Colegios no pueden realizar pruebas de toxicología a los estudiantes

Colegios no pueden realizar pruebas de toxicología a los estudiantes

El alto tribunal consideró que se vulnera el derecho a la intimidad.

Colegios no pueden realizar pruebas de toxicología a los estudiantes
25 de febrero de 2016, 12:23 pm

La Corte Constitucional ordenó que los colegios no pueden exigir pruebas toxicológicas a sus estudiantes, en contra de su voluntad en caso de ser adultos, o la de sus representantes legales en caso de ser menores de edad.

El alto tribunal revisó el caso de un estudiante, de 18 años, y de otros compañeros a quienes un colegio de Tabio, en el 2015, ordenaba una prueba toxicológica al encontrar supuestos indicios sobre posible consumo de sustancias prohibidas.

Al estudiar el caso, la Corte Constitucional consideró que “se vulneró el derecho a la intimidad del estudiante al exigirle de manera obligatoria la realización de exámenes de toxicología, presionándolo para su entrega con la amenaza de no poder asistir a las clases” y señala que: “obligar a estudiantes mayores de edad con capacidad a practicarse pruebas y exámenes de este tipo, sin su aquiescencia, implican una intromisión indebida en la esfera íntima del individuo”.

En el fallo además se ordena que el estudiante continúe su proceso de formación en la jornada nocturna, como aquella adecuada a su situación de mayoría de edad, y pide implementar medidas para prevenir el matoneo, la intimidación o la exclusión del accionante por parte de sus compañeros, profesores u otros miembros de la comunidad educativa.

Además solicita evaluar la situación de riesgo o amenaza a la seguridad personal de los estudiantes, quienes denunciaron ser víctimas de amenazas de muerte e intimidaciones a través de la red social Facebook, en la que se les identificaba como consumidores de drogas y se les advertía sobre no ir a ciertos lugares del municipio.

Para junio de 2015, la institución le dice a la madre del menor que el joven no puede continuar en la jornada diurna porque ya era mayor de edad, por incumplimientos al manual de convivencia y por posible consumo de estupefacientes y le dieron la opción de matricularse en la jornada nocturna.

Sin embargo, la Defensoría solicitó negar esa petición por poner en peligro su integridad y argumentó vulneración del derecho a la educación y al derecho a la intimidad del estudiante al exigirle de manera obligatoria la realización de exámenes de toxicología y presionándolo con la amenaza de no poder asistir a las clases.

La Corte Constitucional compulsó copias a la Fiscalía Seccional de Zipaquirá Cundinamarca para verificar la amenaza y riesgo del estudiante y estudiar si es necesario otorgar una medida de protección.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com