Cae cerebro de red de lavadores de activos del Cartel de Sinaloa

Cae cerebro de red de lavadores de activos del Cartel de Sinaloa

Hacía parte de su grupo ilegal una secretaria del CTI de la Fiscalía y un oficial de la Policía.

Cae cerebro de red de lavadores de activos del Cartel de Sinaloa
7 de junio de 2016, 02:48 am

El cerebro de una red de lavadores de activos y tráfico de estupefacientes, componente del 'Cartel de Sinaloa' en México, fue capturado este lunes por la Policía en Chía (Cundinamarca). Se ocultaba tras la fachada de un próspero hombre de campo en Otanche (Boyacá), en donde tenía una finca.

La organización criminal es conocida en Colombia como ‘Junior Pañales’ que enviaba droga a Centroamérica y de allí a Estados Unidos y Europa. Además, blanqueaban millonarias sumas de dinero producto de esta actividad ilícita.

Se trata de Pedro Alveiro Páez Cifuentes, alias Marino, quien lideraba en Colombia la estructura de la que también hacía parte la secretaria del CTI de la Fiscalía, Carmen Sofía Carreño Daza, y su esposo –un oficial de la Policía–, Luis Enrique Rodríguez Torres.

La detención de Carreño Daza y de Rodríguez Torres, además de una hija de la pareja y de dos personas más en el aeropuerto El dorado en Bogotá, el 29 de julio del año pasado, cuando intentaban ingresar entre sus equipajes al país un millón de dólares, fue lo que despejó el camino de la investigación que hoy tiene tras las rejas a alias Marino.

Interceptaciones telefónicas permitieron establecer que la secretaria del CTI tenía contactos en el país, con quienes coordinaba el traslado de dinero perteneciente a la mafia mexicana desde República Dominicana.

Otro de los movimientos de esta organización también permearon a funcionarios de Migración Colombia, que con base en la denuncia que formuló el Servicio Diplomático de los Estados Unidos, se pudo establecer que esta red facilitaba la salida de personas al extranjero y su posterior regreso. Por estos trámites irregulares fueron capturados el año pasado siete supuestos miembros de esta banda delictiva, unas cayeron en su lugar de trabajo en el aeropuerto El Dorado y en nueve lugares de Bogotá.

Hubo unas llamadas telefónicas –con la que se estableció la relación entre estas personas y la banda ‘Junior Pañales’– en la que alias Marino establecía contacto con funcionarios de la oficina de Migración para arreglar la salida y entrada de sus mulas.

La investigación determinó que alias Marino, el jefe de la red, se ocultaba tras una falsa identidad. Portaba documentos a nombre de Darío Gamboa Saavedra, con los que salió del país en varias ocasiones, sobre todo a donde establecía sus contactos internacionales, a República Dominicana.

A nombre de Páez Cifuentes pesaba una Circular Roja de Interpol por los delitos de tráfico de drogas y lavado de activos.

Además era buscado por la justicia colombiana por el homicidio de un esmeraldero, por cuyo crimen fue condenado a pagar una pena de 11 años de cárcel.

Alias Marino era quien reclutaba a las personas que se encargaban de traer en vuelos comerciales, oculto en sus maletas, el dinero que pagaba el Cartel de Sinaloa a la mafia colombiana. Además, también contactaba para esta misma actividad a funcionarios de diferentes aerolíneas.

Este hombre residía en un exclusivo sector de Chía y que mientras no fungía como campesino se movía a bordo de vehículos de alta gama.

A la organización delictiva de alias Marino las autoridades le incautaron el año pasado 400 kilos de cocaína, avaluados en unos 580.000 dólares, droga que era transportada en conteiner repletos de mercancía y frutas.

‘Marino’ era el enlace de Juan Álvarez Inzunza, el jefe de lavado de activos del Cartel de Sinaloa, también conocido como el ‘Rey Midas’ de esta organización narcotraficante, que además, le rendía cuentas al ‘Chapo Guzmán’. A esta organización delictiva se le señala de haber blanqueado dinero producto del narcotráfico en unos 400 millones de dólares.

Una fuente cercana a la investigación le aseguró a EL TIEMPO que en las próximas horas se estarían efectuado nuevas capturas de otros componentes de la banda que lideraba Páez Cifuentes.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com