Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Carlos Lehder pinta y hace cerámicas en la cárcel federal de Estados Unidos

En una celda con cama sencilla, baño independiente y televisión, el otrora capo del narcotráfico ha pasado los últimos años de su vida.

Hace 20 se convirtió en el primer gran capo extraditado a ese país. Y aunque semanas atrás se empezó a especular que, tras su colaboración con la justicia para condenar al general panameño Manuel Antonio Noriega, había quedado libre, vivir tranquilo en Europa es para Lehder apenas un sueño.

Habla perfecto inglés, se volvió un experto jugador de ajedrez, pinta cuadros, escribe y convirtió la lectura en una de sus pasiones.

Hace una semana, como lo informó EL TIEMPO, su rastro volvió a aparecer. Lehder busca que las cortes de Colombia y Estados Unidos hagan valer la promesa de rebaja de penas que, según su abogado, Óscar Arroyave, le hicieron por colaborar en el caso Noriega. Arroyave dice que buscan un intercambio de presos con Alemania, que de darse lo dejaría inmediatamente en libertad.

¿Cómo está Carlos Lehder?

Bien de salud y ánimo, muy positivo.

¿Físicamente?

Ni gordo ni flaco. No vive en una celda oscura, tiene acceso a estudiar, pintar, es muy bueno en el ajedrez.

¿Qué lee?

Libros clásicos, historia, diferentes temas, muy variado.

¿Se entera de Colombia?

Sí, tiene acceso a revistas y periódicos de Colombia. También tiene acceso a la Internet.

¿Y la parte religiosa?

No lo sé; cuando me escribe habla de Dios, pero no hemos hablado de creencias.

¿Lo ha visitado su familia?

Sí, y tiene contacto con sus hermanos, sus hijos...

¿Quiere volver a Colombia?

La parte colombiana nunca se le va a perder a él, pero está planeando vivir en Alemania.

¿Cómo es la celda?

Es un lugar bastante moderno. Es una cárcel federal, un lugar limpio, organizado, la comida es buena. Está en un cuarto pequeño, pero puede caminar en la unidad donde está. Es diferente a lo que la gente se puede imaginar.

¿Tiene televisor?

Sí. También tiene acceso a computador, pero no puede responder los correos.

¿Ha tenido una enfermedad grave, ha sido operado?

De la salud de él yo no he visto ningún problema.

¿Qué más hace?

Trabajos de cerámica.

¿ Y ejercicio?

Sí, mucho, en el gimnasio y diferentes deportes.

¿Optimista en su libertad?

Muy esperanzado. El quiere vivir en paz y tranquilo.

REDACCIÓN JUSTICIA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
14 de julio de 2007
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad