Un libro para proyectar a Medellín hacia el mañana

Un libro para proyectar a Medellín hacia el mañana

El trabajo consiste en una visión sobre la ciudad que se debe tener en el año 2040.

Un libro para proyectar a Medellín hacia el mañana
22 de abril de 2016, 02:49 pm

En el Museo de Antioquia se realizó ayer la presentación de Medellín, el alma del Centro, un libro escrito por los arquitectos Luis Fernando Arbeláez y Pedro Pablo Peláez, miembros del Grupo UR que adelanta diferentes estudios urbano-regionales en la ciudad.

La publicación, que contó con el trabajo de la editorial Unaula, realiza una mirada al centro de Medellín y a la importancia histórica que este tiene en materias social y cultural para la ciudadanía.

Se trata de la interpretación hecha por dos urbanitas que hacen un esfuerzo por diseñar un modelo local urbanístico de cómo debe ser el Centro de la ciudad en el año 2040.

Para esto, se atreven a proponer una serie de intervenciones que deben realizar los mandatarios (el actual y los próximos) en cuanto a obras, infraestructura, sostenibilidad ambiental, movilidad y transporte, entre otros ámbitos de interés público.

Pedro Pablo Peláez, egresado y docente de la Universidad Nacional, sede Medellín, afirmó que “el libro es el fruto de observar las problemáticas urbanas del Centro y pensar este lugar con continuidad en el tiempo”.

Por su parte, Luis Fernando Arbeláez, arquitecto egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana y docente de la Universidad Nacional –sede Medellín–, conversó con el diario EL TIEMPO sobre el proceso de elaboración del libro y su mirada particular de la ciudad.

¿Cuál es el tema central del libro?

A partir del significado cultural del centro de Medellín, lo que el libro propone es que no hay que mirar el Centro como una unidad cerrada, sino que este se intercomunica con los barrios de la ciudad a través de grandes corredores. Por esta razón, muchos de los centros culturales locales, las instituciones estatales y las empresas nacen en el Centro.

¿De qué forma contribuye al desarrollo de la ciudad?
Medellín, el alma del Centro busca generar una discusión y que las ideas allí plasmadas contribuyan al modelo de ciudad que necesitamos hacia el futuro. No tiene un compromiso con entes estatales, sino que es una visión libre de lo que es el Centro. Esta alcaldía tiene como prioridad actuar allí. Por ende, es una guía de algunas obras que han de realizarse allí. Estas deben tener sinergia unas con otras.

¿Cuáles son sus objetivos?

La pretensión es que sea un libro abierto, para los que caminan y viven la ciudad. Emplea fotografías y planos locales, a fin de mostrar los cambios que ha tenido esta urbe y los que serán necesarios mañana.

Hay que agregar que Arbeláez y Peláez incluyeron fotos de otras ciudades como referencia para las posibles intervenciones que, consideran, serían de gran valor en Medellín.

¿Cómo percibe a Medellín en el año 2040?

Tenemos que marchar hacia una ciudad sostenible y, para llegar a eso, debemos consolidar la Medellín que tenemos hoy. En el tema de movilidad, por ejemplo, avanzar a una ciudad en la que el peatón tenga la prioridad, tal como lo anuncia el Plan de Ordenamiento Territorial. Hay que darles nuevos espacios a las bicicletas, pero también tiene que haber un lugar sagrado en el Centro, que sea de uso exclusivo para los peatones. Los vehículos particulares han de desaparecer del Centro para cumplir con estos objetivos. La ciudad necesitará espacios en los que el caminante urbanita sea el rey. 

LUIS CARLOS PADILLA BERRÍO
EL TIEMPO
Medellín