Jefes de Policía en Filipinas son acusados de proteger a narcos

Jefes de Policía en Filipinas son acusados de proteger a narcos

El presidente de ese país, Rodrigo Duterte, reiteró que no habrá ninguna tolerancia con el crimen.

Jefes de Policía en Filipinas son acusados de proteger a narcos
6 de julio de 2016, 07:04 pm

La Comisión Nacional de la Policía de Filipinas (NAPOLCOM, sigla en inglés) investigará a los cinco generales del cuerpo acusados este martes por el presidente del país, Rodrigo Duterte, de proteger a narcotraficantes.

"Nos han ordenado que completemos la investigación en siete días", informó este miércoles en una rueda de prensa el subdirector de la citada comisión, Rogelio Casurao, según el medio local Rappler.

El anuncio de la institución se produce después de que Duterte relacionase con el narcotráfico a los generales Marcelo Garbo, Vicente Loot, Bernardo Díaz, Joel Pagdilao y Edgardo Tinio. (Lea también: Rodrigo Duterte, el controvertido nuevo presidente de Filipinas)

Garbo llegó a ser subdirector de la Policía Nacional de Filipinas y en la actualidad se ha retirado del cuerpo. Loot también se ha retirado y ganó en las elecciones generales del 9 de mayo la alcaldía de Daanbantayan, en la región central del país. Díaz continúa de servicio al frente de la región de Davao (sur), mientras que Pagdilao fue director en la Región Nacional Capitalina y Tinio en el distrito de Quezon.

El nuevo jefe de la Policía Nacional, Ronald de la Rosa, se reunió este miércoles con Díaz, Pagdilao y Tinio a puerta cerrada.

"Ha sido una reunión íntima y personal, solo puedo decir eso", explicó en Manila a la prensa de la Rosa, que sí reveló que los tres han asegurado que colaborarán al cien por cien en la investigación.

Pagdilao, Tinio y Díaz negaron en distintas entrevistas con los medios locales su conexión con el narcotráfico. De la Rosa concedió el pasado viernes dos días a los agentes corruptos del cuerpo para que confesasen, en aplicación de la política de ninguna tolerancia con el crimen que impulsa el nuevo presidente del país.

Duterte ha prometido acabar con la delincuencia y las drogas en los primeros seis meses de su mandato, que comenzó el 30 de junio. "Va a ser una pelea sucia, va a ser una pelea sangrienta. No voy a pedir perdón por ello", ha dicho el mandatario filipino, de 71 años de edad. (Además: Presidente electo de Filipinas quiere reimplantar la pena de muerte)

GDA / EL MERCURIO (Chile)