Reparos de Fundación Baltasar Garzón al acuerdo de víctimas

Reparos de Fundación Baltasar Garzón al acuerdo de víctimas

Señala que no hay claridad sobre las formas de participación que tendrán las víctimas.

Reparos de Fundación Baltasar Garzón al acuerdo de víctimas
14 de abril de 2016, 02:42 am

El acuerdo de víctimas y justicia transicional que se firmó con las Farc el 15 de diciembre, en Cuba, aún sigue generando controversia.

Así lo deja ver el informe ‘El quinto acuerdo de La Habana, análisis y recomendaciones para la implementación’, elaborado por la Fundación Internacional Baltasar Garzón (Fibgar), en el que se incluyen varios reparos al acuerdo.
Si bien el documento reconoce los adelantos que se han logrado en La Habana, señala que no están claros los espacios para la participación de las víctimas.

De acuerdo con Garzón, asesor de la Corte Penal Internacional, aún no están bien definidos los mecanismos de consulta y participación mediante los cuales las víctimas contarán su versión sobre la guerra.

Igualmente, la Comisión de la Verdad, a la hora de definir su mecanismo de funcionamiento, “deberá tener muy en cuenta que la centralidad puede convertirse en causa de rechazo por parte de las comunidades y organizaciones territoriales y, por ende, suponer un fracaso, por lo que deben tenerse muy en cuenta las regiones”, advierte.

Por su parte, Heidi Abuchaibe, docente e investigadora de la Universidad Externado y autora de uno de los capítulos del documento, manifiesta su preocupación ante la posibilidad de que se revivan las antiguas versiones libres del paramilitarismo, en las que el victimario hacía un relato exhaustivo y detallado de los hechos, pero “había poco espacio para que la víctima confronte esa verdad que está siendo reconstruida”.

“Igualmente, se tiene gran preocupación sobre la inclusión en la Jurisdicción Especial para la Paz de aquellos que no reparen, ni aporten verdad, ya que esto sería dar un tratamiento diferencial a quien no colabora”, apuntó como coautora del informe la representante a la Cámara Clara Rojas, quien estuvo secuestrada por las Farc.

Al igual que en la Ley de Justicia y Paz, quienes no colaboren “deberán ser excluidos de la jurisdicción especial y pasar a responder por sus delitos”, dijo. No obstante, el informe resalta que en el acuerdo primó la búsqueda de la verdad y la reparación por encima de la pretensión de aplicar condenas extensas.

EL TIEMPO