Instituto de Bienestar Animal protegería a 90.000 perros callejeros

Instituto de Bienestar Animal protegería a 90.000 perros callejeros

Toma impulso la creación de la entidad, que tendría una inversión de 100.000 millones en 4 años.

Instituto de Bienestar Animal protegería a 90.000 perros callejeros
11 de febrero de 2016, 03:04 am

Solo en Bogotá, la Secretaría Distrital de Salud (SDS) proyecta que para el año 2016 la población canina podría ser de 903.573 perros, según el estudio ‘Dinámica poblacional canina y felina’, realizado con base en la metodología propuesta para el país por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

De esa cantidad, se calcula que de cada 100 perros de la ciudad que tienen vivienda, 38 de estos deambulan por las calles; dato que indica que existen animales identificados como callejeros, que en realidad tienen un hogar, pero con propietarios irresponsables.

El número de perros callejeros puede ser cercano al 10 por ciento de la población estimada. Según expertos de la SDS, para el 2016 podría estimarse que esta población será cercana a los 90.000 ejemplares, siendo las localidades de Kennedy (16.000), Usme (15.000), Suba (12.000), Engativá (10.000) y Ciudad Bolívar (7.000), las de mayor proporción de población de canes vagando por sus calles.

Por realidades como esta es que el Distrito creará el Instituto de Bienestar Animal, que reunirá a todas las organizaciones animalistas. La idea es direccionar, desde un solo lugar, las acciones para mejorar las condiciones de los animales desprotegidos. Así lo anunció el nuevo secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales, quien explicó que el proyecto surgió del equipo de campaña del alcalde Enrique Peñalosa.

Unas cuarenta organizaciones ya se han adherido a esta iniciativa y se sabe que, en un primer momento, las oficinas de este instituto funcionarán en la sede de la Secretaría de Salud. “Esta institución debe ser autónoma, de carácter mixto, sin ánimo de lucro. Debe estar conformada por el Distrito, Medio Ambiente y Salud, las universidades que tienen carreras de veterinaria y la comunidad interesada”, dijo Morales.

Según el funcionario, esta institución tendrá una junta directiva que se encargará de vigilar, definir y adoptar toda la política de bienestar animal en Bogotá, a través de unos comités especializados en temas de fauna silvestre, animales domésticos, esterilización y adopción y control, esta última por parte de Zoonosis. “Todo esto funcionará a través de una institución pública y no de forma fragmentada en dos secretarías, como pasa en este momento”, dijo Morales.

Infraestructura

La infraestructura para que la iniciativa progrese será, una parte la ya existente, como el Centro de fauna silvestre que funciona en Engativá y otras sedes que se montarán a corto plazo como un centro para animales domésticos que actualmente no existe.

“Esta es una novedad. Se construirá en un lote que está ubicado entre Bogotá y Funza, cerca del parque La Florida. Ya se tienen los dineros para esa construcción y la dotación”, dijo Morales. Este punto será solo de bienestar animal.
También se busca especializar la labor de Zoonosis en funciones más técnicas, como la vacunación, la detección de animales con rabia u otras enfermedades que afecten a los humanos, y la esterilización de gatos y perros. “Hoy sus instalaciones no son las adecuadas como centro de protección. Para esto último, queremos copiar un modelo de Medellín que se llama La Perla, un lugar para animales abandonados que necesitan de un tratamiento especial. Ahí es donde las universidades jugarían un papel muy importante”, dijo el secretario.

Lo otro novedoso es la puesta en marcha de unidades móviles, que estarán circulando por todas las localidades de Bogotá y que podrán llevar a cabo procedimientos como cirugías y atención prioritaria. Está por definirse cuántas empezarán a trabajar en la primera etapa del proyecto.

A eliminar barreras

El Secretario de Salud se comprometió a comenzar un proceso para eliminar las barreras de acceso que hoy existen en la ciudad cuando una persona demanda atención veterinaria.

Para ello, se trabajará de la mano con la policía ambiental y ecológica, que contaría con la coordinación del nuevo instituto. “Con ellos fortaleceríamos la línea de atención animal, para que la gente, como un primer paso, reporte las emergencias, el comercio ilegal de especies o el maltrato animal”, advirtió.

Lo que aún no está bien estructurado es la forma de realizar un censo de animales callejeros y domésticos. Por ahora, se avalúa la posibilidad de instalarles chips subdérmicos a aquellos animales que ya hayan sido beneficiarios de un tratamiento. “Eso sería lo ideal, pero hay que evaluarlo”, agregó el funcionario.

El Instituto también estaría a cargo de la formulación de políticas públicas y normas que permitan controlar aspectos como los ataques de perros o su mala tenencia por parte de sus dueños. “Todos estos temas estuvieron al vaivén de si al secretario de turno le gustaba o no lo animalista. Este tema debe tener dirección propia. Sabemos de mucha gente que estaría dispuesta a colaborar”.

La totalidad del proyecto ya está incluido en el Plan de desarrollo y se espera nombrar a corto plazo a quien sería el director del instituto.

Cifras importantes

Durante el 2015 se vacunaron, por parte de la Secretaría Distrital de Salud, 274.477 animales. De estos, 191.563 (70 %) fueron caninos y 82.914 (30 %) felinos.

El programa de esterilización está dirigido a los estratos 1, 2 y 3. En el año 2015 se realizaron un total de 62.654 esterilizaciones gratuitas; de ellas, 30.592 a caninos y 32.062 a felinos.

Las eutanasias han disminuido en un 90 por ciento al pasar de 14.000 en el 2008 a cerca de 1.500 en el 2015.
La adopción se ha fortalecido. Entre los años 2012 y 2015 se entregaron más de 5.000 animales en adopción. Durante el último año (2015), fueron entregados en adopción 997 animales de compañía: 710 caninos y 287 felinos.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO