Las 13 claves de las zonas de concentración

Las 13 claves de las zonas de concentración

Durante el desarme, las Farc estarán en 29 municipios de 16 departamentos.

Las 13 claves de las zonas de concentración
26 de junio de 2016, 03:38 am

Para garantizar que el proceso de dejación de armas sea efectivo y que el tránsito a la vida civil se pueda dar en condiciones de seguridad, el Gobierno y las Farc acordaron en el documento sobre el cese bilateral y definitivo del fuego la delimitación de 23 zonas veredales y ocho campamentos adicionales, donde estarán concentrados los guerrilleros.

La permanencia de los 7.200 subversivos de las Farc en estos sitios especiales será temporal, mientras se culmina la entrega definitiva de todo su armamento.

Serán territorios con reglas estrictas, donde no se pueden ejercer protestas políticas, y tendrán el permanente control estatal. El monitoreo lo ejercerán autoridades nacionales, internacionales e integrantes de las mismas Farc que sean asignados para esa tarea. Este equipo tendrá la responsabilidad de verificar y mantener el orden en las zonas, además de permitir la entrada de la Fuerza Pública en los casos en que sea estrictamente necesario.

Algunos de estos puntos coinciden con regiones de influencia histórica de las Farc.

¿Qué son las zonas veredales?

Son los sitios donde se iniciará el proceso de reincorporación de los guerrilleros a la vida civil, y estarán alejados de cascos urbanos, cultivos ilícitos, parques naturales, resguardos étnicos o zonas mineras. En esos territorios se suspenden las órdenes de captura contra los guerrilleros que allí habiten y se podrán desarrollar actividades de educación y talleres. Son temporales y tienen límites previamente establecidos, en los que sea razonable la verificación. Tienen facilidad de acceso de vías carreteables o fluviales. En cada zona veredal habrá campamentos donde vivirán los guerrilleros.

¿Qué guerrilleros podrán moverse por todo el país?

Durante la vigencia de estos puntos de concentración, las Farc designarán a un grupo de 60 de sus integrantes (hombres y mujeres) que podrán movilizarse a nivel nacional, sin ningún tipo de armamento, con la finalidad de cumplir tareas que estén relacionadas con los acuerdos de paz. Su desplazamiento tendrá las medidas de seguridad que sean acordadas entre las Farc y el Gobierno, para lo que se dispondrá de dos equipos de protección por zona. Las salidas de las veredas también se harán con la corresponsabilidad de los mandos de las Farc.

¿Qué hace falta en la delimitación de su ubicación?

Aunque ya están establecidos los municipios donde se van a concentrar los guerrilleros para dejar las armas, el Gobierno y las Farc aún tienen pendiente la delimitación de las fracciones de las veredas donde estarán ubicados.

Esta delimitación se hará tras realizar una cartografía de las veredas, donde se tendrán en cuenta los accidentes geográficos de las zonas, procedimiento que finalizaría esta semana. Deben ser puntos donde no haya bases militares ni se encuentren cerca de zonas fronterizas.

¿Qué pasa si ocurre un incidente?

Las instancias regionales de verificación y la nacional son las encargadas de documentar y resolver los posibles hechos que violen el acuerdo de dejación de armas.

En caso de que ocurra un hecho de orden público que requiera que la Policía o cualquier otra autoridad armada ingrese a las zonas, primero se debe informar al comité de monitoreo, para que coordine su entrada.

Los sobrevuelos de aviones militares tienen una restricción de 5.000 pies en las zonas, pero pueden entrar aviones civiles si hay un desastre, calamidad pública o emergencia médica.

¿Los guerrilleros pueden estar armados?

Los guerrilleros pueden estar armados y uniformados únicamente en los campamentos dentro de las 23 zonas veredales en las que vivan, y en los otros 8 campamentos especiales. A su salida de esos campamentos tendrán que dejar las armas en contenedores que están bajo el control del equipo de monitoreo. Pueden estar armados porque la entrega se hará de manera gradual.

¿Qué son los campamentos especiales?

Los ocho campamentos especiales son sitios donde ya hay alojamientos de las Farc, distintos a las zonas veredales. Se caracterizan por estar en los puntos más apartados del territorio y tendrán una extensión máxima de cuatro hectáreas, donde no podrán entrar civiles. Las reglas de control son las mismas que en las zonas de vereda.

¿Dónde estarán ubicados?

