Horacio Serpa y Navarro Wolf hablan sobre los retos de la Constitución

Horacio Serpa y Navarro Wolf hablan sobre los retos de la Constitución

Los expresidentes de la Asamblea Nacional de 1991 analizan los 25 años de la Carta Magna.

Horacio Serpa y Navarro Wolf hablan sobre los retos de la Constitución
4 de julio de 2016, 02:02 am

‘No se necesita nueva Constitución hoy’
Antonio Navarro, expresidente de la Constituyente

1. ¿Cómo analiza estos 25 años de la Constitución?

Los cambios institucionales que se produjeron en 1991 le hicieron dar un enorme salto a las instituciones. Entre las principales novedades estuvieron la definición de Colombia como un Estado social de derecho, la independencia del Banco de la República para evitar la impresión de papel moneda por orden presidencial y el fin del bipartidismo.

2 .¿Cuál ha sido el principal aporte de la Constitución de 1991 al país?

Diría que son tres: el Estado social de derecho, la apertura que permitió la pluralidad de partidos y la creación de la Fiscalía General junto a la autonomía de la Rama Judicial.

3. Para el ciudadano de a pie, ¿cuál ha sido la principal herramienta que dio esa Carta Política?

Sin duda la tutela, de la cual se han fallado millones en estos 25 años. Hoy, por ejemplo, no se puede pensar en la prestación de servicios de salud sin ella. Ha sido fundamental para que los derechos de las personas pobres y con dificultades se puedan cumplir.

4. ¿Cree que esta Carta Política es suficiente para el posconflicto o habrá que hacer una Constituyente en algunos años?

Creo que hay que diferenciar entre una nueva Constitución y nuevas asambleas constituyentes. De las segundas se van a necesitar y serán sobre temas específicos. Una de ellas sería sobre la reforma de la justicia y se necesitará pronto. Lo que sí creo que va a mantenerse por muchos años es la Constitución actual. No se necesita una nueva Constitución hoy para Colombia.

5. En la Constituyente del 91 debió haber muchas propuestas que finalmente no se acogieron, ¿cuál cree que le hizo falta a la Constitución?

En la Constituyente del 91 debió haber muchas propuestas que finalmente no se acogieron, ¿cuál cree que le hizo falta a la Constitución?

‘Desde 1991 Colombia es de todos y para todos’
Horacio Serpa, expresidente de la Constituyente

1. ¿Cómo analiza estos 25 años de la Constitución?

La Constitución del 91 confirmó los acuerdos de paz con M-19, EPL, Quintín Lame, PRT y facilitó los alcanzados con la Corriente de Renovación Socialista. Las normas vigentes facilitaron los de ahora con las FARC. Fue una línea de quiebre con un País gobernado en Estado de Sitio, excluyente, confesional, sin compromisos con el medio ambiente, poco participativo, centralista, con una estructura administrativa feudal, totalmente presidencialista. El cambio fue total.

2. ¿Cuál ha sido el principal aporte de la Constitución de 1991 al país?

Desde 1991 Colombia es de todos y para todos. Incluyó a las mujeres, a las etnias, a los pensamientos y a las actitudes alternativas, al pueblo le dio instrumentos para reclamar sus derechos, a la Justicia le dio independencia y autonomía, creó la Fiscalía, la Corte Constitucional, la Defensoría del Pueblo, la Junta Independiente del Banco de la República, la soberanía popular, la democracia participativa, en fin, creó el Estado Social de Derecho y le dio valor a la persona humana.

3. Para el ciudadano de a pie, ¿cuál ha sido la principal herramienta que dio esa Carta Política?

Sin duda la Tutela. También las acciones populares y de grupo y la capacidad de pensar libremente, de participar, de denunciar, de reclamar, de tener la esperanza de la igualdad real ante la vida.

4. ¿Cree que esta Carta Política es suficiente para el posconflicto o habrá que hacer una Constituyente en algunos años?

Hace casi dos años vengo abogando por una nueva Constituyente, pero no relacionada con los Acuerdos de Paz, que por cierto van muy bien y tienen el apoyo de la gran mayoría nacional. Se anhela que los Acuerdos sean aprobados en un Plebiscito. Ocurre que entiendo el posconflicto como la oportunidad para las grandes reformas en lo político y electoral, la Justicia, lo territorial y la autonomía de las regiones y los municipios, y la revisión a fondo del modelo económico. Si no somos capaces de hacerlo, que no será en el Congreso, volverá el tropel.

5. En la Constituyente del 91 debió haber muchas propuestas que finalmente no se acogieron, ¿cuál cree que le hizo falta a la Constitución?

Fue una lástima que no se aprobara una cuarta Rama del Poder Público, la Electoral. Eso lo puede hacer el Congreso de la República con una reforma constitucional, y es muy necesaria. La total autonomía de la Organización Electoral es indispensable para que exista una auténtica democracia.

6. ¿Qué tan buenas o malas han sido las 42 reformas que se han hecho a la Constitución?

Ha habido de todo, como en botica. Algunas fueron actos de revanchismo contra la Constituyente, otras innecesarias, y algunas bastante útiles. Lo de la Regla Fiscal afectó mucho el constitucionalismo del 91 y no se avanzó en autonomía regional ni se hicieron los Estatutos de la Oposición y del Trabajo.

7. A su juicio ¿la reelección presidencial ha sido la enmienda que más ha afectado la Constitución del 91?

Si, fue un desastre. Desquició a la Carta en grado sumo, pues esta fue construida sobre la base de la alternación en el poder ejecutivo. Fue necesario derogarla.

POLÍTICA