Corte Constitucional aún no decide si baja costo de libreta militar

Corte Constitucional aún no decide si baja costo de libreta militar

El tribunal revisa una demanda que asegura que los precios violan el derecho al mínimo vital.

Corte Constitucional aún no decide si baja costo de libreta militar
29 de junio de 2016, 07:28 pm

Cada año miles de ciudadanos que no entraron a las filas del Ejército deben usar todos los ingresos que obtienen en un mes de trabajo para pagar la libreta militar y evitar ser catalogados como remisos.

Ese costo desproporcionado, que genera un hueco en las finanzas de las familias colombianas –sobre todo de las de más bajos recursos–, fue uno de los principales argumentos con los que el ciudadano Carlos Felipe Rojas Flórez presentó una demanda contra la Ley 1184 del 2008, que regula la cuota de compensación con la que se calcula el valor de la libreta.

Según Rojas, el hecho de que para pagar la libreta se tenga que usar el salario, que debería estar destinado a los servicios, alimentos y otras necesidades básicas, viola el derecho fundamental al mínimo vital.

Fuentes de la Corte Constitucional aseguran que el magistrado Luis Ernesto Vargas, a quien le correspondió estudiar la demanda de Rojas, presentó una ponencia en la que plantea la posibilidad de bajar el costo de la libreta.

Vargas le daría al Congreso un plazo para que reglamente una nueva fórmula para establecer el valor de este documento. El magistrado propone que si bien esa reglamentación debe tener en cuenta las finanzas del Estado –pues el dinero de las libretas entra al Tesoro Nacional–, también debe ser justa con los derechos de los ciudadanos.

Aunque el miércoles la Corte tenía en su orden del día esta demanda, no hubo decisión respecto al tema.

La fórmula que define cuánto se paga por la libreta se calcula sumando el 60 por ciento de los ingresos mensuales más el uno por ciento del patrimonio. A esto se adiciona el 15 por ciento de un salario mínimo. El resultado se divide entre los hermanos menores que aún estén estudiando.

Así, si una familia gana cada mes dos salarios mínimos (1’378.000 pesos) y tiene una casa de 60 millones de pesos, y el interesado es hijo único, tendría que pagar por la libreta cerca de 1,5 millones. Ni el salario de un mes le alcanzaría para costearla.

La demanda de Rojas sostiene además que el costo de la libreta también resulta inequitativo “para los que han sido declarados inhábiles para prestar el servicio militar, quienes no tienen ninguna otra alternativa distinta que pagar la contribución al margen de su condición física”.

La Procuraduría envió un concepto en el que pide que la Corte se declare inhibida porque la demanda no fue argumentada.

JUSTICIA