidades de Bavaria este año?

Buenas. En los primeros nueve meses de este año, tenemos utilidades por 213 mil millones de pesos, porque hemos logrado un crecimiento de consumo del 10 por ciento anual en promedio e hicimos la categoría de la cerveza muchísimo más atractiva.

Sea quien fuere el próximo Presidente de Colombia, ¿se debe mantener la línea del gobierno actual?

Definitivamente, sí. Hay, claro, algunas cosas que se pueden corregir como el manejo de las tasas de interés y la lucha contra la corrupción. Necesitamos desesperadamente mejorar la infraestructura vial. Eso es fundamental para mejorar la competitividad. Estamos décadas rezagados. Colombia no tiene una sola autopista.

¿Un país pobre como el nuestro de dónde saca dinero para hacer autopistas?

Con crédito como cualquier país. El país tiene una gran capacidad para endeudarse. Da la impresión de que Colombia tiene miedo en invertir para el futuro.

¿El mal estado de las carreteras no se debe, entre otras cosas, a los daños que provocan vehículos de carga como los de Bavaria?

Es al contrario. El pésimo estado de las carreteras supone un alto costo en la reparación de los daños que produce en los vehículos. Además, la regulación no permite el uso de vehículos modernos y eficientes. Hemos trabajado 18 meses con el Ministerio de Transporte para legalizar la producción de un vehículo de carga que sería un gran avance para la competitividad. Para probar la conveniencia, invertimos dinero construyendo un prototipo de industria nacional que pasó todas las pruebas, y todavía no logramos luz verde.

¿Por qué?

Buena pregunta para Invías.

¿En qué consiste su política sobre responsabilidad social?

Los problemas que enfrenta la sociedad hoy, en todos los países, y por supuesto también en Colombia, son imposibles de resolver por los gobiernos exclusivamente. Si usted piensa en vivienda, educación, invierno, sequía, conflicto, enfermedades y pobreza, ningún gobierno puede resolver esos problemas solo. Por eso, nosotros decimos que el sector privado debe ayudar a resolverlos. Y lo estamos haciendo, no solo porque tenemos que hacerlo, sino porque queremos crear una mejor sociedad. Más justa, más equilibrada, en la que sus necesidades básicas sean atendidas. Esa es una gran responsabilidad de la empresa privada.

¿No es contradictoria esa filosofía con la venta de alcohol?

Los patrones de consumo no son destructivos para la sociedad porque la cerveza en moderación es buena. Lo malo es el abuso, que crea todo tipo de riesgos. Por eso, tenemos dos políticas: consumo moderado y prohibición absoluta para menores. Eso explica nuestra campaña de 'Todos podemos ser padres' y vamos a hacer muchas más campañas para evitar el consumo de alcohol por menores. La gente en Colombia no lo sabe, pero este es bastante alto comparado con otros países de la región. Otro aspecto de poner la casa en orden es disminuir nuestro impacto en el medio ambiente; usar menos agua, reducir la huella de carbono, asegurar que nuestros empaques son reciclables o retornables. Hemos escogido, también, la creación de empresas que generan empleo como la prioridad numero uno de nuestra responsabilidad social. El año pasado lanzamos el programa de 'Destapa futuro'. Premiamos con capital semilla a colombianos emprendedores de todos los estratos, los apoyamos en el proceso de crecimiento y los conectamos con el mercado. Ojalá las observaciones que he hecho en este reportaje sean recibidas dentro de esa misma filosofía: todos debemos trabajar juntos, ceder juntos, crecer juntos, para lograr un país mejor.

Quién es Karl Lippert

Lippert, de 44 años, dirige Bavaria desde cuando la multinacional SABMiller adquirió la cervecera. Nació en Namibia, y es alemán y surafricano. Pero habla un español clarísimo.

YAMID AMAT
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
Opine en www.yamidamat.com

Publicación
eltiempo.com
Sección
Economía
Fecha de publicación
2 de diciembre de 2007
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: