Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Ciudad Perdida: un paraíso escondido en la Sierra Nevada

Este conjunto de terrazas, caminos, canales y viviendas fueron construídos por los tayronas para cambiar el territorio y hacerlo más habitable. Obtuvo 4.373 votos.

Por: Redaccin ELTIEMPO

¿Cómo es que hicieron esto? Es la pregunta que Eunises González se hace cada vez que sube a Ciudad Perdida y  no oculta su admiración al ver las ruinas de lo que fue el gran imperio Tayrona.

 Desde hace 17 años  cuando comenzó a guiar turistas por la Sierra Nevada de Santa Marta, se pregunta lo mismo.

"Es un contacto con el pasado", dice esta samaria quien se conoce el sitio y las rutas para llegar a él como la palma de su mano.

Ha recorrido todos los parques naturales y reservas de flora y fauna en los departamentos del Magdalena y La Guajira y reconoce que cada uno tiene su encanto pero Teyuna, como también se le conoce a Ciudad Perdida, tiene una magia ancestral y un embrujo que solo ella y sus misterios puede descifrar.

Semanalmente sube con excursiones de turistas, en su mayoría extranjeros, a quienes  lleva a pleno corazón del mundo, como los indígenas llaman a la Sierra Nevada.

Atraviesan selvas y bosques encantados  montañas mágicas, cascadas cristalinas que caen como hilos del cielo, piscinas naturales y se tropiezan con una exótica fauna y flora antes de llegar a este paraíso místico.

Los conduce por puentes colgantes de un solo tronco y afianzados con lianas y bejucos, que hablan de la destreza para el manejo de la montaña de los Tayronas.

 Allí les muestra las terrazas construidas sobre filos de escarpadas laderas, casas de techo de paja sostenidas con vigas de madera que se comunican entre si por medio de una intrincada red de caminos empedrados.

En Ciudad Perdida vive un mamo Kogui que es el que mantiene el control espiritual del sitio.

"Es un sitio sagrado para nuestros indígenas, quienes allí hacen sus pagamentos", explica Eunises.

Cuidado especial

Estas milenarias ruinas son cuidadas por el Instituto Colombiano de Antropología que hace todo un trabajo de mantenimiento con personal especializado que permanentemente las visita.  

"Un paisaje biodiverso, unas terrazas que no existen en otra parte del mundo, una cultura viva, como son los pueblos indígenas que allí se encuentran, ríos preciosos que nacen en ese sector, y una exótica flora y fauna son los encantos de Teyuna", dijo   el Jefe del Parque Sierra Nevada, Gabriel Tirado Muñoz.

A través de la Unidad de Parques del Ministerio de  Medio Ambiente hay acuerdos con campesinos e indígenas para disminuir el impacto.

"Disminuyendo la presencia de colonos, parando las talas, el control de visitantes es como protegemos estas terrazas", explicó Tirado. 

Leonardo Herrera
Corresponsal Santa Marta
EL TIEMPO

Publicidad

Publicidad