Bailando y cantando sus bullerengues, Petrona Martínez recibió homenaje en Mompox

Bailando y cantando sus bullerengues, Petrona Martínez recibió homenaje en Mompox

La cantante, que nunca había estado en esa población, recibió allí el reconocimiento Creador Emérita de Bolívar, que se entrega a los patrimonios vivos de la cultura bolivarense.

15 de diciembre de 2006, 05:00 am

La famosa 'cantaora', nominada al Grammy Latino, llegó a esta población con el dolor por la partida de su hijo consentido de 30 años, que se casó a escondidas de su madre y se irá a vivir a España.

En una gira de Petrona por Madrid (España), Álvaro Enrique Llerena Martínez, su único hijo varón entre cinco mujeres, fue 'cazado' por el amor de la colombiana nacida en Santa Marta, pero que vive desde hace muchos años en España.

Petrona está tan confundida por estos días que unas veces amanece con rabia y otras con tristeza. Es tanto el dolor que ya le ha compuesto dos canciones a la ida de su hijo.

La famosa cantante del folclor bolivarense, conocida internacionalmente como la 'Reina del Bullerengue', cuenta que con la partida de su hijo su agrupación se queda sin tamborero.

Álvaro toca el tambor alegre, el instrumento acompañante, fundamental para el toque del bullerengue, caracterizado por voces de canto, coros y percusión.

Con su tamborero amado, Patrona grabó Bonito que canta, que en el 2002 fue nominado al premio Grammy Latino como Mejor Álbum Folclórico. Petrona hace cinco años que no deja de hacer giras internacionales. Dos veces al año viaja a Europa y Estados Unidos. Pues bien, con ese dolor en el alma llegó Petrona a Santa Cruz de Mompox, la ciudad colonial declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Esta 'cantaora' de 68 años, que vive humildemente en la vereda Palenquito, a la entrada de San Basilio de Palenque (Mahates), ha estado en escenarios de Madrid y Barcelona (España); en Canadá; Nueva York (E.U.) y Francia, entre otros lugares del mundo, pero nunca había venido a Mompox.

"Estoy contenta de estar en esta ciudad que tiene tantos tesoros históricos. ¡Cómo será que conocí unos tinajones grandotes que tienen 300 años!", contó muerta de risa.

Un premio al arte popular

Junto a Petrona otros cinco músicos y artesanos considerados patrimonios vivos de la cultura bolivarense.

María Claudia Berrocal, gerente del Fondo Mixto para la Promoción de la Cultura y las Artes de Bolívar, es el alma de este evento que resalta la vida de estos promotores del arte popular tradicional, muchos de ellos anónimos y perdidos de la gran farándula, que viven sus últimos años en medio de necesidades.

El gobernador Libardo Simancas les entregó la Medalla al Mérito. Además, recibieron el primer aporte en dinero del premio, que recibirán mensualmente por un año.

Ayer, antes de los actos de honores, Petrona, en un patio lleno de plantas y fantasmas en la casona que perteneció al coronel Pantaleón Germán Ribón y Segura, y donde estuvo varias veces Simón Bolívar, cantó y bailó con su alegría de campesina buena, sus mejores bullerengues, al son de tamboras y palmas, y en medio del sofoco de estos días de mediados de diciembre.

Una de bullerengue, una alfarera y un poeta

Eulalia González Bello, conocida como 'Yaya', es una reconocida cantaora y compositora de bullerengues de Maríalabaja (Montes de María). Tiene 88 años y está muy enferma. Y ya le canta a su muerte: "Yaya se vaaa"...

Ella también recibió el premio Creador Emérito de Bolívar.

Los otros homenajeados son Hortensia Benítez, alfarera de Hatillo de Loba, dedicada a la fabricación de tinajas, jarrones y materas.
Casildo Gil Padilla, decimero, poeta, cantante y bailador de San Martín de Loba. El tamborero Miguel Grimaldo Urquiza y el cantante José Miguel Arango Martínez.

VICENTE ARCIERI G.
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
SANTA CRUZ DE MOMPOX (BOLÍVAR)