Santa Fe goleó 3-0 a O. Petrolero y está en grupos de la Libertadores

Santa Fe goleó 3-0 a O. Petrolero y está en grupos de la Libertadores

Yerry Mina fue la gran figura del partido con dos goles. Antony Otero anotó el otro.

12 de febrero de 2016, 12:27 am

Yerry Mina entró al área rival como un camión, como un tren, pero silencioso. Nadie en Oriente Petrolero se percató de su presencia imponente. Dos veces apareció allí, sigiloso, letal, con dos cabezazos certeros, con dos goles que abrieron la victoria de Santa Fe (3-0), con la que ratificó la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores. (Mire las mejores imágenes del partido).

Si en Bolivia Santa Fe ya había ganado 1-3, el partido de Bogotá tenía que ser de trámite. No quería sorpresas y, mucho menos, angustias, y no las tuvo. Sin embargo, pese a la ventaja que tenía, su estrategia fue la de atacar, la de imponerse al rival, la de jugar como si el resultado fuera adverso, como si hubiera necesidad, aunque no la había.

Con esa tranquilidad controló a un rival inferior, cuya timidez, evidente en el juego de ida, debió llegar con el equipo en el equipaje a Bogotá. Fue un equipo plano, quizá con ambición, pero sin posibilidades.

Dos tiros de esquina cobrados desde el sector de occidental, idénticos, permitieron sentenciar la serie en la primera parte. Ambos de Seijas, ambos buscando a esa torre negra, que se encontró en extraña soledad en el área y no perdonó.

En el primer cobro, cuando iban 33 minutos, Mina ni siquiera tuvo que elevarse, ni sacar provecho de sus 1,93 m de estatura. Al contrario, tuvo que inclinarse un poco, algo incómodo, para conectar un balón que descendía, mientras el defensor, el encargado de atajar a Mina, quedó impávido, desconcertado, tal vez asustado, y solo reaccionó con el primer grito de gol del zaguero.

El primer festejo ratificó que Santa Fe no iba a pasar sustos. Que su trámite a la fase de grupos era cuestión de minutos. Pero, por si las dudas, Mina reapareció en el arco rival, como en una repetición del primer gol: el mismo ángulo, el mismo centro, el mismo letargo de una defensa congelada. Solo varió que esta vez, cinco minutos después, Mina sí se elevó, saltó un poco para mirar desde arriba a sus rivales y encontrar la pelota, que de nuevo fue camino a la red. Fue el segundo gol, y la clasificación ya estaba más que asegurada, con una fórmula añeja de Santa Fe, la de la pelota quieta.

El propio Mina lo recordó, como para que sus futuros rivales le presten más atención. “Siempre lo trabajamos, somos fuertes en eso y seguiremos trabajándolo para lo que viene”, dijo al final del partido, del que fue la gran figura. No solo del partido, sino de la serie.

Mina ya había anotado un gol en Bolivia, en la ida. Por supuesto, fue de cabeza, tras un tiro libre. Se convirtió entonces en el gran artífice y goleador del paso cardenal al grupo 8 de la Copa Libertadores, en el que están Cerro Porteño, Corinthians y Cobresal. Los bolivianos aún se deben estar lamentando por su frágil marca, por no ponerle una barrera de contención a esa locomotora.

Esa misma defensa, tan vulnerable, tan pálida, tan estática, sufrió uno y otro ataque cardenal, no solo en los tiros de esquina, en los que los defensores no quisieron ya ni parpadear –todos detrás de Mina–; también en cada ataque en velocidad, siendo Sergio Otálvaro uno de los más insistentes por encontrar el tercer gol. Los espacios fueron enormes. Entonces llegó. Así, en velocidad. El joven Antonhy Otero recibió un pase profundo y con un remate cruzado amplió el lapidario marcador, 3-0.

Santa Fe prometió ser protagonista de la Copa y en el arranque no defraudó. Clasificó y el martes ya tendrá un nuevo reto, contra Cerro Porteño, en Bogotá. Mina ya debe estar preparando toda su artillería.

Síntesis

Santa Fe: Robinson Zapata; Sergio Otálvaro, Yerry Mina, William Tesillo, Leyvin Balanta; Yeison Gordillo, Baldomero Perlaza (m.46. Antony Otero), Juan Daniel Roa (m.74, Yulián Anchico), Luis Manuel Seijas; Jonathan Gómez (m.63, Omar Pérez) y Carlos Ibargüen.
DT: Gerardo Pelusso.

Oriente Petrolero: Marcos Argüello; Carlos Añez, Ronald Raldes, Mariano Brau, Marvin Bejarano; Pedro Azogue, Marcel Román, Emiliano Romero (m.46, Alcides Peña), Alejandro Meleán: Gualberto Mojica (m.62, Mauricio Saucedo), José Castillo (m.70, Sergio Almirón).
DT: Xabier Azkargorta.

Goles: 1-0, m.32: Yerry Mina. 2-0, m.38: Yerry Mina. 3-0, m.73: Antony Otero.

Arbitro: El peruano Víctor Carrillo amonestó a Pedro Azogue y Marcel Román.

Incidencias: partido de vuelta de la primera fase de la Copa Libertadores jugado en el estadio El Campín de Bogotá.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET