Ordenan adecuar al GranSan para personas en situación de discapacidad

Ordenan adecuar al GranSan para personas en situación de discapacidad

Corte Constitucional amparó la igualdad, trabajo y libertad de locomoción de un comerciante de Suba.

Ordenan adecuar al GranSan para personas en situación de discapacidad
15 de junio de 2016, 05:07 am

Cuando Augusto Suárez Aranguren despertó habían pasado ya dos meses en estado de coma luego de haber sido atropellado por un taxi en la calle 53 con 30, sector de Galerías. El golpe, cuenta, lo recibió tras escapar de otro taxista que lo encañonó para robarle la plata del mercado de ropa, 'jeans' y camisetas que cada ocho días hace en San Victorino. Quedó en silla de ruedas.

Hoy, dos años después de ese fatídico accidente ocurrido en septiembre de 2014, Augusto anda, con dificultad, en muletas. Sin embargo no ha dejado de ir a los madrugones del GranSan a comprar ropa. Ese es su sustento, el de su esposa y sus hijos de 9 y 15 años de edad.

Lo que más se le dificulta es el ingreso a ese centro comercial ubicado en la calle 10 con carrera 10.ª sector del populoso mercado mayorista y minorista. Cuando estaba en silla de ruedas tenía que acudir a los buenos corazones para que lo alzaran y lo subieran seis pisos.

Ante la negativa de la administración del GranSan para que adecuara los espacios, interpuso una acción de tutela que fue negada por dos instancias.

Sin embargo, la Corte Constitucional revocó las decisiones de los juzgados y le ordenó al centro comercial que en un año “diseñe en forma definitiva un plan específico que garantice el derecho fundamental del accionante y de la población en situación de discapacidad a la accesibilidad y a la libertad de locomoción”.

La ejecución, dice la sentencia, no podrá exceder los dos años y deberá contemplar no solo obras internas, sino externas.

Además, obliga a que de forma inmediata "adopte las acciones temporales que resulten adecuadas y necesarias para permitir el ingreso y movilidad de estas personas en sus instalaciones sin obstáculos ni cargas excesivas", señala el fallo.

La decisión le protege sus derechos fundamentales "a la igualdad, al trabajo, al mínimo vital, a la dignidad humana y a la libertad de locomoción de Augusto...", dice la Corte Constitucional.

Yansen Estupiñán, gerente del GranSan, dice que acata y comparte el fallo. Además, señala que las obras no se adelantaron antes por dos situaciones. La primera, afirma, porque cuatro copropietarios de locales donde se va a instalar el ascensor, “molestaron” a través de medios legales con el fin de no permitir adelantar los trabajos.

Y sobre las obras en las zonas públicas externas, señala que el Distrito no le facilitó las cosas.

“Espero que este fallo nos ayude a todos”, le dijo Augusto a EL TIEMPO mientras saludaba a Yansen, a quien le reconoce los esfuerzos que como gerente hizo para que la administración hiciera las obras que hoy por orden de la Corte, debe realizar.

Para esto, dijo Estupiñán, "hay más de 2.000 millones de pesos que fueron apropiados desde el 2012".

“Esperamos que el Distrito nos dé toda la asesoría y el respaldo para adecuar las zonas exteriores en espacio público porque de las interiores nos encargamos nosotros”, dijo el comerciante.

BOGOTÁ