'Saqueo casi siempre queda impune': Red de Veedurías

'Saqueo casi siempre queda impune': Red de Veedurías

Pablo Bustos Sánchez, cabeza de la entidad, habla del robo de recursos destinados para temas claves.

'Saqueo casi siempre queda impune': Red de Veedurías
14 de marzo de 2016, 03:04 am

Pablo Bustos Sánchez, presidente de la Red de Veedurías, asegura que el saqueo de dineros de regalías tan importantes como las del agua se ha mantenido por la ausencia de controles que permitan prevenir el detrimento.

¿Por qué se pierde tanto dinero para el agua?

Es importante que la Contraloría se ocupe del análisis profundo de la descomposición en materia de recursos públicos a nivel local. Uno de los principales focos de corrupción en el país está en las municipalidades y en recursos estratégicos como los del agua. A esto se suma la inoperancia de los órganos de control que diagnostican, pero no adoptan las medidas tendientes a evitar que ese fenómeno se dé de manera recurrente. Tampoco logran sancionar a los responsables ni la retribución del daño económico en los casos concretos que ha detectado la misma Contraloría. Existe un saqueo que ha quedado impune, y no se han dado las suficientes acciones contra estos funcionarios.

Regiones con fuertes sequías como La Guajira o Meta son las que más pierden estos recursos...

En estos casos encontramos una alta politización del manejo de los recursos locales. Tenemos altos niveles de impunidad, logrados a través de manejos clientelistas. Hay un olvido del Estado frente a esas localidades que terminan siendo la caja menor de las prácticas clientelistas y burocráticas. En estas zonas, la corrupción se oculta bajo la justificación de que la falta de agua obedece a fenómenos naturales inmodificables, pero muchas veces la crisis se debe a la falta de acción de las autoridades administrativas.

¿Se debería modificar el sistema de regalías para evitar pérdidas?

El manejo de recursos de regalías tiene fallas estructurales que no han sido conjuradas de manera seria y rigurosa. Se ha saltado de un manejo central y responsable a un manejo regional sin control. No se han armonizado las políticas públicas nacionales con las locales ni se ha aislado el fenómeno clientelista y político en la toma de decisiones de esos recursos. Muchas veces, esos dineros se usan para todo menos para lo que se necesitan en todos los sectores, como educación, vivienda y agua.

¿Cuál sería el sistema de regalías más óptimo?

Un sistema mixto que busque la representación real –más que política– de las comunidades. Se debe potenciar el papel de las veedurías, de forma que la ciudadanía, y no los políticos, decida el destino de esos recursos y tenga control directo de las obras que se construyen.

JUSTICIA