Freno a Farc en la Corte no cierra puerta para que envíen concepto

Freno a Farc en la Corte no cierra puerta para que envíen concepto

Guerrilla podrá enviar sus argumentos jurídicos sobre la demanda del exfiscal por acuerdos de paz.

Freno a Farc en la Corte no cierra puerta para que envíen concepto
2 de mayo de 2016, 10:34 pm

Después de dos semanas de admitir la revisión de la demanda del exfiscal Eduardo Montealegre, que pretende “blindar los acuerdos de paz”, la Corte Constitucional pidió a las Farc por segunda vez en 22 años un concepto jurídico que aporte al proceso.

La primera vez que lo hizo fue en 1993 cuando el magistrado Alejandro Martínez pidió a esa guerrilla que se pronunciara sobre los acuerdos de Ginebra en materia de Derecho Internacional Público. (Lea también: Corte estudiará concepto de Farc en demanda para blindar acuerdos)

La Corte de ese entonces estaba haciendo la revisión constitucional del Protocolo II Adicional de los Convenios de Ginebra de 1949. La idea de la Corte era conocer ciertos conceptos de la guerrilla sobre Derecho Internacional Humanitario, Humanización de la guerra, delitos políticos, etc.

En su momento, el trato del Gobierno con la guerrilla pasaba por un periodo de transición importante tras el cambio de Gobierno entre el saliente presidente César Gaviria y el de Ernesto Samper, y aunque hubo intentos de acercamientos, el escándalo conocido como 'el proceso 8.000' terminó por apagar las intenciones.

En aquella ocasión, según dijo a ELTIEMPO.COM el abogado constitucionalista Hernán Olano, esa guerrilla no presentó su argumentación. De hecho, se alejó del gobierno de Samper por considerarlo ‘ilegítimo’.

Dos décadas después la demanda de Montealegre vuelve a poner a la guerrilla en una escena judicial que los obliga a ofrecer disculpas públicas, como ordenó en marzo pasado el Consejo de Estado, a dar explicaciones sobre sus actuaciones o, como en este caso, a mostrar sus argumentos jurídicos.

La demanda de Montealegre pretende que la palabra ‘acuerdo’ sea interpretada por la Corte como un tratado internacional o tratado de paz que no solo tenga fuerza vinculante para todas las instituciones sino que haga que lo que se acuerde en La Habana no pueda ser modificado ni siquiera por una iniciativa popular –como un plebiscito o un referendo-.

Esto, en teoría, sería contrario a la posición que el Gobierno siempre ha mostrado de validar lo acordado en La Habana a través de un plebiscito que refrende o rechace los acuerdos de paz con las Farc.

El Gobierno siempre buscó la ratificación popular porque contar con una mayoría interesante hubiese catapultado al presidente Juan Manuel Santos como una figura trascendental de la historia de Colombia. Sin embargo, cuando ve que los índices de popularidad no son tan altos y que el proceso de paz está un tema que divide, entonces, para mi, es cuando apoya la demanda del exfiscal”, explica Olano.

El pedido de la Corte no fue bien recibido y de hecho ya obtuvo el primer frenazo del Gobierno con el pronunciamiento del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien aseguró que “mientras esos señores no dejen las armas y no se desmovilicen no vemos conveniente que vayan a la Corte Constitucional”.

Por ahora lo único claro es que las Farc parecen estar dispuestas a responder a la petición de la Corte Constitucional poniendo, quizás sobre la mesa, su propuesta de refrendar los acuerdos a través de una Asamblea Constituyente.

El jefe de la delegación de paz de la guerrilla en La Habana, ‘Iván Márquez’, agradeció al magistrado Jorge Iván Palacio, quien estudiará la demanda.

Además aseguró que “elevar al rango de Acuerdos especiales los Acuerdos de La Habana constituye la vía más expedita para garantizar su seguridad jurídica”. 'Márquez' también indicó que el tema se está tratando en la mesa de negociación como una “posibilidad” de anticipar la terminación del conflicto. 

Y añadió, en respuesta al ministro Cristo:

El jefe guerrillero Pastor Alape, también se pronunció en su cuenta de Twitter y afirmó que "la paz para que sea estable y duradera se construye con todas la voces, la bilateralidad juega, coherente decisión de la @CConstitucional".

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia Jaime Arrubla, en diálogo con ‘La W radio’, tildó de "incoherente" el pedido de la Corte afirmando que es un “despropósito” que los acuerdos se eleven a una categoría de tratado internacional y que las Farc no tienen una personería jurídica para que eso se pueda hacerse.

Viviana Manrique, exviceministra del Interior y procuradora judicial para asuntos electorales, también se pronunció en la red social Twitter. En varios tuits Manrique cuestionó que se haga el pedido “basado en un acuerdo que todavía no existe” y preguntándose “¿qué pasó con el marco jurídico para la paz?”.

El Procurador Alejandro Ordóñez también se sumó a las críticas y dijo a 'Caracol Radio' que mientras las Farc continúen delinquiendo no pueden tener derechos políticos. 

"Tengo que conocer el auto de la Corte, pero es indudable que mientras ellos no se reintegren a la vida civil pues tienen limitaciones en el ejercicio de sus derechos políticos", afirmó. 

Pese al revuelo de la petición por parte de la Corte, según Olano los conceptos que piden los magistrados -que de hecho están abiertos para el Gobierno y la ciudadanía- no son vinculantes, sino una forma de tener el panorama de personas involucradas o quienes quieran tener algún tipo de contribución al proceso.

“Esto tiene que ver con las diferencias entre tratado y acuerdo. El tratado siempre corresponde al derecho público internacional mientras que un acuerdo puede ser tanto de ese como del derecho público interno, pero en el primer caso no sería necesaria una ratificación mediante acción popular”, explica Olano.

El constitucionalista también afirma que el acuerdo no puede verse como algo “malo”.

Colombia por tradición ha sido un país de acuerdo porque nuestros conflictos siempre han sido internos. Y en esa medida no es raro que la paz terminé firmándose bajo esa figura. La otra cosa es que un tratado le da un estatus de beligerancia a las Farc y eso las volvería sujetos de derechos internacional que no me parece viable a este punto”, indicó Olano.

CINDY A. MORALES
Subeditora ELTIEMPO.COM
cinmor@eltiempo.com
Twitter: @CinMorAleja