Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

El gobierno también permitió que los paramilitares florecieran, dice el demócrata Patrick Leahy

En esta entrevista con EL TIEMPO, el senador Leahy advierte que el Plan Colombia está "bajo revisión", que el gobierno ha sido "cómplice" del paramilitarismo.

El nombre de Patrick Leahy suele poner muy incómodo al gobierno colombiano. Y con razón. En los seis años que van desde que E.U. comenzó con sus masivos aportes para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, este senador demócrata por el estado de Vermont ha sido implacable a la hora de exigir que la ayuda este atada al desempeño en Derechos Humanos y protección de la sociedad civil.

Fue Leahy, por ejemplo, quien diseñó una serie de condicionamientos que piden evaluar el desempeño del Ejército en DD.HH. antes de entregarles los fondos. Gracia a su presión, varias unidades (Brigada XVll, Palenquero) han quedado excluidas de la ayuda y más de un general perdido su puesto.

Así mismo, ha exigido informes para verificar que el químico que se usa en las fumigaciones no afecta a la población y el medio ambiente, y estrictas condiciones que han impedido la entrega de fondos destinados al proceso de paz con los grupos paramilitares.

Todo eso cuando su partido, el demócrata, era la minoría en el Congreso estadounidense. Pero desde enero, y tras el triunfo en las elecciones legislativas de noviembre, Leahy pasó a ser no solo el presidente del Comité Judicial del Senado, sino el presidente del sub Comité de Apropiaciones para las Operaciones en el Extranjero: precisamente el órgano que autoriza los fondos que se le entregan a todos los países del mundo, entre ellos Colombia. En otras palabras, de su "visto bueno" depende la cantidad de recursos que recibirá el país de aquí en adelante y bajo qué condiciones.

Entrevista con el senador demócrata Patrick Leahy

Usted expresó satisfacción por el arresto de los congresistas vinculados con paramilitarismo y la renuncia de la Canciller. Pero insiste en que no es suficiente. ¿Qué más espera?

Durante años fue mucha gente la que le insistió al gobierno colombiano que tomara medias más fuertes contra los paramilitares, cuando era obvio que estaban adquiriendo más poder y riquezas. Los arrestos son el comienzo. Pero si el gobierno es serio en su decisión de cortar sus vínculos con el paramilitarismo debe dedicar muchos más recursos y personal a las investigaciones.

También ha dicho que el gobierno no puede ahora presentarse como una víctima en este escándalo. ¿En qué sentido?

Lo que dije es que el gobierno no es simplemente una víctima. También permitió que los paramilitares florecieran, algunas veces actuando junto a ellos, otras veces estimulándolos.

¿Qué tan comprometida se ve la ayuda de E.U. a la luz de este escándalo?

Incluso antes que estallará este escándalo, yo venía insistiendo en que era necesario revisar la ayuda. Han pasado seis años desde que comenzamos el Plan Colombia y necesitamos determinar qué ha funcionado, qué no, qué podemos esperar en el futuro y a qué costo. No vamos a seguir entregando más de medio billón de dólares al año a Colombia sin respuestas a esas preguntas. Cómo maneje el Gobierno a los paramilitares y a quienes los apoyan será importante, especialmente en este momento.

El gobierno colombiano alega que sin fondos de la comunidad internacional es muy difícil avanzar en el proceso de paz con los 'paras' y los que vengan con el Eln o las Farc. Pero E.U., su principal aliado, se ha mantenido al margen en este tema.

Hemos entregado más de 4.000 millones de dólares a Colombia así que no sería correcto decir que hemos permanecido al margen. Si el Eln o las Farc son serios en sus intenciones de entrar en un proceso de paz, encontraremos la forma de respaldarlo.

A propósito del Tratado de Libre Comercio. ¿Cree que hay el suficiente apoyo y votos en el Congreso de E.U. para aprobarlo?

Es muy prematuro para decirlo. Hay un punto que es muy importante para los miembros de este Congreso y es qué tan activo es el Gobierno a la hora de proteger a los líderes sindicales, muchos de los cuales han sido amenazados o torturados.

El gobierno ha presentado su Plan Colombia Fase ll para los próximos seis años y espera que E.U. se sume a los esfuerzos. ¿Cuál es su posición?

Primero queremos revisar lo que hemos hecho. Nos dijeron que el Plan Colombia, en cinco años, reduciría a la mitad la coca que ingresaba a E.U. Desafortunadamente, ningún cambio se ha registrado. Se han presentado progresos y queremos seguir respaldando a Colombia, pero necesitamos establecer cuánto más nos debemos gastar y cuál es el mejor uso para nuestros fondos. 

El tema de la masacre en San José de Apartadó, de febrero del 2005, figura alto en su agenda. Qué piensa ahora que miembros del Ejército están siendo investigados por su presunta participación. 

Esta masacre fue una de las atrocidades más horribles del conflicto colombiano. La respuesta del Ejército fue negar que sus hombres estaban en la zona, pero pronto se supo que eso era falso. Desde entonces, el Gobierno ha buscado desacreditar a esta Comunidad de Paz.

El anuncio de la Fiscalía es halagador pues sugiere que hay progresos. No sabemos quién fue responsable pero el ministerio de Defensa debe dejar claro que el deber de los soldados es cooperar plenamente en la investigación. Es una oportunidad para que el Ejército muestre que la moral en el combate y el respeto a las leyes no es un concepto abstracto sino signos de fortaleza e integridad.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Publicación
eltiempo.com
Sección
Política
Fecha de publicación
3 de marzo de 2007
Autor

Publicidad

Paute aqu