'Equilibrio de poderes pone en juego autonomía de la rama judicial'

'Equilibrio de poderes pone en juego autonomía de la rama judicial'

Senado y Procuraduría respaldan la reforma. Corte Suprema dice que el Congreso se extralimitó.

'Equilibrio de poderes pone en juego autonomía de la rama judicial'
30 de marzo de 2016, 05:25 am

 Luis Fernando Velasco, presidente del senado, fue el primero en intervenir en la audiencia pública para el análisis de la reforma al equilibrio de poderes. Velasco defendió el acto legislativo que promueve la reforma argumentando que se trata de una reforma que regresa la Constitución “al equilibrio original de 1991 al eliminar figuras ajenas al modelo inicial”.

Según Velasco, "la reforma también reconoce la necesidad de darle un trato diferente a la investigación penal y disciplinaria para concretar su juicio”, además, indica que implementa una reingeniería de las funciones del Consejo Superior de la Judicatura creando dos instituciones: una para la administración de la rama y otra para la disciplina que debe aplicarse a jueces y abogados del país. Y agrega, la reforma “no sustituye la Constitución, por el contrario refuerza los principios que defienden la carta de 1991".

El procurador general Alejandro Ordóñez coincidió con el presidente del Senado y expuso en su intervención las razones por las que cree que la reforma no afecta "de ninguna manera” la Constitución. El Procurador destaca que el reajuste se hace con el objetivo principal de generar un equilibrio que permita una mejor relación de las tres ramas del poder público. (Lea también: Voces que piden a Corte mantener el equilibrio de poderes son mayoría)

Ordóñez reconoce que en “los dos núcleos” de la reforma, la administración de la justicia y el sistema de investigación de altos funcionarios, está involucrada la autonomía judicial, pero cree que “no se evidencia una sustitución de ese principio y que la simple modificación no supone una anulación de la autonomía y de la separación de poderes”.

Por el contrario, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Margarita Cabello, criticó duramente la reforma. Cabello hizo énfasis en tres puntos que considera evidencian cómo se desbordó el poder del legislativo y la pérdida de autonomía que la reforma supone para la rama judicial.

Cabello argumentó que el poder legislativo se extralimitó al haber sustituido “el orden constitucional a sabiendas de que no tenía soberanía plena para ello”. Dijo que el exceso se presentó con la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura y la sustitución por un órgano “sustancialmente diferente” y en la elaboración de normas que modifican el sistema de investigación y juzgamiento de altos funcionarios de la rama judicial. “Se considera que el Congreso con la creación del Consejo de Gobierno Judicial afectó un pilar fundamental referido a la organización del Estado”.

La recién elegida presidenta de la Corte Suprema concluyó que asumir esta reforma y la supresión del Consejo Superior de la Judicatura podría dar pie para que el legislativo, en el ejercicio de una reforma constitucional, elimine, por ejemplo, la Corte Suprema de Justicia cuyo nacimiento lo estableció la Constitución del 91 “so pretexto de modificar sus funciones”.

JUSTICIA
Justicia@eltiempo.com