Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

La tarjeta de crédito Codensa: una compra que da historia crediticia

A Heriberto Pineda, obrero de la construcción que vive en el sector de Patio Bonito -sur occidente- no se le había cruzado por la mente comprar un computador, ni pedir un préstamo para adquirirlo.

Pero en esta Navidad, Pineda podría estar financiando dicha compra y creando historia crediticia atraído por no tener que cumplir con los requisitos bancarios.

De este modo se une a otros 700.000 bogotanos que han sacado la tarjeta de crédito fácil Codensa para pagar electrodomésticos y mejoras en sus hogares a través de las facturas de la energía.

A Pineda ya le aprobaron el crédito. A diferencia del sector financiero, la empresa de energía contó con su positivo historial de pagos mensuales del servicio de energía que le sirvieron de referencia.

Para los analistas, este tipo de crédito no les está robando clientes al sector financiero. Al contrario, se está convirtiendo en un puente entre las personas de escasos recursos y los bancos.

El 66 por ciento de los capitalinos que han usado los préstamos de Codensa han reportado no estar bancarizados. Lo que lleva a los expertos a concluir que esta empresa está empujando a los estratos bajos hacia el sistema financiero porque la mitad de ese 66 por ciento, es decir 231 mil personas, luego de utilizar el crédito fácil de Codensa, usaron el reporte de sus buenos pagos en Datacrédito como historia crediticia para pedir algún servicio bancario.

Potencial en estratos bajos

Según reporta Condesa, hasta el momento se han beneficiado 700 mil personas con los créditos. Y en su mayoría (95 por ciento) de los estratos 1, 2 y 3, donde la empresa revela el mayor crecimiento de demanda por el servicio.

Y es que hay tanto potencial de crédito en las zonas deprimidas de la ciudad, que en el centro comercial donde Pineda solicitó la tarjeta, se encuentra atención de Condesa en dos almacenes: Carrefour y Saldos Corona.

Roiber Martínez, administrador de Saldos Corona, señala que el fuerte del negocio es la demanda de los estratos bajos. "A diario, 120 personas compran por diferentes clases de crédito mejoras para sus viviendas, y lo financiado con tarjeta Codensa supera 200 millones de pesos al mes.

Mientras tanto, en el Carrefour, en un día de fin de semana se financian hasta 20 créditos de electrodomésticos. El 80 por ciento de quienes los solicitan son personas de escasos recursos que no tienen ni siquiera cuentan bancaria, según dice Diana Fula, asesora comercial de Codensa.

El crédito fácil Codensa empezó a otorgarse en 2001 y hasta 2007 se han financiado 850 mil millones de pesos en electrodomésticos y mejoras para el hogar.

David Acosta, gerente comercial de Codensa, reveló que la empresa no ha tenido problemas en cobrar la cartera, pues los deudores de estratos 1, 2 y 3 son cumplidos.

Agregó que las utilidades netas que recibe Codensa por este negocio son el 7,4 por ciento de sus ganancias totales, que en 2006 alcanzaron los 375.000 millones de pesos.

Para María Angélica Arbeláez, analista de Fedesarrollo, este tipo de crédito no solo ha permitido que los estratos 1, 2 y 3 hagan parte del sistema bancario. También ha disminuido la vulnerabilidad de estas personas y mejorado su calidad de vida.

Cada vez piden más crédito

Según Codensa, la mayoría de los créditos se han adjudicado a personas jóvenes. El 40 por ciento tiene entre 18 y 31 años; 35 por ciento, entre 32 y 45 años, y el restante 25 por ciento más de 46 años.

Y también de estratos menos favorecidos: 51 por ciento del 2; 33 por ciento del 3, y 11 por ciento del 1.

Sobresale que el estrato 1 ha ganado participación, mientras que ha decrecido el financiamiento para el 3. Los 4, 5 y 6 solo obtienen el 3 por ciento de los recursos.

En cuanto al nivel de escolaridad, se destaca que el 71 por ciento de los beneficiarios son bachilleres; el 13 por ciento universitarios y el 12 por ciento técnicos. Los menores porcentajes corresponden a personas con postgrado (2,5 por ciento) y con primaria (1,5 por ciento).

Un alto porcentaje es poseedor de una vivienda: 43,5 por ciento. Pero la empresa concluye que el programa de crédito cubre cada vez más a personas con menores recursos y activos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
5 de noviembre de 2007
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad