Santos objetó ley sobre donación de órganos

Santos objetó ley sobre donación de órganos

Envío de tejidos al exterior y uso de pauta sobre el tema generan dudas en el Ejecutivo.

Santos objetó ley sobre donación de órganos
7 de junio de 2016, 02:48 am

La Casa de Nariño objetó por “inconveniencia” el proyecto de ley que regula los procesos de donación de órganos, debido a una serie de inconsistencias que –según su oficina jurídica– quedaron plasmadas en el texto final de la iniciativa, la cual había aprobado hace poco más de un mes el Congreso.

Si bien el eje central del proyecto de ley era hacer de cada colombiano un donante de órganos, a menos que en vida manifestara su negativa a serlo, el proyecto resultó regulando otros temas que para el Gobierno deben ser subsanados para darle viabilidad jurídica a esta norma.

Actualmente, la donación de órganos no es obligatoria y existe la restricción de que si un familiar se opone a que se haga ese proceso con un fallecido, pues se debe frenar –tiene salvaguarda legal–, y con la objeción a la norma esto seguirá rigiendo.

En el documento de objeciones, firmado por el presidente Juan Manuel Santos y conocido por EL TIEMPO, se lee que una de las preocupaciones radica en que se prohíbe la salida de órganos, tejidos o de médula ósea fuera el país.

Esta prohibición legal absoluta implica que puedan desperdiciarse órganos que no se requieren (...), e imposibilitará la obtención de órganos que podemos necesitar desde otros países, pues esta norma implicará un trato equivalente”, dice el texto con el que Palacio regresó el proyecto al Legislativo.

Otro de los peros se relaciona con la promoción y pedagogía sobre la donación de órganos, pues en el texto avalado en el Capitolio se estableció que un 5 por ciento de la pauta oficial de las “entidades del orden nacional de la Rama Ejecutiva” deberá destinarse a ese propósito.

Para la Casa de Nariño, esta redacción obliga a que oficinas como el Ministerio de Defensa o la Unidad para la Gestión del Riesgo tengan que reducir sus presupuestos para sumir tareas que –en plata blanca– les corresponden a “ciertas entidades del sector salud”.

Y, entre otras objeciones por inconveniencia, Santos solicitó revisar el artículo que crea un comité técnico para la asignación de órganos –conformado por el Instituto Nacional de Salud (INS), el Ministerio de Salud y un delegado de las instituciones que realicen trasplantes–. Argumenta que esta función solo debe quedar bajo la órbita del INS.

El representante Rodrigo Lara, presidente de Cambio Radical y autor de la iniciativa, le dijo a este diario que “las objeciones fueron de común acuerdo y no tocan el objeto esencial del proyecto, que incluso se puede mejorar”.

El Congreso ahora analizará estas objeciones presidenciales. Si las acepta, el proyecto vuelve a Palacio para su sanción, pero si las rechaza, la iniciativa deberá ir a la Corte Constitucional para su estudio.

Este no es un tema menor y toca muchas fibras, pues, de acuerdo con cifras de la Fundación Nacional de Trasplantados, en el 2015 hubo 195 donantes para 2.256 personas que están en lista de espera. Y se calcula que un donante puede salvar de 7 a 10 personas y beneficiar con sus tejidos a por lo menos 55.

DANIEL VALERO
Redacción Política
En Twitter: @DanielValeroR