Corte tumba el Consejo de Gobierno Judicial y revive a la Judicatura

Corte tumba el Consejo de Gobierno Judicial y revive a la Judicatura

Con 7 votos contra uno la Sala Plena tumbó uno de los ejes de la Reforma al Equilibrio de Poderes.

Corte tumba el Consejo de Gobierno Judicial y revive a la Judicatura
1 de junio de 2016, 09:35 pm

La Corte Constitucional votó a favor de la ponencia del magistrado Luis Guillermo Guerrero, y tumbó al Consejo de Gobierno Judicial, -organismo creado en la Reforma al Equilibrio de Poderes.

Tal y como lo reveló EL TIEMPO, la ponencia de Guerrero propuso tumbar a ese nuevo organismo considerando que afectaría la autonomía de la justicia y su capacidad de autogobierno.

Por siete votos contra uno (del magistrado Alejandro Linares), el alto tribunal decidió tumbar a ese nuevo organismo, creado para gerenciar la Rama Judicial. Esto, en la práctica, revive a la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, que debía ser reemplazada por el nuevo Consejo de Gobierno.

La decisión es un golpe fundamental contra la Reforma al Equilibrio de Poderes aprobada por el Congreso el año pasado, y que desde siempre, ha tenido una gran resistencia en las altas cortes. (Lea también: Velasco dice que mantener Judicatura es un 'golpe fuerte' al Congreso)

Sin embargo, el alto tribunal sí mantuvo a la Comisión de Disciplina Judicial que creó la Reforma al Equilibrio de Poderes y que debe reemplazar a la Sala Disciplinaria de la Judicatura. Esto porque el alto tribunal se declaró inhibido para estudiar la demanda contra ese organismo disciplinario.

Ante este panorama, la Sala Administrativa de la Judicatura tendrá ahora que gerenciar todas las reformas que debía llevar el Consejo de Gobierno. Será el gerente de la Rama y tendrá a cargo la elección de los magistrados de la Comisión de Disciplina Judicial, así como llevar a cabo los procesos para elegir por meritocracia a los integrantes del nuevo Tribunal de Aforados.

En este momento la Sala Administrativa de la Judicatura tiene a todos sus seis magistrados en propiedad. La Sala Disciplinaria hoy tiene también a todos sus magistrados, pero cuatro de ellos son en provisionalidad y tres en propiedad en sus cargos.

Las razones de la Corte

El magistrado Guerrero pidió tumbar al Consejo de Gobierno porque, además de considerar que viola la autonomía de la Rama Judicial, también se mostró en contra de la designación de tres miembros permanentes para integrar a este organismo (en total son 9 integrantes). 

Guerrero sostiene que son personas externas a la Rama, que no conocen su funcionamiento, que tienen un perfil técnico y, además, que no son abogados.

Y agrega que por razones de cargas laborales los miembros permanentes tendrán más tiempo en la administración de la Rama que los mismos presidentes de las altas cortes, lo que estaría generando una “asimetría en la información” en el manejo de la justicia.

En ese sentido, señala que ese Consejo no tendría la idoneidad para elaborar las listas de candidatos de las que tanto la Corte Suprema de Justicia como el Consejo de Estado eligen a sus miembros.

En este momento, el Consejo de Gobierno está en el congelador por dos medidas cautelares dictadas por el Consejo de Estado. Esto, en la práctica, ha frenado todos los efectos de la reforma, pues el nuevo órgano debía haber puesto ya en marcha los procesos de meritocracia para integrar el nuevo tribunal de aforados (que reemplazará a la polémica Comisión de Acusación) y al Consejo Disciplinario Judicial, que reemplaza a la Sala Disciplinaria de la Judicatura.

Congreso empieza a hablar de constituyente

Desde el Congreso se escucharon este miércoles varias voces inconformes con la decisión de la Corte Constitucional, pero que, a la vez, acataban el sentido del fallo.

El senador de ‘la U’ Armando Benedetti, quien fue coordinador ponente del equilibrio de poderes, aseguró que la decisión del alto tribunal es una sustitución de las facultades del Legislativo.

“Con este desequilibrio de poderes hay que empezar a hablar de una Constituyente, pero no para reparar los entuertos de la paz, sino para volver a equilibrar el Estado”, precisó.

Una opinión similar tuvo el senador de Cambio Radical Carlos Fernando Motoa, quien dijo que este tipo de fallos son como una señal para que el Congreso no legisle sobre ciertos temas judiciales.

Según el criterio de la Corte Constitucional, el Congreso no puede tramitar ni aprobar ninguna reforma en materia de justicia”, aseguró.

El presidente del Congreso, Luis Fernando Velasco, advirtió que esta decisión golpea directamente el funcionamiento del Congreso y, a pesar de que se respeta y acata la decisión, a su juicio queda un mal precedente.

“Es un mensaje de la Rama Judicial, muy claro, diciendo que el Congreso no puede meterse en nada que tenga que ver con la administración de los recursos de la Justicia”, enfatizó.

Y la senadora Claudia López, de la Alianza Verde, fue más allá y precisó que este fallo “declaró a la rama judicial intocable y a sus magistrados inmodificables”.

JUSTICIA