Luz verde a la Judicatura para poner en marcha equilibrio de poderes

Luz verde a la Judicatura para poner en marcha equilibrio de poderes

Arrancará procesos de meritocracia para elegir miembros de Tribunales de Aforados y Disciplinario.

Luz verde a la Judicatura para poner en marcha equilibrio de poderes
3 de junio de 2016, 01:57 am

La Corte Constitucional le puso punto final este jueves, a través de un comunicado, al cruce de versiones sobre los alcances del fallo en el que, el miércoles, revivió la Sala Administrativa de la Judicatura. Por un lado, la Corte advierte de entrada que reconoce la facultad del Congreso para “introducir modificaciones al esquema de autogobierno judicial previsto en la Constitución de 1991 e incluso para suprimir órganos del mismo si lo estima necesario”.

“El Congreso conserva plena competencia para reformar funciones y órganos de la Rama Judicial, mediante Actos Legislativos, siempre y cuando respete los principios definitorios de la identidad de la Constitución de 1991”, advierte la Corte.

Esto desactiva los argumentos de sectores que, especialmente desde el Legislativo, habían hablado de una constituyente para reformar a la justicia ante lo que consideraban como un reconocimiento explícito de que las altas cortes se consideran intocables.

Los magistrados consideraron que el Consejo de Gobierno, tal y como había quedado, “torna inviable el autogobierno judicial” por ser “un órgano segmentado y no cohesionado, cuyos integrantes actúan en su calidad de voceros o de representantes del sector o del órgano judicial del que hacen parte” y por “el alto nivel de rotación de quienes lo integran”.

El reloj en contra

Pero la esencia del comunicado de la Corte Constitucional va en el sentido de que la Sala Administrativa de la Judicatura, que revive con el fallo, cumplirá ahora las funciones del eliminado Consejo de Gobierno Judicial. Así las cosas, como lo informó EL TIEMPO, lo que debe hacer ahora esa Sala es convocar a concursos de méritos para elegir a los miembros del Tribunal de Aforados –que reemplaza a la Comisión de Acusación de la Cámara– y de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial (que reemplaza a la Sala Disciplinaria de la Judicatura).

“Como quiera que en el Acto Legislativo 02 de 2015 se había previsto la intervención del Consejo de Gobierno Judicial en la conformación de la Comisión de Aforados y de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial, se consideró que como este Consejo deja de existir sus funciones quedan radicadas nuevamente en cabeza del Consejo Superior de la Judicatura (...), para permitir la conformación y el funcionamiento de las referidas instancias”, dice el comunicado. La claridad es clave porque incluso en el Gobierno existía confusión sobre si el fallo mataba, por derecha, el Tribunal de Aforados y la Comisión de Disciplina. Ayer, el vocero de la Sala Administrativa, José Agustín Suárez, dijo que no han sido notificados del fallo y que solo cuando esto pase empezarán a organizar la logística necesaria.

En este momento ya debían estar elegidos los nuevos magistrados, pero esto no se había logrado porque el Consejo de Gobierno Judicial estaba suspendido por dos demandas en el Consejo de Estado. Así, la resucitada Judicatura arranca su segundo tiempo con el reloj en contra.

Gobierno no prevé Asamblea

El Gobierno aclaró ayer que, por ahora, no tiene en su agenda impulsar una Asamblea Nacional Constituyente ni para reformar la justicia ni para temas relacionados con el proceso de paz.

La precisión la hizo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien aseguró que la decisión de la Corte Constitucional de dejar viva la polémica sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura “preocupa”, pues “limita las facultades” que tiene el Congreso. Sin embargo, dejó claro que la constituyente no está en los planes del Gobierno, pero tampoco la descartó. Dijo que para temas como la justicia o el desarrollo legal de la paz, se debe usar “el mecanismo ordinario contemplado en la Constitución, el acto legislativo a través del Congreso de la República, que es el más adecuado, sensato y que genera mayores certezas en el país”.

Claro que congresistas como el liberal Luis Fernando Velasco y Armando Benedetti, de ‘la U’, insistieron ayer en que se debe acudir a la convocatoria de una Asamblea Constituyente para volver a equilibrar al Estado. Pero por la postura del Gobierno, esto es poco viable.

EL TIEMPO