Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

En 10 puntos disminuyó el número de personas con Necesidades Básicas Insatisfechas en Colombia

Su porcentaje pasó de 35,8 a 25,8% entre el censo de 1993 y el del 2005. Chocó es el lugar con el índice más alto en el país, con 75,5%, mientras que Bogotá tiene el menor, con 9,1%.

Por: Redaccin ELTIEMPO

Siete de cada 10 habitantes del Chocó residen en viviendas con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), mientras que en Bogotá esa proporción es de 1 por cada 10. Entre esos dos extremos se sitúa ese indicador promedio en el resto del país, que es de cuatro por cada 10 personas con NBI.

La medida de las NBI busca determinar si las necesidades básicas de la población se encuentran cubiertas, para lo cual se utilizan los siguientes indicadores: viviendas inadecuadas, viviendas con hacinamiento crítico, viviendas con servicios inadecuados, hogares con alta dependencia económica y hogares con niños en edad escolar que no asisten a la escuela.

Los departamentos de la Costa Atlántica, tradicionalmente aquejados por la muy deficiente provisión de servicios públicos y educativos y hoy en medio de un gran escándalo por la relación de políticos y grupos paramilitares que, entre otros aspectos, incluyó el desvío y pérdida de cuantiosos recursos de la inversión social, salen muy mal librados en cuanto a las NBI de su población.

En el Atlántico, sus NBI (24,3 por ciento) son ligeramente mejores que el promedio nacional, lo cual no puede decirse de sus vecinos, siendo particularmente crítico el caso del departamento de La Guajira, según se aprecia en el gráfico que acompaña esta nota.

En 30 de los 32 departamentos y el Distrito Capital (Bogotá) se refleja la realidad de todo el país, en cuanto a que en los centros urbanos sus habitantes tienen mejores condiciones de vida que los de las zonas rurales, vistos a través de las NBI. Las dos excepciones son Chocó y San Andrés, donde según el Censo 2005 las NBI urbanas son 81 y 48,7 por ciento, respectivamente, y las rurales 69,2 y 15,4 por ciento.De todas maneras, después de San Andrés, con 19 por ciento Bogotá presenta el segundo indicador de NBI más bajo en las áreas rurales. En la otra orilla rural está La Guajira, con 89,9 por ciento.

Uno de los indicadores que componen el NBI general y que tuvo un notorio buen desempeño en los últimos 12 años fue el de la inasistencia escolar, que pasó de 8 a 2,4 por ciento. Este mide el número de niños entre 7 y 11 años de edad, parientes del jefe del hogar, que no asisten a un centro de educación formal.

Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que en ninguno de los dos años de referencia ( 1993 y 2005) se incluye la educación preescolar, que hoy día se considera de gran importancia para el aprendizaje de los niños en la primaria.

El hacinamiento crítico, donde se tiene en cuenta si hay más de tres personas por cuarto de una vivienda, se redujo de 15,4 a 11 por ciento en el periodo mencionado.

Sin embargo, la proporción de personas que habitan en viviendas inadecuadas tuvo un descenso muy pequeño (de 11,6 a 10,4 por ciento) en el periodo 1993-2005, mientras que hubo una mejoría más alta cuando se observan las viviendas con servicios públicos inadecuados: según el Dane, de 10,5 por ciento del total de personas en esa condición en 1993 se disminuyó a 7 por ciento en el Censo 2005.

REDACCIÓN ECONÓMICA

Televisor: el rey en los hogares

De los más de 10,6 millones de hogares censados por el Dane, el 77 por ciento usa televisor, lo que ratifica que es el electrodoméstico de mayor penetración en las familias colombianas (quizás con excepción de la radio).

Esa proporción supera en 9 puntos a los que tienen licuadora (68 por ciento), nevera (67 por ciento), lavadora de ropas (31 por ciento) y computador (16 por ciento).

De acuerdo con el Dane, casi la tercera parte de los hogares
bogotanos cuenta con computador, seguido por los del Valle, Antioquia y Risaralda, con 15 por ciento cada uno.

Lo anterior lleva a que el 36 por ciento de las personas mayores de 5 años sabe utilizar el computador, aunque el reporte para Córdoba señala que con 16 por ciento es el departamento con menor proporción de utilización, a pesar de que el 5 por ciento de sus hogares cuenta con computador.

Del 36 por ciento de las personas que dijeron que sabían usar el computador, en la semana anterior a la realización del censo el 69,3 por ciento lo utilizaron para hacer tareas relacionadas con el trabajo o estudio.

Publicidad

Publicidad