De las 33.000 veredas que hay en Colombia, se acordaron 23, localizadas en 22 municipios de 12 departamentos. Los sitios elegidos para que vivan las Farc son La Paz (Cesar), Tibú (Norte de Santander), Remedios, Ituango y Dabeiba (Antioquia), Planadas y Villarrica (Tolima), Buenos Aires y Caldono (Cauca), Policarpa y Tumaco (Nariño), Puerto Asís (Putumayo), Montañita y Cartagena del Chairá (Caquetá), Arauquita y Tame (Arauca), Macarena, Mapiripán, Mesetas y Vistahermosa (Meta), Cumaribo (Vichada) y San José del Guaviare este y oeste (Guaviare).

Los otros ocho campamentos especiales estarán en Fonseca (La Guajira), Vigía del Fuerte (Antioquia), Riosucio (Chocó), Tierralta (Córdoba), Corinto (Cauca), San Vicente (Caquetá), La Macarena (Meta) y Puerto Colombia (Guainía).

¿Quién ejercerá la autoridad?

Se creará un mecanismo de monitoreo y verificación que se encargará de ejercer el control de las zonas veredales y de los campamentos.

Este mecanismo tiene tres instancias: una nacional, otra regional y una local, desplegadas en las áreas señaladas. Los equipos de monitoreo serán integrados por representantes del Gobierno (Fuerza Pública), de las Farc, observadores no armados de Naciones Unidas y miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Según el número de personas y armas por monitorear, se designa la cantidad de equipos de control por áreas. Además de verificar el cumplimiento de las reglas, los equipos también diseñarán la logística para el mantenimiento y plan de suministro de los guerrilleros en esos puntos.

¿Qué es el área de seguridad para las zonas veredales y campamentos?

Alrededor de cada zona donde se encuentren las Farc se establecerá un área de seguridad que tendrá un ancho de un kilómetro, en el que no podrá haber presencia de Fuerza Pública ni de guerrilleros. Los únicos que podrán movilizarse por esos puntos son los equipos de monitoreo y verificación. Después de ese kilómetro habrá tres anillos de seguridad: uno de la Policía, otro de las Fuerzas Especiales y un último del Ejército.

¿Cuánto tiempo estarán vigentes?

Las veredas y los campamentos especiales durarán 180 días, contados a partir de la firma del acuerdo. Durante ese tiempo se debe hacer efectivo el proceso de dejación de armas, que serán depositadas en contenedores en los campamentos. Terminado ese lapso, Naciones Unidas se llevará el arsenal y dará por finalizado el funcionamiento de estas zonas y campamentos.

¿Quiénes van a poder ingresar?

Las autoridades civiles no armadas pueden entrar y salir de las zonas veredales; sin embargo, no podrán entrar a los campamentos donde vivirán los guerrilleros en esas veredas, ni a los ocho campamentos especiales. Cada zona veredal tiene un área de recepción que debe atender a todas las personas que lleguen. La Fuerza Pública no podrá entrar a las zonas veredales ni a los campamentos. Aunque se procurará que sean sitios alejados de los civiles, los ciudadanos que vivan allí no pueden portar armas.

¿Qué pasará con los civiles?

Los alcaldes y gobernadores de las regiones donde estarán ubicados los excombatientes seguirán ejerciendo el control de las zonas. El Gobierno y las Farc se comprometieron a que la implementación del acuerdo no perturbará el funcionamiento político, social y económico de los ciudadanos que vivan allí.

¿Pueden salir las Farc de esos territorios?

Los guerrilleros que necesiten algún tratamiento por una emergencia médica que no se pueda brindar en la región pueden salir con un esquema de seguridad monitoreado por el Gobierno. Por cada zona, las Farc pueden nombrar a diez de sus hombres para que salgan al área municipal o departamental, exclusivamente para coordinar asuntos del acuerdo de paz.

‘Una lectura precipitada’

Las Farc aseguran que aún no se definen zonas

Las Farc calificaron este sábado de “precipitado” el anuncio del Mindefensa sobre la dimensión de las zonas de concentración para los guerrilleros y recordaron que la mesa de diálogo “no ha consensuado el tamaño” de estos lugares previstos en el marco del fin del conflicto. “Con sorpresa reciben las Farc la lectura precipitada del Ministerio de Defensa”, dice un comunicado de la guerrilla. Agregaron que esto provoca “confusión en la opinión pública”.

De otro lado, frente al acuerdo que regulará la salida de los menores de las filas guerrilleras, la Mesa Técnica encargada del tema en La Habana presentó a las delegaciones de paz una propuesta que plantea un programa integral especial para estos menores que alcancen la vida civil.

POLÍTICA