Publicidad

ARCHIVO

Domingo 26 de febrero de 2017

200 jóvenes delincuentes del barrio Buenavista se reivindican gracias al rap y al break dance

Desde hace cinco años están dejando las pandillas, gracias a una iniciativa de la Secretaría de Cultura de la Alcaldía Mayor y el Concejo de Cultura de Usaquén.

Por: Redacci�n ELTIEMPO

La idea de darles talleres sobre dichos géneros musicales surgió después de muchos intentos con cursos de panadería y de creación de microempresas que no seducían a ningún joven de este cerro, uno de los sectores más pobres de Bogotá.

'Jacko', de 23 años, y uno de los primeros en participar en estos talleres, cuenta: "Siempre quisieron vincularnos a talleres sin pensar en el mundo que viven los jóvenes de estos sectores. Un mundo muy difícil, un mundo en el que se puede comer bien hoy pero no mañana, un mundo en el que se dura un año o dos con el mismo par de tenis porque no hay plata para comprarse unos nuevos".

Él es hoy uno de los líderes de su comunidad y todas las noches, después de llegar de su trabajo como ayudante de construcción y de caminar más de una hora para llegar a su casa, se reúne con su 'parche' para ensayar coreografias de break y 'rapear' algunas de las canciones que él mismo ha compuesto.

Todo empezó con 20 jóvenes que en el 2002 recibieron los primeros cursos de maestros del programa Tejedores, de la Alcaldía Mayor.

Pero el éxito de esta idea ha sido de tal magnitud que hoy los talleres los dictan los propios jóvenes del barrio.

"Hemos hecho presentaciones en colegios y en otras localidades", cuenta orgulloso 'Jacko'. Y en muchas de ellas, hasta les pagan, con lo cual el break y el rap, además de ser su pasión, se han convertido en una forma de ingresos para estos jóvenes, muchos de ellos padres, como 'Jacko', que tiene dos niños: uno de seis años, y otro de uno.

'La casa es la calle'

Mario Mayorca, 'Zaga', cuenta: "Los jóvenes de estos sectores viven de la acera, de la esquina, de la calle. Aquí nadie tiene un computador ni un Xbox (consola de videojuegos) para divertirse en la casa. Y lo poco que hay, como el televisor, los papás lo prohíben porque uno lo puede dañar. Lo único que queda es la calle, y esa es la puerta a los vicios, la delincuencia y las pandillas".

'Zaga', junto con Miguel Garzón, 'Goria', y 'Jacko' conforman un grupo de rap llamado 'Plasma' y casi todos los días ensayan canciones a través de las cuales hablan muy claro de sus problemas.

"Mi vida es un tormento algo difícil de vivir, aguantar lo que yo aguanto no le he visto por aquí. Presionan los problemas en mi cabeza no hay salida y tampoco una forma de emprender la huida. No se si sea mi suerte, si esta algún día cambie, salir de esta miseria para mi sería algo grande", dice un aparte de 'Historias Callejeras', una de las canciones grabadas en el primer 'demo' del grupo, titulado 'Lapresión'. Con él, esperan darse a conocer, pero también, rendirle un homenaje a su amigo 'Exces', que murió hace un año por culpa de las drogas.

'Goria' se anima a compartir su experiencia: "A mi la calle me enseñó a robar, a fumar, me llevó por caminos oscuros y por noches de infierno. Hoy puedo decir que lo único que logró sacarme de eso fueron tres letras: RAP. Eso nos cambió la vida y se convirtió, más que un hobby, en un proyecto de vida".

Mil beneficiados

  • Durante el 2006, el programa Tejedores de Sociedad benefició a 1.300 jóvenes en todas las áreas artísticas.
  • Este proyecto iniciado en el año 2000, busca formar gratuitamente jóvenes de las 20 localidades.
  • Cada año se ofrecen más de 60 talleres artísticos para jóvenes entre 14 y 26 años, que incluyen áreas de Literatura, Danza, Música y Arte.
  • Los talleres de 'Break Dance' se han dictado en 4 localidades: Usaquén, Engativá, Suba y Ciudad Bolívar, beneficiando un total de 120 jóvenes en el 2006, y otros 250 en los dos años anteriores.
  • Durante el 2006, varios de estos grupos 'Break Dance' representaron al país en festivales de Canadá y México, gracias recurso de la Alcaldía. La meta para el 2007 es capacitar a 1.500 jóvenes.

ESTEFANÍA COLMENARES
Redactora de EL TIEMPO
estcol@eltiempo.com.co

Publicidad

Publicidad