Un viaje por Tiempo, la nueva sala de Parque Explora

Un viaje por Tiempo, la nueva sala de Parque Explora

Este espacio, que abre este viernes sus puertas, permite medir, manipular y transformar el tiempo.

2 de junio de 2016, 01:06 am

Tiempo. Seguro, una de las primeras imágenes (si no la primera) que llegan a la mente al escuchar esa palabra es un reloj. Tal vez un calendario. O un recuerdo de infancia.

Pero, ¿qué es? “San Agustín decía: ‘Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé’”. Con esa cita, Patricia Fernández pone a trabajar la mente de quien la escucha y genera una de las sensaciones que los visitantes al Parque Explora experimentarán en Tiempo, la nueva sala de este centro de apropiación y divulgación de la ciencia y la tecnología, en Medellín.

“Cuando tratamos de describir el tiempo es supremamente complejo, pero es algo que está en nuestro día a día. Partiendo de esa cercanía decidimos crear una sala en la que el visitante pueda experimentar con el tiempo, interpretarlo de nuevas maneras y conocer otras representaciones en las que existe”, dice Fernández, líder temática de esta nueva sala.

En este espacio, en el que se viven 45 experiencias distintas, la invitación es a dejar atrás el reloj, aun cuando es lo primero que se ve al ingresar. “El acceso es por un corredor en el que se ve una anamorfosis, que es una ilusión óptica, en la que aparece un reloj, que se empieza a deformar y a estirar, y a medida que uno avanza aparecen sonidos de relojes que también se deforman”, añade.

Un recorrido por la evolución del reloj hace parte de esta nueva exposición. Foto: Guillermo Ossa / EL TIEMPO

A partir de ahí, Tiempo se convierte en un laboratorio que se divide en cinco zonas. La primera –explica Fernández- es Percepción. El color que la identifica es el verde y lo que busca es que el visitante se encuentre con lo que siente, que se haga preguntas como por qué el tiempo transcurre diferente para él que para los demás y pasa más rápido cuando se hace algo que se disfruta.

Luego está Manipulación –de color naranja- y lleva a vivir el sueño que toda persona en este planeta ha tenido: manipular el tiempo. “Como no podemos viajar al pasado o ir al futuro, lo históricamente hemos hecho ese acercamiento a través de literatura, la música, el cine. En esta sección las personas pueden jugar a detener el tiempo”, explica Fernández.

Y sí, imposible dejar por fuera el reloj. Su lugar está en Medición –de color amarillo-, área dedicada a los sistemas que miden, como el reloj, los calendarios, los husos horarios y la importancia de hacerlo con alta precisión.

Sigue la sección de Transformaciones –de tono salmón-, que son las huellas y evidencias del paso del tiempo, y la última, es sobre la de Relatividad –azul-, en la que se ve lo que decía Albert Einstein sobre lo que le sucede al tiempo y al espacio en ciertas condiciones”, agrega la Líder temática de la sala.

En esta sala se pueden recordar instantes y lugares de la infancia, que muestra el paso del tiempo. Foto: Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Lograr este espacio, desde su concepción hasta el diseño, la ambientación y el mobiliario, tomó cerca de dos años e involucró a un equipo de científicos, asesores internos y externos, filósofos, físicos, diseñadores gráficos e industriales y arquitectos. Alejandro Villegas, parte del equipo de diseño, dice que la sala tiene un equilibrio entre lo interactivo y lo contemplativo, para que se acomode al gusto de todos los públicos que la pueden visitar.

“El espacio hace que las personas salgan con más preguntas que respuestas y busca que una familia que venga se vaya feliz, no que la mamá se aburra, no entienda y se siente, ni que los niños se desesperen porque es netamente contemplativo”, agrega.

Conceptos tan específicos como un agujero de gusano se pueden convertir en un juego para que los niños entiendan lo que son los viajes en el tiempo. “Lo que se pretende visualmente no es que un niño se aprenda el concepto de la relatividad, pero sí que juegue y que, a futuro, le quede algo para que se conecte con el tema”, dice Villegas.

Andrés Roldán, director ejecutivo de Parque Explora, señala que es un reto tener contenidos renovados y hacer de este lugar no un lugar ya visitado sino en el que están dando algo.

“El tiempo es un tema de interés global, que cuando hablamos de este tocamos distintos puntos de vista y todos tenemos algo que decir. Lleva a preguntarse cosas que ya nos hemos cuestionado, como la eternidad, lo infinito, el pasado, la espera, todas dimensiones distintas del tiempo”, añade.

En la sala Tiempo se viven 45 experiencias para tratar de entender este concepto con el que vivimos sin saber explicar. Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Esta nueva sala, que abrirá desde este viernes al público, estará en uno de los módulos rojos que todo turista aprecia cuando aterriza en el Olaya Herrera o cuando viaja en metro por la estación de la Universidad de Antioquia, y complementa la oferta de Explora, compuesta por Acuario, Vivario, sala En Escena, sala Mente, y Física Viva.

CIENCIA