Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Escarnio público para violadores de niños genera fuerte polémica

Para unos es una sanción social, un mecanismo para concientizar a la sociedad y una manera de proteger a los niños. Para otros, es un castigo que puede desencadenar venganzas y 'limpieza social'.

La concejal Gilma Jiménez, autora del proyecto, sostuvo que "la Ley de Infancia y Adolescencia establece la sanción social. Eso es lo que buscamos con este Acuerdo, porque el 80 por ciento de las agresiones sexuales a menores son cometidas por personas cercanas a la víctima. Por eso la importancia de la sanción social".

Y agregó: "a esto se suma que las condenas son bastante pequeñas en comparación con el daño que le están haciendo a los niños. Para citar un ejemplo, el año pasado se hicieron 20 mil dictámenes de violencia sexual en Colombia, y 17 mil fueron en menores".

"En muchos lugares de Estados Unidos la gente consultar por internet si en su barrio vive alguien que fue condenado por abuso sexual a menores", concluyó.

Solo en Bogotá, cada día cinco niños son víctimas de abuso sexual, según la Fiscalía.

Pero aunque nadie desconoce la importancia de la protección a los derechos de los niños, el sociólogo Fabián Sanabria, de la Universidad Nacional, advirtió que: "publicar estas fotos es admitir la inoperancia de la justicia. Es combatir el terror con terrorismo simbólico y puede fomentar la acción de grupos de limpieza social".

La jurista especialista en derechos humanos Claudia Forero concuerda con esto, y afirma: "esos muros generarán más odio y deseos de venganza en la sociedad".

Isabel Cuadros, directora de la Asociación Afecto, que trata el abuso sexual de menores, dice que "debe existir un equilibrio entre los derechos de los niños y los de los violadores. En lugar de tomar medidas punitivas, las autoridades deberían controlar a los agresores después de que salen de las cárceles, para que no reincidan".

Cuadros también dice que debe hacerse una diferenciación entre pedófilos, abusadores incestuosos, etc. "Además, cuando el abusador sea miembro de la misma familia, este tipo de escarnio será bastante doloroso para su entorno, incluso para la misma víctima".

La sicóloga Forense Ángela Tapias anotó que "no podemos estigmatizar a un sujeto que tal vez quiera cambiar o tenga un trastorno. Hay que poner el acento en la prevención y en la educación".

El historiador Fabio Zambrano de la Universidad Nacional, por su parte, defiende la medida y afirma que "este es un llamado a la sociedad a reconocer que el abuso sexual infantil es más común de lo que las personas creen".

E, incluso, la compara con el actual proceso de paz del Gobierno con los paramilitares: "poner en evidencia lo que pasa, por duro que sea, es bueno para la sociedad".

Otros expertos opinan que la medida, más que un escarnio público, debe ir acompañada de modificaciones al Código Penal y programas que ayuden a entender el problema".

"La agresión sexual a niños en socialmente aceptada en algunas comunidades (especialmente la incestuosa), lo que demuestra que el fenómeno también es cultural", anota Pedro Quijano, secretario de la Alianza por la Niñez, entidad que agrupa diferentes entidades que protegen a menores.

Se espera que el próximo martes 8 de mayo el alcalde Luis Eduardo Garzón, sancione el Acuerdo y defina los mecanismos para la publicación de las fotografías de los agresores. La fecha coincide con la entrada en vigencia de la nueva Ley de Infancia y Adolescencia, que endurece las penas para este tipo de conductas en Colombia.

Serán 20 muros y 40 vallas

Una vez sancionado el Acuerdo, la Secretaría de Gobierno tendrá que reglamentar la ubicación de los muros, de 10 metros cuadrados en sitios emblemáticos de la ciudad -uno por localidad-, en el que aparezcan los nombres de las personas condenadas por el delito de agresión sexual a menores de 14 años. De igual forma, en los principales ejes viales de Bogotá, serán ubicadas dos vallas por localidad con esta misma información.

"Los sitios de vallas y muros serán fijos, pero la información que allí aparezca tendrá que ser actualizada cada tres meses a medida que se aparezcan más condenados. Adicionalmente, cada tres meses se repartirán volantes en sitios de alta concentración de personas", anotó la concejal Gilma Jiménez autora del proyecto.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
2 de mayo de 2007
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: