Un café especial y con un precio que logró establecer un récord

Un café especial y con un precio que logró establecer un récord

Emprendedores colombianos ganaron cupo para asistir a competencia mundial en Irlanda.

Un café especial y con un precio que logró establecer un récord
14 de febrero de 2016, 11:35 pm

El amor por el café, así como el que nació entre ellos, hizo que Elisa María Madriñán, cofundadora y directora de Mercadeo y Comunicación, y Felipe Sardi Aristizábal, cofundador y director financiero, crearán La Palma & El Tucán, un proyecto empresarial que hoy se muestra como un caso de éxito en el país.

Felipe Sardi habló con EL TIEMPO para compartir su experiencia como emprendedor y los logros de esta próspera compañía nacional que ya hace presencia en el extranjero, y que el viernes pasado ganó el primer puesto del campeonato de Brewers Cup en Dinamarca con su café y le permitió a su cliente calificar al mundial en Irlanda (Dublín), que será en junio de este año.

¿Hace cuánto comenzaron y puntualmente en qué consiste esta iniciativa?

El proyectó comenzó hace 5 años con el compromiso de retar lo que hasta ahora se ha hecho en el país en términos de producción, procesamiento y comercialización de cafés especiales. La Palma & El Tucán tenía el objetivo de establecer un modelo de caficultura de impacto, incluyente y de valor compartido que tuviera especial énfasis en la experimentación con procesos de fermentación, para producir y exportar café verde a los mercados más sofisticados del mundo.

Les apostamos a dos categorías de producto: variedades de café no tradicionales sembradas en nuestra finca en Zipacón (Cundinamarca) y variedades de café tradicionales sembradas por nuestros vecinos caficultores, pero procesadas por nosotros. Teníamos claro que el éxito era lograr el equilibrio entre una buena genética, un microclima y suelo con condiciones ideales, y unos procesos de beneficio diferentes que lograran tazas de café con perfiles únicos.

¿Cuáles han sido los mayores logros?

Estamos convencidos de que uno de nuestros mayores logros ha sido poder incorporar dentro de nuestro modelo productivo y de comercialización a más de 100 familias caficultoras de la zona de influencia del proyecto, y generar condiciones prósperas que le devuelvan la rentabilidad a la actividad cafetera.

Con este proyecto hemos hecho una labor que integra a las familias caficultoras tradicionales de la región bajo un modelo de compra diferente, en el que el caficultor nos vende su café en cereza en el árbol.

A cambio, el proyecto aporta su propia cuadrilla de recolección, el transporte y ofrece primas por calidad y fidelidad que les permiten a los caficultores lograr precios de venta 50 por ciento por encima de los que recibe por café pergamino en puntos de venta local. Este año estamos incorporando una nueva prima social, con la que aspiramos a aumentar el impacto en nuestra región para aquellos caficultores comprometidos con trabajar en equipo con nuestro proyecto.

Así mismo, probamos que en nuestro país, como fruto de la disciplina y la innovación, se pueden conseguir cafés con atributos muy especiales que compiten en valor con los mejores cafés del mundo. Hace pocos meses vendimos 55 libras de un café muy especial (variedad Bourbon) que alcanzó el precio más alto en la historia de Colombia, 182 dólares por libra en verde, y que hoy están utilizando tostadores internacionales para concursar en los campeonatos más importantes de la industria de cafés especiales.

¿A qué países están exportando?

Comenzamos con Estados Unidos, que era el mercado más conocido por nosotros y en el que podíamos establecer relaciones directas con tostadores, ofreciendo un servicio de exportación e importación que nos permitía controlar toda la cadena y asegurarnos de que la experiencia de La Palma & El Tucán no se quedara en el puerto de salida. Para el segundo año ya exportábamos a Europa y Australia, y para el tercero a Taiwán y Canadá.

¿Qué viene para la compañía?

Queremos replicar nuestro modelo en otras zonas del país donde identifiquemos una oferta ambiental muy atractiva para la siembra y procesamiento de cafés especiales y una comunidad de pequeños caficultores comprometidos con la calidad y el medioambiente, con quienes nos interesa mucho trabajar.

ECONOMÍA