El escenario de la votación del plebiscito en la Corte Constitucional

El escenario de la votación del plebiscito en la Corte Constitucional

El tribunal se reúne a esta hora en sala extraordinaria para discutir la ponencia.

El escenario de la votación del plebiscito en la Corte Constitucional
18 de julio de 2016, 02:24 am

En una sala extraordinaria, la Corte Constitucional comenzó este lunes la discusión de uno de los temas claves para el proceso de paz: la suerte del plebiscito que le daría respaldo popular a las negociaciones con las Farc.

Aunque legalmente el alto Tribunal tiene plazo hasta el 22 de septiembre para pronunciarse sobre el tema, fuentes cercanas a la Corte señalaron que existe el consenso para que la decisión se dé a conocer antes del miércoles, cuando se instalan las sesiones ordinarias del Congreso. (Lea también: Las claves para entender el plebiscito por la paz)

Los nueve magistrados de la Corte se reunieron desde las 10 de la mañana para discutir la ponencia del magistrado Luis Ernesto Vargas que plantea la exequibilidad de la iniciativa aprobada en el Congreso, incluidos puntos que han generado polémica como el umbral del 13 por ciento y la posibilidad de que los servidores públicos puedan hacer campaña.

La ponencia revelada por EL TIEMPO reconoce el uso del plebiscito como la figura que asegure la legitimidad de lo acordado en La Habana.

Igualmente, establece que el Presidente de la República puede convocar a un plebiscito y que esta figura tiene carácter vinculante (si triunfa el sí, se deben hacer los cambios legales y constitucionales necesarios para cumplir el acuerdo de paz).

La decisión es trascendental no solo porque lo que diga la Corte permitirá establecer el mecanismo para definir si las negociaciones cuentan o no con el apoyo de los colombianos, sino que además ese fallo, según anunciaron el Gobierno y las Farc, será plenamente acatado por las partes. (Además: ¿Si gana el no en el plebiscito, el proceso de paz se acaba?)

El debate por el umbral

El proyecto aprobado en el Congreso establece un umbral del 13 por ciento del censo electoral para lograr la aprobación del plebiscito para la paz, cuando para este tipo de casos la ley establecía que debía lograr el apoyo de la mayoría de los colombianos con posibilidad de voto.

Así las cosas, el plebiscito sería aprobado con el respaldo de 4’396.626 y no por los casi 17 millones de electores que habría este lunes.

Este diario estableció que la semana pasada los magistrados alcanzaron a hablar del tema y algunos de ellos plantearon abiertamente su respaldo a la posibilidad de tumbar el umbral del 13 por ciento y establecer que las personas que acudan a las urnas, independiente del numero de votos, decidan la suerte de la refrendación.

Las cuentas dentro de la Corte apuntan a que cuatro magistrados serían partidarios de eliminarlo y otros cuatro apoyarían su exequibilidad como viene en la ponencia. La balanza la podría equilibrar un magistrado que no estuvo en la reunión.

Ante esa división interna, uno de los magistrados propuso una fórmula intermedia que facilitaría el consenso sobre el tema.

La propuesta señala que en caso de que gane el sí en las urnas independiente del número de votos, se dará por hecho que hubo refrendación popular de los acuerdos.

Además se propone que en caso de que se supere el umbral del 13 por ciento, independientemente del sí o del no, el resultado es de obligatorio cumplimiento.

Esa interpretación abriría varios escenarios que tendrían que ser aclarados en la decisión del alto tribunal constitucional.

Es decir, si se alcanza el umbral y gana el sí, el Presidente quedaría obligado a implementar los acuerdos de paz. En caso de que gane el no, esos acuerdos no podrían ser implementados.

En un escenario en el que gane el sí, pero no se alcance el umbral, se consideraría que fue consultivo y no vinculante y el Presidente de la República queda en libertad de ejercer sus facultades constitucionales y ratificar los acuerdos.

Una vez se conozca la decisión de la Corte, el Gobierno tendrá un mes de plazo para dar a conocer a los colombianos la totalidad de los acuerdos que serán votados en las urnas.

JUSTICIA