Esta es la carta que hizo renunciar al presidente de Bancolombia

Esta es la carta que hizo renunciar al presidente de Bancolombia

Su hija le pidió que le dedicara más tiempo a su familia y a sí mismo, ante quebrantos de salud.

Esta es la carta que hizo renunciar al presidente de Bancolombia
14 de marzo de 2016, 12:06 pm

Carlos Raúl Yepes Jiménez, quien ocupó por cinco años la presidencia de uno de los bancos más importantes del país, dio a conocer la decisión de su renuncia el pasado 8 de marzo debido a razones personales y familiares.

El detonante fue una carta que su hija mayor le escribió en septiembre del año pasado, lo que lo llevó a cuestionarse sobre sus prioridades en la vida: su familia, su salud, tener una vida tranquila como cualquier otra persona, sin privarse de lo cotidiano, lo simple o lo básico.

Esta es la carta completa:

‘Les estás regalando tu vida a los demás’

Papá:
Te voy a decir lo que pienso así no lo compartas, pero me corresponde a mí como tu hija, que te ama decírtelo. Tu cuerpo te está hablando de mil maneras, no tiene otra forma de expresarse y de decirte que no más, que le das demasiado duro. Tú no tienes la condición física para llevar el estilo de vida que llevas, tú necesitas una vida más tranquila sin tanta presión ni responsabilidad, por eso para mí la solución, la única, es que des un paso a un lado. Soy consciente de las implicaciones que esto tendría, pero siento desde el fondo de mi corazón que es la decisión más sabia que podrías tomar.

Yo sé que amas lo que haces. Amas aportarle y transformar la sociedad, pero tu familia te necesita por encima de todo y de todos. Siento que puedes seguir haciendo cosas grandes desde otro ámbito, la solución no está en cambiar, ya has demostrado que no eres capaz, es tu forma de ser, eres responsable, disciplinado y eso no te permite llevar las cosas de otra manera, no necesitas más señales, han sido suficientes.

Les estás regalando tu salud a los demás, al mundo, a la sociedad. Yo quiero tener papá por mucho tiempo, quiero que me veas graduar, que me entres a la iglesia, que cargues a mis hijos y para eso necesito que te cuides. Tú mismo te has demostrado que en los momentos en los que te cuidas y llevas una vida normal tu cuerpo te lo agradece.

No te dejes envolver por ese nivel de trabajo, ya lo hemos vivido, te enfermas, te alivias; te sientes que eres capaz de exigirte más de la cuenta y vuelves y te enfermas porque es demasiado para ti.

Te digo todo esto porque te amo con toda mi alma y mi corazón y pienso en tu bienestar por encima de todo. Espero que no haya necesidad de decirlo una vez más, porque si toca, lo haré hasta que algún día entiendas el fondo de mi mensaje, que no es solo mío, sino el que todas las personas que te amamos te hemos tratado de transmitir hace mucho tiempo. Hay muchísimo que reflexionar. Te amo

María Luisa.

ECONOMÍA