Firma pide ahora aval para cultivar marihuana medicinal

Firma pide ahora aval para cultivar marihuana medicinal

PharmaCielo Colombia Holdings S. A. S. ya está finalizando los diseños de su planta de producción.

Firma pide ahora aval para cultivar marihuana medicinal
29 de junio de 2016, 02:20 am

Si los planes de la firma colombocanadiense PharmaCielo Colombia Holdings S. A. S. se cumplen dentro de lo estipulado, en un año y medio, el país estaría produciendo los primeros derivados de cannabis, con fines estrictamente medicinales.

Así lo aseguró Jon Ruiz, gerente de la empresa que este martes recibió, del Ministerio de Salud, la primera licencia otorgada para fabricar esta clase de productos en Colombia. Cabe aclarar que dicha licencia solo permite la transformación de cosechas de marihuana en derivados como extractos, aceites o resinas, no el cultivo de esta planta. Hacerlo requiere una licencia otorgada por el Consejo Nacional de Estupefacientes. Al respecto, Ruiz explicó: “Acabamos de presentar la solicitud de la licencia para cultivar. Esperamos que el trámite no tome mucho tiempo y que podamos contar con ella en unas cuatro semanas”.

En torno al temor de que la materia prima acabe, a la larga, siendo usada con otros fines, el gerente de la firma aseguró que las normas expedidas han dejado muy claro ese tema.

“Las condiciones de la licencia –explicó Ruiz– están definidas por ley; nuestro proyecto busca garantizar que los procesos y los productos cumplan las reglas para evitar cualquier tipo de desvío. Entendemos que este es un producto muy sensible y debe ser regulado. Si bien no nos imponen restricciones, nos dejan claro que debemos cumplir los criterios específicos de la licencia”.

PharmaCielo Colombia Holdings S. A. S., que tiene una inversión inicial estimada de 120 millones de dólares en este proyecto, aún está finalizando los diseños de la planta de producción, que se ubicará en Rionegro, Antioquia, y el pedido de las máquinas extractoras de los aceites del cannabis. Ruiz dice que, como se trata de un proyecto nuevo, no hay procesos del todo industrializados, e incluso pueden presentarse demoras en la llegada de los equipos que se necesitan.

En cuanto a la venta de las resinas y aceites derivados que produzcan, Ruiz afirmó que la empresa comercializará estos productos directamente con farmacéuticas o cadenas de farmacias en Colombia y en el extranjero. Como no hay claridad sobre el precio que tendrían, inicialmente se regirían por los fijados en mercados como el de Colorado o Washington. “El margen de precios es ancho, y aun cuando el negocio es rentable, es difícil definir ciertos puntos, como la cantidad de la demanda, por ejemplo”, sostuvo.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dijo que hay siete empresas más interesadas en conseguir este permiso para la producción de derivados del cannabis con fines medicinales. “La aprobación –dijo Gaviria– se da por ‘orden de llegada’, y en los próximos días emitiremos un par más”.

SALUD