Publicidad

ARCHIVO

Domingo 26 de febrero de 2017

George W. Bush reitera su compromiso para trabajar con Colombia contra el narcoterrorismo

Así lo anunció en la rueda de prensa que ofreció junto al mandatario colombiano antes de abordar de nuevo su avión rumbo a Guatemala.

Por: Redacci�n ELTIEMPO

A las 6:40 p.m. despegó el Air Force One de la base aérea de Catam para continuar su gira por Latinoamérica.

En la tarde, el presidente Bush se reunió con 13 afrodescendientes en el Palacio de Nariño y recibió obsequios de artesanos nacionales.

Minutos antes, el presidente de E.U. se manifestó a favor de una reforma de las leyes migratorias en su país.

Después de la reunión privada que sostuvieron los mandatarios en la casa de Gobierno, se reunieron con periodistas de varios medios colombianos y extranjeros.

Primero, Álvaro Uribe ofreció un discurso en el que agradeció la visita de su homólogo estadounidense al país, así como "su apoyo entusiasta" en la lucha contra el narcotráfico.

Por su parte, George W. Bush manifestó a Uribe su satisfacción porque "reconoce que la parte más importante del Estado es garantizar la seguridad de su pueblo". ''Será una gran alegría para mí seguir trabajando con ustedes para derrotar a los narcotraficantes y a los narcoterroristas'', añadió.

"Usted es mi amigo personal y su país es un socio estratégico de los E.U.", dijo.

Bush igualmente reiteró su compromiso para buscar la aprobación en el congreso estadounidense del Tratado de Libre Comercio firmado entre los dos países. "Un paquete comercial con Colombia es algo que sirve a intereses de los dos países''

 Y sobre la suerte de tres rehenes norteamericanos en poder las Farc, señaló que espera su pronta liberación.

Cuando un periodista de EL TIEMPO le preguntó su opinión sobre el intercambio humanitario, Bush se limitó a decir que quiere que pronto se produzca un reencuentro de los secuestrados con sus familiares, siempre que ''puedan lograr su liberación con seguridad''.

La rueda de prensa daba la oportunidad a dos periodistas colombianos y dos estadounidenses de formular preguntas a los mandatarios.

La otra pregunta de un medio nacional se refirió a los recientes escándalos sobre la parapolítica. En ese sentido, Bush manifestó que, tal y como lo ha anunciado el presidente Uribe, los responsables serán castigados e indicó que espera que la justicia colombiana sea capaz de actuar "sin favoritismos políticos".

Ante la inquietud de una periodista estadounidense sobre el envío de tropas a Irak, el presidente George W. Bush dijo que los 4.600 efectivos adicionales que enviará cumplirán únicamente funciones de apoyo, y exhortó al Congreso a aprobar los fondos para la guerra ''sin poner condiciones''.

Tras la rueda de prensa, los presidentes se dirigieron a una
reunión con afrodescendientes beneficiados por programas sociales y a una exposición de artesanías.

Itinerario de la visita

El presidente norteamericano George Bush llegó a Bogotá a las 11:55 a.m., proveniente de Montevideo (Uruguay).

Al bajarse de su avión, el Air Force One, lo esperaban el Canciller, Fernando Araújo, y el embajador de Estados Unidos en Colombia, William Wood.

Inmediatamente después de los saludos de rigor, el presidente y su comitiva, entre la que se encuentra la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, abordaron los vehículos de la caravana que los condujo hacia el Palacio de Nariño, en el centro de Bogotá.

 "Esta visita es un reflejo de una relaciones maduras y fluidas entre los dos países, de una agenda que incluye temas esenciales para nuestros intereses y nuestro desarrollo" dijo el canciller Araújo a los periodistas en el aeropuerto.

La caravana conformada por 70 vehículos blindados avanzó rápidamente por el carril central de la avenida El Dorado en un recorrido de 7 km hasta la Casa de Nariño, sede de la Presidencia, en el centro histórico de Bogotá.

La caravana disminuyó su velocidad al llegar a la Plaza de Bolívar, a partir de la cual fue escoltada por una guardia de honor de la caballería por unos 300 metros hasta la entrada de la sede presidencial donde fue recibido por el presidente colombiano Alvaro Uribe y su esposa Lina Moreno.

Seguridad durante la visita

Las autoridades disponen fuertes medidas de seguridad para proteger al presidente de E.U.

Sin embargo, en el centro de Bogotá se registran disturbios por parte de manifestantes que se han enfrentado con las autoridades y atacado locales comerciales y sucursales bancarias.

Hasta los militares de la Fuerza Pública que hicieron la calle de honor a Bush y su esposa fueron revisados uno a uno por miembros del servicio de inteligencia de los Estados Unidos.

Treinta francotiradores están apostados en sitios claves del recorrido de 7 km. desde el aeropuerto hasta la Casa de Nariño, donde se llevará a cabo la reunión bilateral.

Sin embargo, "la tranquilidad (en Bogotá) es completa", dijo a la prensa el general Gustavo Matamoros, comandante de la V División del Ejército, unidad que tiene como área de acción el centro de Colombia.

"El tráfico en la ciudad y sus vías de acceso es normal", comentó Matamoros, pero ratificó que el "dispositivo fuerte de seguridad" mantiene restringido el acceso al centro de Bogotá.

El operativo en tierra está a cargo de más de 21.000 policías y un número no informado de efectivos de las Fuerzas Armadas.

Varios helicópteros artillados, aeronaves de combate y aviones plataforma sobrevuelan el espacio aéreo bogotano, así como la ruta aérea por la que el avión de Bush ingresó al país.

 

Publicidad

Publicidad