Corte Penal Internacional pone condiciones para avalar acuerdo de paz

Corte Penal Internacional pone condiciones para avalar acuerdo de paz

Ante OEA, sostiene que evalúan acuerdos con las Farc y expresa preocupación por falsos positivos.

Corte Penal Internacional pone condiciones para avalar acuerdo de paz
10 de febrero de 2016, 10:35 pm

La Corte Penal Internacional (CPI) dejó en claro este miércoles que su aval al acuerdo de paz con las Farc dependerá del tipo de sanciones que se impongan a los responsables de crímenes de guerra y violaciones al Derecho Internacional Humanitario.

La Corte, pese a aceptar que conoce el acuerdo de justicia transicional al que se llegó con las Farc en septiembre del año pasado, se abstuvo de emitir su juicio sobre el mismo salvo para reiterar los estándares mínimos que deberían existir.

El pronunciamiento lo hizo el vicefiscal de la CPI, James Stewart, durante un foro en la OEA al que asistió EL TIEMPO. Stewart dedicó varios minutos para explicar el caso de Colombia y el proceso de paz con las Farc. Así mismo habló de la responsabilidad que tienen todos los países, como Colombia, que son firmantes del Estatuto de Roma y por lo tanto sujetos a la jurisdicción de la CPI.

Stewart arrancó por destacar la importancia del proceso de paz colombiano y su relevancia para la región y el mundo. Pero rápidamente entró en materia al indicar que Colombia seguía bajo el examen de la CPI.

“El proceso de paz es de un gran significado y esperamos que su final sea exitoso. Sin embargo, es un proceso que también debe contemplar asuntos de responsabilidad para los responsables de crímenes de guerra y contra la humanidad”, dijo Stewart, de origen canadiense.

Stewart aclaró que la CPI de momento solo examina preliminarmente la situación y que no existe una investigación para el caso de Colombia que esté en progreso.
Dijo, además, que los estados tienen discrecionalidad a la hora de integrar los mecanismos de justicia transicional con los objetivos del Estatuto de Roma pero siempre recordando que la clave es el establecimiento de penas proporcionales a la gravedad del crimen y con las que se persiga el fin último que es asegurar la no repetición.

“La oficina del Fiscal tiene que quedar satisfecha de que la lucha para acabar con la impunidad en los crímenes más serios se está librando de manera legítima. En lo que respecta a Colombia, la pregunta será si las sentencias impuestas en el contexto del proceso de justicia transicional han servido a este propósito en lo que se refiere a los crímenes más graves”, dijo el vicefiscal.

Y luego añadió: “La respuesta a esta pregunta dependerá del tipo de sentencia que se contemple y esta depende de varios factores entre ellos la gravedad del crimen y el rol de la persona acusada”.

El vicefiscal también expresó la preocupación de la CPI por los llamados “falsos positivos” y dijo que eran uno de los temas centrales en el examen preliminar que hacen de Colombia.

El embajador colombiano Andrés González intervino en la sesión para asegurar que el proceso de paz con las Farc no conducirá a la impunidad e hizo un detallado recuento del tipo medidas reparadoras y sanciones que están contempladas en el acuerdo de justicia transicional.

“El proceso de paz está diseñado para favorecer a las víctimas del conflicto. Y hay que recordar que el mejor remedio para prevenir más violaciones a los derechos humanos es la paz”, dijo González.

Para el embajador es muy importante recordar que este es la primera negociación en la que un grupo guerrillero se somete a un proceso judicial.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsales de EL TIEMPO
Washington
En Twitter @sergom68