'La chica desconocida': responsabilidad colectiva

'La chica desconocida': responsabilidad colectiva

Temas como la salud, el empleo, la inmigración, la droga y la prostitución se abordan en la cinta.

notitle
02 de marzo 2017 , 06:52 a.m.

La más reciente película de los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne pone en práctica la idea de François Truffaut: mostrar temas fuertes a través de medios sobrios.

“Un buen doctor tiene que controlar sus emociones”, como afirma Jenny la protagonista de La chica desconocida. Este filme es, precisamente, un drama controlado, sereno y lleno de sutilezas.

Temas sensibles y actuales como la salud, el empleo, la inmigración, la droga y la prostitución son abordados en este y otros filmes de los Dardenne con fina caligrafía. Como es habitual, los realizadores no evitan las preguntas ni las responsabilidades.

En el cine de estos maestros es muy difícil no sentirse absorbido por la historia y este filme no es la excepción. Es un cine de implicación que involucra al espectador hasta el final y que no lo deja en paz. Utiliza una cámara que nunca descansa y que se pega a la respiración de los personajes. Como si tratara de la propia conciencia.

La chica desconocida se ubica en la ciudad de Seraing, en Bélgica. Una noche, después del cierre de su consultorio, Jenny escucha el timbre, pero no abre. “Si fuera urgente habría tocado dos veces”, dijo.

Al día siguiente, se entera por la policía que encontraron, no lejos de allí, a una joven muerta. La misma que fue en busca de ayuda. Jenny se da cuenta de que actuó con ligereza al no prestarle importancia al llamado. Nunca una suposición resulta tan amarga.Impulsada por la culpa, la médica querrá saber la identidad de la chica muerta.

La protagonista de la historia, como típica heroína de los Dardenne, es una mujer joven, fuerte, valiente y que no cesa en su empeño. Los personajes masculinos, por el contrario, son casi siempre inmaduros, violentos y cobardes.

“Para nosotros, la mujer es el futuro del hombre. En nuestro cine, las mujeres son las que dominan la situación, las que actúan, son personas libres y hacen que las cosas avancen”, explican los directores.

A medida que la investigación de Jenny avanza, las cosas se vuelven más peligrosas y la responsabilidad parece implicar a más personas. “Si estuviera muerta no estaría en nuestros pensamientos”.

Es la frase más conmovedora de la cinta. Resulta impactante y acertado descubrir bajo la fachada de la vida corriente y de la apariencia inofensiva de la historia, la verdadera tragedia, los miedos, los descuidos y las motivaciones.

La chica desconocida es una cinta despojada de toda retórica que mueve al espectador y que lo empuja a querer conocer la identidad de la joven sin nombre.

Esta película -que se queda en la memoria y en el corazón- hace entender que se es responsable por acción y por omisión. Que a veces puede repararse lo negativo y en otras ocasiones, no. Pero, que, en todo caso, cuando alguien hace lo correcto, puede influir en otros y generar un cambio.

MARTHA LIGIA PARRA
Crítica y columnista de cine

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.